El IVF inicia en Vallibona la instalación de cajeros automáticos en municipios en riesgo de despoblación

El Consell ha iniciado la instalación de los 135 cajeros automáticos en municipios de la Comunitat Valenciana que no cuentan con servicios financieros básicos, especialmente en localidades en riesgo de despoblación. La localidad castellonense de Vallibona, situada en la comarca de els Ports, estrena este jueves su primer cajero automático. A Vallibona le seguirán otra docena de cajeros que se instalarán en las comarcas más despobladas de València y Alicante antes de finalizar el año.

Una necesidad acuciante para miles de ciudadanos valencianos que en los últimos años han visto como, progresivamente, se les iban reduciendo los servicios bancarios. Primero llegó el cierre de oficinas, que se convirtieron, en muchos casos, en solo cajeros automáticos y luego muchos de ellos también cerraron, dejando a muchas personas sin este servicio, más allá de un bus móvil ciertos días a la semana. Una situación que ocasionó protestas y concentraciones en diversas localidades hace unos meses, como avanzó en su día Valencia City en localidad como Barxeta.

Por otra parte, hay otros pueblos y localidades que nunca habían tenido cajero y que ahora, con esta iniciativa, los tendrán por primera vez.

 

La inauguración del nuevo cajero automático en Vallibona.

 

La previsión es que en abril de 2022 estén todos en funcionamiento

Con esta iniciativa la Generalitat pretende acabar con la exclusión financiera que padecen algunos municipios y núcleos de población de la Comunitat Valenciana. La actuación, que ha sido adjudicada a CaixaBank cuenta con una inversión de 7.830.000 euros, de 2021 a 2025.

 

La directora general de la Agenda Valenciana Antidespoblamiento, Jeannette Segarra, el director general del IVF, Manuel Illueca, la directora territorial de Presidencia en Castellón, Eva Redondo, y el director de Instituciones de CaixaBank en la Comunitat Valenciana, Manuel Bañuls, han visitado este jueves la localidad de Vallibona, acompañados por su alcalde, Juan José Palomo.

Para Segarra, «se trata de una acción pionera en la lucha contra la despoblación» que constituye «un derecho para las personas que vienen en el mundo rural» y ha señalado que «no es lo mismo cerrar una oficina bancaria en cualquier ciudad, que hacerlo en alguno de estos municipios, puesto que es la única que tienen y el único medio de acceder a estos servicios».

 

Municipios sin servicios bancarios en estos momentos

De los 135 municipios o pedanías donde se van a instalar los cajeros, 53 corresponden a la provincia de Castellón, 58 se colocarán en Valencia y 24 en Alicante. Ninguno de estos municipios cuenta hasta el momento con servicios bancarios básicos lo que obliga a sus habitantes a desplazarse a otras localidades.

 

Para Juan José Palomo, «en Vallibona partíamos de la nada, es la primera vez que tenemos este servicio que sobre todo beneficiará a los vecinos de Vallibona que teníamos que desplazarnos 45 minutos hasta Morella para realizar una tarea tan básica como sacar dinero, con las dificultades que esto suponía para las personas mayores». El alcalde de Vallibona ha celebrado esta iniciativa que también «ayudará al turismo que nos visita cada fin de semana y en verano, tan importante para nuestra economía».

El director de Instituciones de CaixaBank en la Comunitat Valenciana, por su parte, ha puesto en valor «la iniciativa de la Generalitat para evitar la exclusión financiera, a lo que se suma el compromiso de CaixaBank para no abandonar municipios en los que es la única entidad y el servicio de las oficinas móviles del banco que llegan a casi 72.000 residentes en 71 municipios en riesgo de exclusión financiera en la Comunitat Valenciana».

 

135 municipios en las tres provincias

Además de Vallibona, en la provincia de Castellón la medida beneficiará a las poblaciones de Aín, Alcudia de Veo, Ares del Maestrat, Castellfort, Xiva de Morella (Morella), Eslida, Herbés, La Jana, La Mata de Morella, Olocau del Rey, Palanques, Portell de Morella, Serratella, Sant Rafael del Río, Tírig, Todolella, Vilar de Canes, Venta de Sant Antonio (Cabanes), Villores, Zorita del Maestrazgo, Algimia de Almonacid, Almedíjar, Arañuel, Argelita, Ayódar, Bejís, Benafeer, Castellnovo, Caudiel, Chovar, Cirat, Cortes de Arenoso, San Vicente de Piedrahita (Cortes de Arenoso), Espadilla, Fanzara, Fuentes de Ayódar, Geldo, Ludiente, Matet, Montán, Pina de Moltalgrao, Puebla de Arenoso, Sot de Ferrer, Teresa, Toga, Torás, El Toro, Torrechiva, Vall de Almonacid, Villanueva de Viver y Zucaina.

En la provincia de Valencia, los cajeros se instalarán en los municipios de Albalat dels Tarongers, Alfara de la Baronia, Algar del Palancia, Algimia de Alfara, Gátova, Petrés, Quart de les Valls, Torres Torres, Casas de Bárcena (València), Benifaraig (València), Borboto (València), Poble Nou (València), Almoines, Benicolet, Benirredrà, Bufali, Carrícola, Guadasséquies, Guardamar de la Safor, Llocnou de Sant Jeroni, Montitxelvo, Palmera, Palomar, Pinet, Real de Gandia, Salem, Benagéber, Beneixida, Benicull de Xúquer, Benimuslem, Calles, Castielfabib, Cerdà, Chera, Chulilla, Cortes de Pallás, Jalance, Cotes, Dos Aguas, Estubeny, Gestalgar, Granja de la Costera, Llaurí, Llocnou d’En Fenollet, Millares, Rotglà i Corbera, Sant Joanet, Sellent, Senyera, Sot de Chera, Teresa de Cofrentes, Torrebaja, Vallés, Zarra, El Mareny de Barraquetes (Sueca), El Saler (València) i Perellonet (València).

En la provincia de Alicante, se trata de las localidades de Almudaina, Alqueria d’Asnar, L’Atzúbia, Beniardá, Benigembla, Benimeli, Daya Vieja, Fachega, Famorca, Llíber, Setla de Nunyes (Muro d’Alcoi), Benamer (Muro d’Alcoi), Quatretondeta, Ràfol d’Almúnia, Sagra, Sanet y Negrals, Vall d’Alcalà, Vall de Laguar, El Realengo (Crevillent), San Felipe Neri (Crevillent), El Mundamiento (Orihuela), La Matanza (Orihuela), El Escorratel (Orihuela) y Barbarroja (Orihuela).

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.