La Filmoteca programa un ciclo sobre alimentación sostenible y la lucha contra modelos gastronómicos uniformes

La Filmoteca del Institut Valencià de Cultura programa, con motivo de la apertura en Valencia del Centro Mundial para la Alimentación Urbana Sostenible, el ciclo “La alimentación sostenible en el cine”.

El ciclo se proyectará en la Sala Berlanga y cuenta con 7 películas, 3 de las cuales son de producción valenciana.

“La alimentación sostenible en el cine” es un ciclo que reúne una serie de películas que, desde varios enfoques, nos hacen más conscientes de hasta qué punto la idea que las elecciones personales también hacen política y se extienden a nuestra manera de comprar, consumir y cocinar lo que comemos.

Conceptos como soberanía alimentaria, huella de carbono, consumo responsable o productos de proximidad son el hilo conductor de las diferentes obras programadas. Se trata de una selección de películas que conjuga tres pilares fundamentales de la sociedad actual como son el lenguaje audiovisual, la educación y la alimentación y que pone de relieve cómo la alimentación sostenible está íntimamente relacionada con la defensa del territorio, la ecología, la economía y el medio ambiente.

I villani: un documental con mención especial en la 75 Mostra de Venecia

El ciclo se inicia el viernes 10 a las 20:00 horas en La Filmoteca de Valencia con la proyección del documental italiano I villani y contará con la presencia del director, Daniele de Michele.

De Michele, también conocido como Don Pasta, es un conocido artista multidisciplinario italiano que ha desarrollado un proyecto cultural y artístico en torno a la alimentación y la gastronomía.

Ha sido definido por The New York Times como “uno de los activistas más creativos del mundo sobre el tema de la alimentación”. Utiliza la escritura, la performance, las instalaciones, los espectáculos, el audiovisual y el periodismo para hacer reflexionar sobre la comida y sus implicaciones culturales y ambientales.

Muy conocidas son sus sesiones como DJ en las que pincha música mientras cocina un plato de pasta o sus espectáculos Food Sound System y Wine Sound System, en los que la gastronomía, el vino, la música y el teatro se combinan de manera sorprendente.

Ha publicado numerosos libros de cocina, es colaborador de los diarios La Repubblica e Il Corriere della Sera y ha participado en la serie web Nonne d’Italia in Cucina, en la que realiza un viaje a través de las regiones italianas para entrevistar a varias abuelas sobre su cocina.

I villani (2018) es su primer largometraje documental, por el que recibió una mención especial de la FEDIC (Federazione Italiana dei Cineclub) en la 75 Mostra de Venecia.

La película sigue a cuatro personajes desde el amanecer hasta que anochece en sus tareas cotidianas. Cuatro personas que hablan de agricultura, pesca, queso y cocina familiar, y que representan la resistencia a la adopción de un modelo gastronómico y cultural uniforme en todo el mundo. Una obra que reivindica la tradición culinaria tradicional italiana.

I Villani

Otras películas del ciclo

El martes 11 de junio a las 20.15 horas, La Filmoteca proyectará las películas documentales A tornallom (2002), de Enric Peris, y Savis de l’horta (2018), de David Segarra.

A tornallom es un documental que narra la lucha que en el barrio valenciano de La Punta emprendieron conjuntamente jóvenes procedentes de la ciudad y vecinos del barrio de toda la vida para la defensa de la huerta. La película ganó el premio al mejor documental valenciano en los VII Premis Tirant.

Savis de l’horta es un cortometraje documental que recupera las historias y las experiencias de mujeres y hombres agricultores de la huerta de Valencia. A través de ellos, descubriremos un mundo cultural, humano y geográfico olvidado por la sociedad moderna, un mundo que guarda un mensaje universal y muy actual sobre la experiencia humana.

El ciclo “La alimentación sostenible en el cine” se reanudará el mes de septiembre con Super Size Me (2002), de Morgan Spurlock, Fast Food Nation (2006), de Richard Linklater, La soif du monde (2012), de Thierry Piantanida y Baptiste Rouget-Luchaire, y la valenciana Y en cada lenteja un dios (2018), de Miguel Ángel Jiménez.

En Super Size Me, el director, Morgan Spurlock, investiga, en su cuerpo, los efectos de la comida basura, alimentándose únicamente tres veces al día durante un mes en McDonald’s y acudiendo, posteriormente, a un médico para hacerse unos análisis y ver los niveles de colesterol o el aumento de peso. La película fue nominada al mejor documental en la edición de los premios Óscar de 2013.

Basada en el libro de Eric Schlosser, Fast Food Nation narra la historia de Don Henderson, un ejecutivo de una importante cadena de restaurantes de comida rápida de California que debe resolver un gran problema: averiguar cómo y por qué la carne de las hamburguesas más famosas de la empresa está contaminada. La película estuvo seleccionada en la sección oficial del Festival de Cannes del 2006.

El documental La soif du monde trabaja las diferentes problemáticas que se presentan en torno al agua: desde la contaminación, el consumo y los consiguientes efectos en la salud que podrían tener; hasta su escasa o nula presencia en determinadas regiones de todo el mundo.

Presente en la sección Culinary Cinema del último Festival de San Sebastián, Y en cada lenteja un dios nos cuenta cómo Luis Moya, guionista de profesión, vuelve a Cocentaina, el pueblo donde nació, para ayudar a su hermano, Kiko Moya, y su primo, Alberto Redrado, a escribir un libro sobre la cocina del restaurante familiar, l’Escaleta, que obtuvo el reconocimiento de dos estrellas Michelin y que se encuentra entre los 25 mejores restaurantes de España y Portugal. La película ha contado con ayudas a la producción del Institut Valencià de Cultura.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.