AESAN alerta sobre la elaboración, envasado y distribución clandestina de aceite de oliva

AESAN ha alertado de la presencia de una red fraudulenta de elaboración, envasado y distribución clandestina de aceite. Se vende como aceite de oliva cuando en realidad parece ser de semillas. En este momento no se puede bajar la guardia: el precio del aceite disparado y la carestía de aceites como el de girasol son el caldo de cultivo idóneo para este tipo de engaños.

La Agencia de Seguridad Alimentaria (AESAN) informa de que se ha detectado la venta de aceite, etiquetado como «aceite de oliva» y «aceite de oliva virgen extra», pero que en realidad no es tal, sino un producto elaborado, envasado y distribuido fuera de las normas, como denuncian también desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Persiguiendo el fraude

El aviso llega desde la Comunidad Autónoma de Murcia. Las investigaciones realizadas en el marco de una operación de lucha contra el fraude en la venta de aceite de oliva han dado resultado, al haber revelado los análisis que lo que se comercializada como aceite de oliva u oliva virgen en realidad era un aceite vegetal de otro tipo: aceite de semillas o mezcla de aceites vegetales de semillas, en cualquier caso, no aceite de oliva.

Este engaño puede suponer un riesgo para la salud, pues se trata de la venta de un producto generado de manera clandestina, sin trazabilidad fiable sobre su origen, composición, etc.

¿Cuáles son los productos implicados?

Se trata de aceite vendido bajo distintas marcas:

  • Aceite de oliva virgen Wafa (envases de 2 litros)
  • Aceite de oliva Maakoul
  • Aceite de oliva virgen Riad Al Andalus ( envase de 1 litro)
  • Maysae (envase de 1 litro)
  • Aceite de oliva virgen (sin marca comercial, envases de 5 litros)
  • Aceote de oliva virgen extra La Noria (5 litros)
  • Aceite de oliva virgen extra Zannouti 3131 (envase de 1 litro)
  • Aceite de oliva virgen Virgen de la Salud (envases de 0,5, 1 , 2 y 5 litros)
  • Aceite de oliva virgen extra Virgen de la Salud (envase de 0,5 l)
  • Aceite de oliva virgen extra Rahouyi (2 l)

Según la información disponible, estos aceites se han distribuido mayoritariamente en Murcia, pero también se tiene constancia  de la venta en Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana.

¿Qué debes hacer?

Se ha ordenado la  retirada de la venta de todos ellos.

Aunque no se tiene constancia de ningún problema de salud generado por estos productos, desde AESAN se recomienda a las personas que pudieran tener en sus hogares alguno de estos aceites que eviten consumirlos y los devuelvan al puntos de venta.

Aceite: hay alternativas

Desde OCU animan a los consumidores a comprar solo productos de calidad, distribuidos en canales regulares. Si falta aceite de girasol, hay otros aceites vegetales alternativos a buen precio, y desde luego, en el mercado hay aceite de oliva, el más saludable, a precios competitivos: si no es AOVE, puede ser aceite de oliva virgen, aceite de oliva refinado o aceite de orujo de oliva, opciones económicas y seguras.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.