El movimiento asociativo de Valencia genera unos 5.000 puestos de trabajo en la ciudad

Voluntarios de Cáritas durante la pandemia.

El movimiento asociativo de Valencia genera unos 5.000 puestos de trabajo en la ciudad. Esta es una de las conclusiones extraídas del primer estudio sobre la Evaluación del impacto de las asociaciones en la ciudad de Valencia, elaborado por el ayuntamiento en colaboración con la Fundación Horta Sud. En el estudio, en el que han participado 186 entidades, pone de manifiesto que el movimiento asociativo genera puestos de trabajo, dinamiza la actividad sociocultural y multiplica por dos cada euro que recibe por parte de la Administración pública.

El gran dinamismo asociativo de la ciudad de València se refleja en el amplio abanico de tipo de asociaciones: educativas, vecinales, de cooperación y sensibilización, culturales, de infancia, adolescencia y juventud, de mujer, de personas mayores, festivas, medioambientales, de asistencia social, y deportivas, principalmente. El estudio demuestra que 1 de cada 2 asociaciones actúan en el ámbito municipal, mientras que el 9% son de ámbito comarcal, el 31% de ámbito autonómico, el 13% de ámbito nacional y el 2% de ámbito internacional.

El 61% de las asociaciones pertenecen a alguna federación y/o coordinadora, mientras que el 39% no están federadas. En este sentido, también destaca el hecho que el 18% de las asociaciones que han contestado al cuestionario están declaradas de utilidad pública, un reconocimiento por parte del Estado a la tarea social que hacen algunas asociaciones que promueven el interés general. Personas asociadas, voluntariado y género Las 186 asociaciones que han contestado al cuestionario realizan 8.693 actividades puntuales en el año en las que participan una media de 163 personas por actividad, así como 3.531 actividades periódicas en el año en las que participan una media de 73 personas por actividad.

El estudio también destaca que de las 186 asociaciones encuestadas, en València hay 149.970 personas asociadas, de las cuales un 9% asume tareas de voluntariado. Un 52% de las personas voluntarias dedica entre una y dos horas en la semana, un 30% le dedica entre 2 y 5 horas semanales y un 18% le dedica más de 5 horas en la semana.

Las 13.489 personas voluntarias están dedicando aproximadamente más de 31.500 horas en la semana de forma desinteresada a la mejora de la vida de las personas y de la ciudad. La franja de población que más participa en tareas de voluntariado está localizada entre los menores de 30 años con un 42% del total. Le siguen las personas de 30 y 45 años y los que tienen entre 46 y 65 años, con porcentajes muy parecidos (25% y 26% respectivamente) mientras que el 7% son personas mayores de 65 años. En cuanto a la representatividad de género, el 55% de las personas asociadas son mujeres y el 45% son hombres, por lo tanto la participación en las asociaciones es prácticamente paritaria.

Respecto a la representación por género a las Juntas Directivas, los porcentajes son similares, aunque se invierten los porcentajes: el 52% son mujeres y el 48% son hombres. En cambio, son las mujeres las que dan un paso adelante en la hora de asumir responsabilidades: la distribución del voluntariado es del 61% de mujeres frente al 39% de hombres que asumen tareas de voluntariado. Impacto económico Los ingresos totales de las asociaciones encuestadas son de 35.057.399 €. De las vías de financiación con las que cuentan las asociaciones destacan, en primer lugar, los ingresos que reciben por subvenciones que representa un 69% del total. Un 31% de los recursos económicos son recursos propios, entre los que se encuentran la prestación de servicios, donativos, cuotas de socio o de la movilización de recursos a empresas. Por lo tanto, podríamos decir que de cada 3 euros destinados a las actividades del tejido asociativo que dan vida en la ciudad, 2 los pone la Administración pública y 1 lo aportan las asociaciones.

Esta proporción varía si quitamos las cuatro primeras asociaciones con más presupuesto, puesto que la relación pasa a ser que el tejido asociativo multiplica por 2 cada 1 euro que recibe por parte de la Administración pública. El estudio también confirma que las asociaciones encuestadas generan 1.123 puestos de trabajo, de los cuales 614 son contratos a jornada completa y el resto, un total de 509, son contratos a tiempo parcial. Dentro de los contratos de trabajo a tiempo completo, el 51% son mujeres y el 49% son hombres, mientras que dentro de los contratos de trabajo a tiempo parcial, el 73% son mujeres y el 27% son hombres. Según los responsables del estudio, esto implica que si se hiciera una extrapolación, podríamos estar hablando que el movimiento asociativo de la ciudad de València genera más de 5.000 puestos de trabajo.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.