El castillo de Peñíscola presente en la Cumbre de la OTAN en Madrid

El Abrazo, del valenciano Juan Genovés, en una de las principales estancias

Las salas de la Cumbre de la Alianza Atlántica, que este jueves finaliza, han promocionado enclaves emblemáticos de España, como el castillo de Peñíscola, también conocido como Papa Luna; Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma o los Jardines del Generalife en Granada. La veintena de salas que han acogido los encuentros bilaterales entre los líderes mundiales tenían el nombre de un municipio español y sus paredes presentan fotografías que reflejan la belleza de algunos de los rincones más especiales de España.

Los enclaves representados en la cumbre son el pueblo de Potes (Cantabria), el Castillo de Olite (Navarra), el Monasterio de San Juan de la Peña (Aragón), el Roque de los Muchachos (Canarias), el Castillo de Almansa (Castilla-La Mancha), Peñíscola (Comunidad Valenciana), el Castillo de Bellver (Islas Baleares), el Castro de Baroña (Galicia), los Jardines del Generalife (Andalucía), las murallas de la Ciudad de Ceuta, Caravaca de la Cruz, (Región de Murcia), el Acueducto de los Milagros (Extremadura), Vall de Boí, (Cataluña), Durango (País Vasco), el Castillo de Cornago (La Rioja), el Castillo de Manzanares el Real (Madrid), Segovia (Castilla y León), Cudillero (Principado de Asturias), el Faro de la Ciudad de Melilla y la Caldera de Taburiente (La Palma).

El Abrazo, de Juan Genovés, ha presidido una de las principales estancias de la Cumbre de la OTAN, la llamada VIP Holding Room, destinada como zona de descanso y encuentro de los líderes y ministros. En este espacio cuelga, todavía, el mural que representa el famoso cuadro de Juan Genovés, símbolo de la Transición. Los pabellones de IFEMA que han albergado el encuentro se engalanaron con olivos y limoneros, como símbolos de la identidad española. Unos 50 ejemplares distribuidos por los principales espacios por los que han transitado los jefes de estado y de gobierno, junto con los más de mil delegados y 2.000 periodistas. Algunos de estos ejemplares se llevarán en los próximos días a los Jardines de La Moncloa, donde se creará un nuevo rincón en recuerdo a la cita que se ha  celebrado en Madrid estos días.

Pedro Sánchez y Jens Stoltenberg con la obra de Genovés de fondo.

 

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.