El Ayuntamiento de Valencia da luz verde al paquete de medidas económicas para hacer frente al impacto de la pandemia

«Paramos todo aquello que haya que parar según las autoridades sanitarias. Pero, con responsabilidad, pensando siempre en cada sector económico». Con esta reflexión, el alcalde de València, Joan Ribó, ha evidenciado hoy en el Pleno la «preocupación del gobierno local por la crisis económica generada por el COVID-19», al mismo tiempo que ha resaltado «el esfuerzo del ejecutivo municipal para paliar esta situación con medidas económicas como el incremento hasta los 4,5 millones de euros la línea presupuestaria de ayudas a autónomos, pymes y micro pymes».

El alcalde de València, Joan Ribó, que desde el inicio de esta crisis sanitaria ha dado cuenta, diariamente, de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para paliar sus consecuencias, ha recopilado hoy «el conjunto de acciones que se han llevado a cabo al respeto» ante los trece concejales y concejalas, que han participado (en representación de los 33 ediles electos, y con la distancia de seguridad oportuna) en esta sesión ordinaria del Pleno de marzo.

Joan Ribó ha empezado su intervención haciendo llegar la solidaridad del Ayuntamiento a todas las personas que han sufrido y sufren alguna dolencia agravada por el coronavirus, y dando las gracias «a todos los trabajadores y trabajadoras que luchan para combatirla, así como al personal municipal que está al pie del cañón en una situación de alarma que no habíamos vivido nunca».

Seguidamente, el alcalde ha detallado las medidas en el ámbito interno del funcionamiento municipal que se han adoptado desde el día 13, al constituirse el Centro de Coordinación Operativa Local (CECOPAL) según las indicaciones del Plan Territorial de Emergencias de València para gestionar y canalizar los recursos municipales y coordinar el sistema de avisos. Concretamente, ha explicado, al decretarse el Estado de Alarma, «el Ayuntamiento ha adoptado medidas para garantizar los servicios esenciales en la ciudad, con la suspensión de la atención presencial a la ciudadanía, que podrá relacionarse con la administración municipal mediante canales telefónicos y medios electrónicos, y con el impulso, al máximo, del teletrabajo en todos los servicios que admiten esta práctica».

Joan Ribó, que también ha hablado de la suspensión de plazos administrativos de los procedimientos no finalizados, se ha centrado en las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para ayudar a trabajadores Autónomos y PYMES, y ha destacado «que se ha incrementado hasta los 4,5 M de euros la línea presupuestaria de ayudas a autónomos, pymes y micro pymes, inyectando 2.000.000 € suplementarios a las partidas ya existentes, así como la devolución íntegra de las tasas cobradas por ocupación de vía pública para la venta en la calle, paradas y quioscos instalados con motivo de las fiestas de Fallas.»

Aun así, ha continuado, «se ha incrementado en 2,8 millones más la subvención a las Fallas, hasta un total de 4,6 millones (ya se habían aprobado 1,8 millones) para que las comisiones puedan hacer frente a los pagos a sus proveedores que, en definitiva, son pymes y micro pymes, y de esta manera, el Consistorio ha asumido el 62,5% del coste total de los monumentos falleros».
.
Por otra parte, el alcalde ha recordado, entre otras medidas, la creación de liquidez para las personas autónomas sin trabajadores de 3.000 euros; hasta 10 trabajadores dispondrán de 5.000 euros y hasta 20 trabajadores, 7.000 euros. «Así mismo se prevé una ayuda extraordinaria de 3.400.000 euros para las pymes que mantengan su actividad al menos hasta 12 meses más desde el comienzo de la crisis sanitaria, y al menos el 50% de sus plantillas».

En cuanto a las ayudas a los comercios, Joan Ribó ha destacado que se ha duplicado la partida presupuestaria dedicada a la creación de ayudas a nuevos comercios y consolidación de los existentes hasta un total de 840.000 euros. «Estas ayudas las pueden solicitar todos y cada uno de los comercios de proximidad de València. Cubren gastos tan usuales como el alquiler del local, las facturas de luz, de agua, de Internet, el teléfono, campañas publicitarias o implantación de sistemas de venta por Internet».

«Y también se suprime el cobro de la tasa por ocupación de la vía pública (tasa de mesas y sillas), y así mismo se suspende el cobro de la tasa de mercados no sedentarios que afecta los más de 1.000 vendedores de los mercadillos de barrio y a cualquier otro tipo de venta no sedentaria», ha añadido al recordar que, al hablar de mercados, hay que destacar que «Mercavalència garantiza el abastecimiento de producto fresco en toda la ciudad. Los mercados municipales de València continuarán atendiendo con normalidad durante el estado de alarma».

Agradecimientos

En el debate de este punto, todos los portavoces de los grupos políticos de la oposición han empezado su intervención añadiéndose a las palabras del alcalde, de apoyo con todas las personas que han sufrido, y de agradecimiento por todas aquellas personas que luchan y trabajan para combatir esta pandemia.

