España vuelve a quedarse fuera de la “lista verde” y los turistas británicos aún no llegarán

Este jueves, día 3 de junio, el gobierno de Boris Johnson anunció que no se añadirían nuevos países a la lista verde, lo que significa que España sigue en la lista ámbar del sistema semáforo británico. Una circunstancia que obliga a los viajeros a someterse a una cuarentena obligatoria a su llegada al Reino Unido. Además de esta cuarentena, los viajeros deben presentar una prueba PCR negativa antes de volar, y también los días 2 y 8 de la cuarentena.

 

La presencia masiva de turistas británicos en las playas aún tendrá que esperar.

A pesar de que España es uno de los destinos favoritos de los británicos y de que cuenta, en la actualidad, con una de las tasas de incidencia de Covid-19 más bajas en Europa, el Secretario de Salud del Reino Unido, Matt Hancock, dijo a la BBC el jueves: “Tenemos que proteger los progresos que hemos hecho aquí en nuestro país, permitiendo, por supuesto, viajar cuando sea seguro hacerlo”. Este anuncio puede no haber sido lo que la gente esperaba, ya que la tasa de infecciones está disminuyendo en España, con 63 infecciones por cada 100.000 personas y con el buen progreso del programa de la vacunación, resulta sorprendente que no se haya incluido a España en la lista verde todavía.

Se pensaba que el Reino Unido podría considerar las islas Canarias y Baleares de España por separado y añadirlas a la lista verde. La semana pasada, el ministro de Aviación, Robert Courts, declaró a los periodistas que se podría permitir a los turistas británicos visitar las islas -incluidas las españolas o las griegas- aunque las altas tasas de infección impidan que todo el país se añada a la lista «verde» libre de cuarentena del Reino Unido.

 

Canarias, Baleares y la Comunidad Valenciana pidieron se consideradas por separado, sin éxito

 

Grant Shapps, Secretario de Transporte, también confirmó que las islas se considerarían por separado cuando se actualicen las reglas de viaje y incluso se habló de territorializar la Comunidad Valenciana para que se considerara por separado su inclusión en la lista verde, debido a las tasas excepcionalmente bajas de infección en ella. Sin embargo, esto ya no parece ser el caso, porque toda España, incluidas Canarias y Baleares, permanecen en la lista ámbar del gobierno del Reino Unido.

Por su parte, el secretario autonómico de Turismo Francesc Colomer, dice al respecto que «Creo que todo el trabajo posible lo hemos hecho, seguiremos insistiendo en toda la vía diplomática, institucional, argumentando muy bien que lo mejor siempre hubiera sido territorializar los datos porque estamos ligados a la suerte de todo el estado, cuando aquí, en la Comunidad Valenciana, el grado de incidencia es tan bajo que es posiblemente el espacio más seguro de España y tal vez de Europa”.

Colomer lamentaba que “no lo han querido ver así, creo que cada día que pasa estamos más próximos a la inmunidad de rebaño, que es muy importante para nosotros y para los mercados emisores. Por tanto, ahí tenemos que estar muy concentrados y la mejor política turística hoy es vacunar, vacunar y vacunar»”, aseveraba.

Mientras tanto, el Global Travel Taskforce del Reino Unido, organismo oficial encargado de ayudar a establecer las normas de viaje para este país, está actualizando su sistema de semáforos cada tres semanas, lo que significa que la clasificación «ámbar» de España continuará hasta el 24 de junio aproximadamente, y Hugh Elliot, embajador británico, dijo ayer en Benidorm que no espera que los turistas británicos vengan masivamente, al menos, hasta julio.

 

Nuevo golpe para el turismo

 

Los aeropuertos valencianos aún no verán una gran afluencia de turistas británicos.

El turismo ha sufrido, sin duda, el año más negro de la historia. Es uno de los motores, sino el motor, de la economía de la Comunitat Valenciana y la esperada llegada de los turistas se hace insoportable.

Con la temporada de verano ya en marcha, la noticia de que los británicos no podrán viajar libremente a y desde España es un fuerte golpe para el sector turístico tanto en España como en Valencia.

Al respecto, Francesc Colomer afirma que “creo que las administraciones no pueden parar la posibilidad de continuar buscando más ayudas para un sector que lo ha pasado peor que nadie, creo que es de justicia ser sensibles a esa realidad. Venimos de unos meses muy duros, desconocidos en la historia del turismo. Y, por tanto, tiene mucho sentido que sepamos aprovechar y explicar muy bien todo el conjunto de ayudas que son compatibles”.

Él recuerda que “el gobierno valenciano es, probablemente, el que más ha trabajado en esa dirección, pero no podemos parar la urgencia de seguir buscando ayudas para estar al lado del sector que más ha sufrido”.

A pesar de que España ha permitido que los británicos viajen a España sin necesidad de una prueba de PCR desde el 24 de mayo, el Reino Unido está impidiendo que los turistas británicos puedan viajar libremente de vuelta desde España debido a las consecuencias financieras y sociales de las normas establecidas.

Esto perjudica a todo el sector turístico español, que no puede permitirse perder otro año como ya ocurrió en 2020. Todas las miradas están puestas en el gobierno del Reino Unido y no hay nada que hacer aparte de esperar a que España sea admitida en la lista verde para que las cosas vuelvan a la normalidad para el turismo nacional y valenciano.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.