El Teatro El Musical presenta «La melancolía del turista», un documental escénico sobre los paraísos perdidos

Los objetos se convierten en sujetos para contar sus historias, las vidas y anécdotas de quienes un día estuvieron con ellos. Es la base del trabajo de Oligor y Microscopia, formación mejicano-españolaque esta semana estrena en la Comunitat Valenciana La melancolía del turista, tras su paso por el festival catalán Temporada Alta.  Dentro de su línea de fomento de los nuevos lenguajes escénicos, el 29 y 30 de noviembre el Teatre el Musical acoge tres pases de esta delicada propuesta de ‘Teatro Documental de Objetos’, un subgénero que han creado Shaday Larios y Jomi Oligor, los integrantes de esta compañía surgida de unir a Microscopia Teatro y Hermanos Oligor.

“Cuando nos encontramos, nos dimos cuenta que era un tren que no podíamos dejar pasar. Nos entendemos sin palabras, Shaday aporta la parte de los textos, la dramaturgia, va hilando todo lo que ocurre en el escenario. Y yo llevo la construcción de la escenografía, preparar las luces, las miniaturas y mecanismos…”, explica Oligor, describiendo la puesta en escena de unos espectáculos que poco tienen que ver con el clásico concepto de teatro.

“Se podría decir que hacemos documentales escénicos porque partimos de cosas que realmente han tenido un uso, unos dueños, un pasado. Cuando pensamos en un tema que nos gustaría tratar, hacemos una investigación de campo, nos desplazamos a los espacios donde podríamos encontrar historias relacionadas y buscamos los objetos que podrían haberlas vivido”, comenta el creador.

Dándoles protagonismo, voz y presencia escénica, es como se articulan las obras de Oligor y Microscopia, que invitan al público a subir a las tablas en funciones de aforo reducido, para unas 40 personas. Los espectadores viven la representación con una cercanía que permite transmitir la poesía, la ternura, la emoción y la humanidad que envuelve a estos objetos.

“Nosotros no tratamos de darles forma antropomórfica, a diferencia de lo que se hace muchas veces con los títeres. Colocándole brazos, piernas y rostro a un bote, lo convierten en un personaje. Nuestros protagonistas pueden ser un antiguo sombrero, una postal o una vieja fotografía. A través de ellos y de todo lo que los rodeó, se va hilando el relato”, aportan desde la compañía.

El turismo como metáfora

Tras el éxito de su primer espectáculo conjunto, La máquina de la soledad, con una larga gira que incluyó varios países latinos, Jomi Oligor y Shaday Larios han ido creando escuela. A través de talleres, laboratorios y un libro están difundiendo los métodos creativos y expresivos del ‘Teatro Documental de Objetos’.

En su nuevo espectáculo, han buceado en el tema del turismo, de las construcciones mentales que se realizan ante la expectativa de viajar, las ilusiones, anticipaciones, imágenes que construye quien va a conocer un nuevo espacio. Estampas que después poco tienen que ver con lo que se encuentra, produciéndose una melancolía de aquello imaginado, de la ilusión. 

Para crear La Melancolía del turista la compañía visitó lugares que en su momento fueron codiciados destinos turísticos, pero que hoy día han sido abandonados. Y no pueden esconder el ansia de seguir siendo un paraíso.

Miniaturas, objetos y mecanismos se articulan para componer una mirada crítica, pero también poética, sobre lo que rodea al periodo vacacional, esos mitos que forman una imagen idílica del lugar perfecto, que rompen con la monotonía, que alimentan la fantasía durante todo el invierno. 

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.