El portavoz de Vox, José Gosálbez, que ha intervenido mediante una videoconferencia, ha reconocido «que para recuperar València todos los partidos tienen que remar juntos». Si bien, ha añadido, «siempre que se implementen medidas positivas para la ciudad, y que, por ejemplo, se ponga en marcha un Plan de contingencia fiscal, así como un plan de ayuda para las familias y las ciudadanía para luchar contra la crisis sanitaria».

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, que también ha participado por videoconferencia y ha dedicado unas palabras de ánimo para su compañero Rafael Pardo, ha asegurado «que esta crisis era previsible y que se podrían haber tomado medidas antes». «Con todo -ha aclarado- votamos a favor porque el mensaje que hoy tiene que salir de este Pleno es que todos trabajamos unidos para ayudar a los autónomos, familias y personas de la ciudad de València».

La portavoz del grupo Popular, María José Catalá, presente en el Hemiciclo, también ha agradecido «la actitud de la ciudadanía», y al anunciar «el apoyo del PP para todas las medidas para paliar los posibles efectos del COVID-19», ha pedido «más previsión y responsabilidad al alcalde de la tercera capital de España», así como más Juntas de Gobierno extraordinarias, porque València va 15 días por detrás». Y en esta línea ha cuestionado «por qué no se han aprobado antes las ayudas a los autónomos»

Ante estas propuestas el alcalde ha aclarado que los datos demuestran que la gestión de esta crisis en la ciudad de València se ha llevado a cabo «con prudencia y responsabilidad».

«A finales de febrero, València era el mayor foco de coronavirus de todo España. A fecha de 28 de febrero la Comunidad Valenciana tenía infectados de un total de 34 en todo España, nueve de ellos en València. Con fecha del 25 de marzo la Comunitat Valenciana ocupa el lugar número trece entre las diecisiete comunidades autónomas en cuanto al número de infectados por millón de habitantes. 526 afectados por millón de habitantes cuando en España hay 1.042, aproximadamente el doble. Esto quiere decir, que pasados el catorce días de incubación del coronavirus, los efectos de las concentraciones por las mascletaes o por la manifestación del ocho de marzo no han provocado en València una intensificación respecto del nivel de contagio respecto al resto de España. En todo momento, hemos seguido las directrices de las autoridades sanitarias».

Ayudas a familias y personas

El alcalde también ha hablado de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para ayudar a familias, personas mayores y personas sin techo. Por ejemplo, se ha autorizado a las Delegaciones de Bienestar Derechos Sociales, Envejecimiento Activo, y Cooperación al Desarrollo y Migración a realizar un gasto suplementario en su presupuesto actual por un importe de 4.000.000 €

Además, ha continuado, el gobierno del estado ha autorizado una partida de 5 millones de euros, correspondientes a remanentes de tesorería de 2019, que se dedicarán a emergencias de carácter social. «La mitad de esta cantidad, 2,5 millones, serán por actuaciones urgentes, y el resto se reserva en previsión de la prolongación de las necesidades de la ciudadanía».

Por otra parte, «hemos dejado sin efecto el cobro de los aparcamientos de ORA tanto los azules como los naranja, y «hemos tomado medidas de ayuda para las personas que viven en pisos de alquiler, para los inquilinos de AUMSA, para usuarios y usuarias de becas de comedor municipal, teleasistencia, atención domiciliaria, etc».

«Como novedad, se ha puesto en marcha un teléfono de atención a las personas mayores, el 900 525 798 de lunes a viernes de 8 h a 15 h, para darles la información de todos los servicios que están a su disposición y para hacer frente a la situación de emergencia entre las personas sin techo se están repartiendo 600 bolsas de comida diarias y kits de higiene personal que se distribuye en los polideportivos habilitados (Benicalap, Cabañal y lo Carme)», ha detallado Ribó.

El alcalde ha querido resaltar también la colaboración con otras Administraciones, la puesta en marcha del envío de avisos a los teléfonos móviles como medio de información y de lucha contra las noticias falsas, y las medidas de limpieza y desinfección de la ciudad, calles, mobiliario urbano y servicios, como por ejemplo los autobuses de la EMT.

Ante esta situación excepcional, ha concluido el alcalde «es importante que lleguemos consensos». «En este momento de crisis que vivimos, la unidad es imprescindible para superar esta situación difícil de la cual estoy seguro que saldremos reforzados como sociedad, siempre que remamos todas y todos juntos», ha reiterado.

En el salón de Pleno han estado, en representación del Grupo Compromís, el alcalde Joan Ribó, y el vicealcalde Sergi Campillo, que ha presidido la sesión. También han estado el portavoz del grupo, Carlos Galiana, y la concejala Luisa Notario. El grupo socialista ha sido representado por la vicealcaldesa Sandra Gómez, y los concejales Ramón Vilar, presentes en el Hemiciclo, y Aarón Cano (por video conferencia)

De los grupos de la oposición, solo ha estado presencialmente en el Hemiciclo la portavoz del Partido Popular (PP), María José Catalá, y la regidora Paula Llobet y el edil Juan Giner. Los representantes de Ciudadanos, su portavoz, Fernando Giner, y el regidor Narciso Estellés, igual que el portavoz de Vox, José Gosálbez, han intervenido por videoconferencia.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.