El IVAM reúne en una publicación las cincuenta obras maestras de la primera mitad del siglo XX de su colección

La obra de Rodchenko está incluida en la selección.

El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) ha reunido en una publicación las 50 obras maestras de la primera mitad del siglo XX de su pertenecientes a sus fondos. Editada por el museo con motivo de su 30º aniversario. 50 Obras Maestras de la Colección del IVAM 1900-1950 recorre las primeras cuatro décadas del siglo XX a través de movimientos como el constructivismo, el dadá, la abstracción analítica o el futurismo, poniendo de manifiesto que la Colección del IVAM ha sido el referente y el verdadero protagonista en estos 30 años de historia.  

El director del IVAM, Jose Miguel G. Cortés, ha explicado que se trata de un trabajo personal en el que se muestra lo más significativo de los fondos del museo. En estas obras, ha proseguido el director, se crean cosmogonías y relatos relacionados unos con otros mostrando que en la colección existe un eje vertebrador. La colección se ha construido con una clara identidad, con unas líneas básicas y una metodología.

En una selección de piezas icónicas no podían faltar los núcleos vertebradores de la colección del IVAM: los conjuntos de obras tanto de Ignacio Pinazo como de Julio González  representados en el catálogo a través de Anochecer en la escollera III (ca. 1899-1900) y Mujer ante el espejo (1936-1937). A partir de esas bases centrales, la selección de Obras Maestras incluye  aportaciones vinculadas al movimiento futurista como La taberna fantástica (1919) de Iliazd o Las palabras en libertad futuristas (1919) del mismo Marinetti, así como los lenguajes rompedores de la abstracción analítica con artistas tan importantes como Francis Picabia, Sophie Taeuber-Arp, Joaquín Torres-García, Paul Klee, Alexander Calder o Marcel Duchamp. 

La visión constructivista de la Colección del IVAM está presente en una selección de obras de László Péri, Naum Gabo, El Lissitzky o Aleksandr Ródchenko. Otras piezas sobresalientes que incluye la publicación son obras de Kurt Schwitters o  Raoul Hausmann en el ámbito dadaísta o de la crítica social en el periodo de la República de Weimar con las acuarelas de George Grosz. La visión constructivista de la Colección del IVAM está presente en una selección de obras de László Péri, Naum Gabo, El Lissitzky o Aleksandr Ródchenko. Otras piezas sobresalientes que incluye la publicación son obras de Kurt Schwitters o  Raoul Hausmann en el ámbito dadaísta o de la crítica social en el periodo de la República de Weimar con las acuarelas de George Grosz y los fotomontajes de John Heartfield.

Igualmente en esta línea, encontramos en España las importantes aportaciones de Josep Renau con su famoso cartel El comisario, nervio de nuestro ejército popular (1936). También destacan en este repertorio obras especialmente creadas en papel, collage y fotografías que a lo largo de algunas décadas han hurgado en dominios del inconsciente, en el terreno de lo onírico y de la fantasía, como Man Ray, Joan Miró, Claude Cahun o Jean Arp.

«En este volumen de 50 obras maestras de la Colección del IVAM (1900-1950) no están todas las que son, pero sí son todas las que están», ha concluido el director del IVAM sobre esta publicación que ofrece la oportunidad de repasar la trayectoria del museo a través de un recorrido sugestivo y atrayente por parte de su Colección. Cortés ha avanzado que tras el verano de 2020 se presentará el segundo tomo de este manual, en el que se publicarán las 50 obras fundamentales de 1950 al año 2000. 

El director del Institut encargó a Rocío Robles Tardío la elaboración de los textos del manual, quien ha indicado que en la selección se encuentra piezas de pintura, fotografía, escultura, cartel publicitario y propagandístico…de modo que el público tenga unos elementos para entender la colección.  A través de este libro se entiende la labor del museo y los relatos de la historia del arte. Para Rocío, hay grandes nombres, pero no están todos, existe una voluntad de contar la historia del arte y el papel que que ocupa la colección del IVAM, se trata de una tarea «En este volumen de 50 obras maestras de la Colección del IVAM (1900-1950) no están todas las que son, pero sí son todas las que están», ha concluido el director del IVAM sobre esta publicación que ofrece la oportunidad de repasar la trayectoria del museo a través de un recorrido sugestivo y atrayente por parte de su Colección. 

Rocio Robles y José Miguel G. Cortés presentaron la publicación.

A través de este libro se entiende la labor del museo y los relatos de la historia del arte. Para Robles, hay grandes nombres, pero no están todos, existe una voluntad de contar la historia del arte y el papel que que ocupa la colección del IVAM, se trata de una tarea en la que contar la historia del arte más allá de los nombres propios, las técnicas o los estilos que muestre una riqueza en la experimentación artística, así como en el papel del arte en el ámbito político, por ejemplo a través de los carteles o los dibujos e ilustraciones en las revistas. 

Rocío Robles ha comentado que las obras incluidas participan de una cosmogonía que hace que las obras no sean independientes, ni autorreferenciales. Son piezas, ha proseguido la autora de los textos, conectoras de unas cartografías mayores en las que ellas participan, activan y generan conexiones internacionales. Robles ha indicado como ejemplos Mujer ante el espejo de Julio González, que debería haber ido a la exposición de 1937 con las de otros artistas que si lo hicieron. Para la autora, es relevante la figura de César Domela, ya que sirve de encuentro con los artistas alemanes como John Heartfield o con los rusos que se preocuparon por la tipografía y la imagen gráfica en sus piezas. 

La autora ha señalado que no sólo está la Bauhaus o el Cubismo, también está el círculo nuevo de artistas publicitarios, no sólo artistas de primer nombre, sino que había una voluntad de qué han de decir y participar del arte nombres como Ella Bergmann. Rocío Robles ha proseguido incidiendo en que en las obras seleccionadas hay mil relatos y microrelatos que forman parte de la actualidad del siglo XX. 

El libro permite repensar los lenguajes plásticos, las nuevas materialidades, materiales no canónicos como el metraquilato o el plexi y, según la autora, el libro excede las funciones del museo y facilita al lector hacer diversas lecturas, siendo que originariamente se ha pensado para hacer una pequeña gran introducción al arte del siglo XX.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.