El sector empresarial y turístico también marcha por Valencia bajo el lema «imposible resistir»

Las protestas de los sectores económicos más afectados por la pandemia del coronavirus ante las nuevas restricciones aprobadas por el Consell y una vez conocidas las ayudas previstas en el «plan Resistir», continúan. De este modo, si hace dos jueves la hostelería y el ocio colapsaban la ciudad de Castellón, y el pasado jueves hasta tres convocatorias simultáneas de protestas, entre ellas una caravana de vehículos llegada dedes Castellón, hacían lo propio con la de Valencia. Ahora la indignación y el enfado llega desde la provincia de Alicante hacia la capital del Turia.

La manifestación en su llegada a la plaza de la Virgen, donde se ha leído un comunicado.

Así, las asociaciones empresariales de Abreca-Cobreca (restauración), Avibe (agencias de viajes), Ociobal (ocio nocturno y salas de baile), Aptur (apartamentos turísticos), la Asociación de Campings de Benidorm, Jóvenes Empresarios de la Marina Baixa (Jovempa), la Asociación de Distribuidores de Bebidas (Adislev) y Aico (pequeño comercio y autónomos), junto con empresarios, autónomos, trabajadores y familiares de Benidorm y la Marina Baixa así a todas las asociaciones, federaciones y confederaciones de la Comunidad Valenciana ha marchado este jueves, día 4 de febrero, en la caravana de vehículos reivindicativa y posterior manifestación a pie en Valencia. Una protesta para reivindicar «soluciones y ayudas directas ya para nuestros sectores y el turismo».

Un jueves que, precisamente, es el primer día para solicitar las ayudas para autónomos y empresas del plan Resistir. Subvenciones que, en el caso de los autónomos, por ejemplo, son de un máximo de 600 euros por solicitante, después de meses y meses de pérdidas económicas y morales.

En esta línea, y como ya manifestó la coordinadora de Empresarios de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana, tildan las ayudas aprobadas por el consell de «limosnas» y califican el plan como «imposible resistir».

 

«No están preparados para dar soluciones reales a nuestras empresas, trabajadores y familias».

«Ya son 11 meses desde empezó una pesadilla llamada “covid” y unos dolores llamados Gobierno de España y Valenciano que debido a su incompetencia, nos han arruinado», aseveran en un duro comunicado», critican.

 Exigen soluciones reales

 

Uno de los vehículos que participó en la caranavana de protesta en Valencia el pasado jueves. Foto: Zulema Alcaraz

«El primero por invadir nuestra salud a traición y sin un escudo ni unas defensas preparadas para defendernos, y los segundos, unos incompetentes por demostrarnos que con su decisiones, no están preparados para dar soluciones reales a nuestras empresas, trabajadores y familias», aseveran.

Un momento de la manifestación de este 4 de febrero en Valencia.

Par ellos siempre hay «bonitas las palabras cuando en periodo de elecciones estos políticos, vienen a nuestras casas y están disponibles a cualquier hora sin excusas para pedirnos el voto, y vendernos que van a trabajar por y para todos, y los hechos confirman que una vez que están en el poder, se olvidan de lo prometido y solo solucionan sus problemas o a quienes tienen el color político que les arropa».

 

Parte del tejido empresarial «que formamos los autónomos y los pequeños negocios familiares de la Comunitat ya están en la cuerda floja, la otra parte ya hemos caído al agujero negro al que nos ha llevado las decisiones de los “grupos de expertos” y “políticos de baja intensidad” que nos gobiernan», lamentan.

 

Lamentan la excesiva burocracia

La protesta del pasado jueves ante el Palau de la Generalitat.

Los convocantes de esta nueva protesta en Valencia añaden que «no nos quedan ahorros con los que seguir pagando los impuestos que no cesan, las tasas, los intereses de demora o por aplazamiento, los ERTES de nuestros trabajadores y toda la burocracia de las administraciones nacional y autonómica, porque son ustedes los que nos ahogan como si no pasara nada, porque la solución no son los “avales ICO”, ni las limosnas de 1.500€ o 2.000€, ni las ayudas ridículas que se inventan para taparnos la boca y decir, que sí que nos están ayudando».

Para ellos «la solución es apoyar firmemente y sin complejos a los autónomos y empresas que creamos el empleo, generamos la riqueza y generamos el bienestar social en nuestros pueblos y ciudades, como así lo están aplicando en la mayoría de los países europeos».

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.