El textil valenciano ofrece «un ejército» de empresas para cooperar en la confección de material sanitario

La Asociación de Empresarios del Textil de la Comunitat Valenciana (Ateval) ha trasladado a la Conselleria de Economía que cuenta con «un ejército de empresas dispuestas a cooperar» en la confección del material necesario para afrontar la crisis sanitaria derivada de la propagación del coronavirus, según informa Europa Press.

Eso sí, dado que el sector regional no está especializado en este tipo de productos –mascarillas, batas quirúrgicas, etc.– está «a la espera» de que la administración autonómica les dote del material homologado necesario y les diga «qué modelos y prototipos» se necesitan.

Así lo ha manifestado el secretario general de Ateval, Pepe Serna, en declaraciones a Europa Press después de que el domingo el ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, alertara de que el material sanitario que recibe la Comunitat es «insuficiente» y defendiera que empresas propias del sector textil o institutos tecnológicos «pueden ayudar para proveernos de un servicio estable», mientras a su vez, se intentan conseguir los máximos recursos de aquellos que ya los tienen, mirando a China.

En respuesta al jefe del Consell, Serna ha asegurado que decenas de empresas asociadas están «dispuestas a colaborar» con la Generalitat para afrontar el Covid-19. De hecho, ya le están trasladando de forma continua toda la información que tienen sobre proveedores, servicios, suministros y maquinaria de la que disponen en unas listas que también se han hecho llegar al Ministerio de Industria.

«Aquí hay capacidad productiva», ha asegurado el responsable Asociación de Empresarios del Textil de la Comunitat Valenciana, lo que faltan son «máquinas adaptadas a estos productos» puesto que «no era nuestro mercado y no hay empresas que se dediquen a ello». «El día de mañana quizá haya que empezar a pensar en producción propia», ha apuntado.

En todo caso, Serna ha querido dejar claro que existe «capacidad mundial de suministro» de materiales como las marcarillas, lo que ocurre es que una cosa son las compras privadas y otra las compras públicas, y «aquí la Administración no se mueve ágilmente» cuando en países como China se exige el pago por anticipado.

Pasada ya una semana desde que se declarara el estado de alarma, alrededor del 50% de la industria textil valenciana –formada por unas 1.100 empresas y unos 23.000 trabajadores– se encuentra parada o en proceso de paralizar su actividad, calcula el dirigente de Ateval.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.