La Universidad Politécnica y el Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia colaboran para fabricar 2.000 pantallas diarias

La Universitat Politècnica de València está trabajando, gracias a la colaboración del Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia (CTAV), en la producción masiva de pantallas de protección para personal sanitario expuesto al COVID-19, mediante técnicas semiindustrializadas de colada en serie.

El CTAV contribuye económicamente a la fabricación de las unidades y, por parte de la UPV, participan un grupo de investigadores de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura (ETSA), la Facultad de Bellas Artes y el Instituto de Restauración del Patrimonio (IRP).

El equipo ha desarrollado un molde de silicona para la visera cuya matriz se imprime en 3D. De esta manera, la producción se puede realizar de forma artesanal, pero en serie, a medio camino entre la producción individualizada y la industrializada.

“Con este sistema y usando cuatro moldes por persona, se agiliza muchísimo la disponibilidad de estos equipos de protección para el personal que lo requiera, dada la situación de emergencia absoluta. Sus ventajas son la gran rapidez de producción con poco personal y el empleo de material no poroso y más resistente a impacto y limpieza. Además, la lámina de PVC queda soldada a la visera, destaca José Luis Alapont, investigador del Instituto IRP y profesor de la ETSA.

“Actualmente, podríamos llegar a producir entre 1.500 y 2.000 pantallas diarias. Los prototipos ya han sido probados en varios centros sanitarios valencianos”, concluye Alapont.

Desde el Instituto ai2, con impresión 3D

Por otro lado, el Instituto ai2 de la UPV se ha sumado también a la producción de pantallas de protección, en este caso mediante impresión 3D.

“Imprimiremos tantas viseras como podamos mientras exista la necesidad y siempre adaptándonos a lo que nos comuniquen las autoridades sanitarias. Todo el equipo del ai2 está volcado en ayudar y aportar así nuestro granito de arena en la lucha contra el COVID-19”, apunta Francisco Blanes, director del Instituto ai2. Hasta el momento, el instituto ha producido ya más de 1.000 máscaras de protección, que ha puesto a disposición de personal sanitario.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.