Crónica de un confinamiento: Benigànim regresa a la «nueva normalidad» tras 21 días aislado

21 días, esto es lo que ha durado finalmente el confinamiento de Benigànim, el primero de una localidad valenciana después de levantarse el estado de alarma. Benigànim, un pueblo de apenas 5.899 habitantes, situado en la comarca más al sur de la provincia de Valencia, la Vall d’Albaida, ha vivido en sus carnes las consecuencias de dar un gran paso atrás y regresar, prácticamente, a uno de los momentos más duros de esta pandemia que fue el confinamiento estricto de la población.

Benigànim ha desinfectado varias veces sus calles durante estos días de confinamiento.

Pero, en este caso, los límites de la «libertad» no han estado en las ventanas y balcones de cada persona o familia y en sus arcoiris colgados de ellos, sino en las calles y plazas de una localidad que veía como, de repente, volvían a estar alejados de los seres queridos que residieran en otros lugares, por muy cerca que estos estuvieran.

En una zona como la Vall d’Albaida, con muchos pequeños pueblos cercanos y muy interconectados por lazos familiares, laborales y de amistades, vivir un confinamiento perimetral tiene todo tipo de consecuencias, más aún una vez que ya debería de haber empezado el curso escolar y que la gran parte de las personas volvían de sus trabajos tras las vacaciones de verano.

Una «vuelta al cole» tardía en Benigànim

En Benigànim, esta «vuelta al cole«, prevista para el 7 de septiembre, tuvo que esperar y se produjo este 22 de septiembre. Fue entonces, por fin, el momento de ver a los niños y niñas corretear hacia el cole, compartir juegos y aprendizajes. Será, también, cuando sus vecinos y vecinas puedan, de nuevo, llevar a cabo algo tan coloquial y común como es ir a visitar a familiar, amigo o conocido que viva en Quatretonda, Llutxent, La Pobla del Duc, Bellús…

Calles vacías en Benigànim durante el confinamiento decretado este mes de septiembre.

La mayoría de sus vecinos y vecinas asumieron desde el inicio que este era un momento para ser responsables y dar ejemplo, tras un verano en el que, como en tantos otros lugares, todo hay que decirlo, la relajación se estableció en ciertos entornos, sobre todo familiares y sociales, con las consecuencias ya conocidas.

Momentos para la preocupación y también para el humor

No han faltado los momentos de preocupación y hasta de desesperación, seguro que sí, pero también ha habido tiempo para una cura que va más allá de cualquier tratamiento médico, como es el humor. De este modo, se difundieron entre las redes sociales, dentro y fuera de la localidad, pues estas no entienden de confinamientos, mensajes que aludían a la serie La cúpula o también a las parodias que de esta se han hecho en Los Simpsons. Incluso la popular serie The walking dead ha sido protagonista en este confinamiento con diversos «memes» relacionados con Benigànim en los que aparecían los conocidos personajes de la serie y los zombis. Como se suele decir, «el humor» es una gran medicina y en este caso no ha sido una excepción.

Mirar hacia delante y servir de ejemplo

Más allá de buscar culpables o responsables, es momento de ver hacia delante y lograr que el ejemplo de Benigànim sirva para evitar relajamientos o para pensar que esto del virus ya empieza a ser algo del pasado. Nada más lejos de la realidad, los casos siguen en aumento en el mundo y también llevan una tendencia al alza en España desde hace meses, tanto en nuevos contagios como en cifras de fallecidos al día y a la semana. Por tanto, Benigànim ha de convertirse ahora en una llamada de atención, en un punto rojo de alarma, similar al que estamos viendo desde ayer mismo en diversas zonas y localidades de Madrid que también han vuelto al confinamiento.

Benigànim podrá volver a la «nueva normalidad» el 22 de septiembre.

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública levantó este viernes, día 18 de septiembre, las medidas excepcionales de lucha contra la pandemia adoptadas el pasado 1 de septiembre para el municipio valenciano de Benigànim por quince días y que luego fueron ampliadas por otros siete días más. Este levantamiento fue el este martes, 22 de septiembre, a partir de las 00.00 horas y se produce gracias a la buena evolución de los datos epidemiológicos.

Ana Barceló destaca la «colaboración de la población de Benigànim»

La consellera, Ana Barceló, señaló que «ha sido muy importante la colaboración de toda la población de Benigànim para evitar la propagación del virus y proteger así la salud de todos los vecinos y vecinas. Por lo tanto, seguimos apelando a esa responsabilidad y colaboración para evitar otro repunte en el diagnóstico de casos». Una responsabilidad que las autoridades de Benigànim, como su vicealcalde, Cristóbal Barceló, pedían a sus ciudadanos ya desde el primer día de este confinamiento y que parece que se han cumplido.

La consellera de Sanidad, Ana Barceló. Foto: GVA

Un confinamiento con momentos de polémica

Este confinamiento de Benigànim tampoco ha estado excento de polémica. La justicia tuvo que intervenir ante un recurso planteado ante el mismo y hubo que rectificar las medidas de confinamiento, permitiendo, por ejemplo, el acceso a los lugares de culto. Además, los vecinos y vecinas de Benigànim protestaron al encontrarse, sin previo, aviso gran parte de las carreteras de entrada y salida a la localidad cortadas.

Una de las carreteras de acceso y salida a Benigànim cortadas.

Estas medidas temporales en esta localidad de la Vall d’Albaida contemplaban el confinamiento perimetral de la población, que permitía, no obstante, la circulación de personas residentes dentro del municipio; establecían hasta un máximo de 10 personas en reuniones de carácter social o familiar, y los actos de culto debían realizarse con aforo máximo de hasta un tercio de la capacidad de dichos lugares, siempre respetando las normas de seguridad de uso de la mascarilla y distanciamiento social.

De momento, en Benigànim parece que han pasado ya este nuevo confinamiento, pero nada hace pensar que no se pueda volver a él en el futuro en esta u en otras localidades, tal y como ya está pasando en Madrid. De la responsabilidad de cada uno de nosotros dependerá, en gran parte, que no demos nuevos pasos atrás y que aprendamos a convivir con este virus de la forma más normalizada posible.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.