La vida iba en Serie… por Rafa Marí

21 de febrero de 2021.

Estamos en plena celebración del «Año Berlanga». En la encuesta de Valencia City sobre las mejores películas de la historia del cine español figuran –y es justo que así sea– un montón de títulos de Luis García Berlanga (1921-2010). El próximo 12 de junio se cumplirá el centenario del realizador valenciano. En los últimos días he conocido una buena historia sobre el director de Plácido. Mi interlocutor ha sido el empresario y mecenas Guillermo Caballero de Luján.

Juan Ripolles y Guillermo Caballero de Lujan, en 2008.

“Hace ya más de cuarenta años se me ocurrió producir un cortometraje sobre el maestro Ripollés, que por aquel tiempo me había propuesto que le ayudase en su lanzamiento artístico”, cuenta Caballero de Luján. “Fuimos Ripollés y yo a Madrid a ver al director José Luis Garci y tuvimos con él un interesante almuerzo”. Garci les dijo que él no tenía experiencia en el terreno de los «cortos», pero les dio varias ideas. “Nos sugirió que se lo propusiésemos a Jorge Berlanga, hijo de Luis, que deseaba seguir los pasos de su padre”. Ripollés, Caballero de Luján y su esposa Charo decidieron ir a ver a Luis García Berlanga y su mujer María Jesús en su casa de Somosaguas. Ripollés tenía buena amistad con ellos.

Luis Garcia Berlanga con su hijo Jorge.

La visita se convirtió en una animada merienda-cena, con copas incluidas, que duró hasta las tantas. Guillermo, Ripollés y Luis llegaron a un estimulante plan: el guion del corto lo escribiría Jorge Berlanga, pero la realización se la propondrían a Imanol Uribe, director de El proceso de Burgos (1979) y, posteriormente, de las prestigiosas La muerte de Mikel (1983), El rey pasmado (1991) o Bwana (1996), entre otras.

“Le puse a Luis una condición: el corto sobre Ripollés tenía que exhibirse en los cines, siempre y obligatoriamente, antes de La escopeta nacional, a modo de pareja unida e inseparable; Luis se comprometió a que se haría así”, rememora Caballero de Luján. “Propuse, además, hacer una gran celebración después del estreno en Madrid, invitando a la fiesta a todas las personas que asistiesen al cine, y también a muchas que no podrían sumarse hasta más tarde.”

Jose Sazatornil y Berlanga repasan el guion de La escopeta nacional.

Con el poder de convocatoria que tenían los Berlanga “se hizo una cena con resopón de paellas en horas de madrugada”. La gente se divirtió y la fiesta se prolongó hasta el amanecer. “Acudió el ‘todo Madrid’, no menos de 350 personas”. Publicitariamente, el sitio elegido tenía gran carisma. “Pudimos conseguir el Joy Eslava, que inauguramos nosotros esa noche; fue un golpe de suerte y de rapidez de reflejos por nuestra parte”. El detalle simpático de Ripollés consistió en pasarse durante tres horas “haciendo el dibujo de una paloma para cada invitado, acompañando los dibujos de una naranja”.

El Joy Eslava es una discoteca situada en la calle Arenal de Madrid inaugurada el 24 de febrero de 1981, al día siguiente del golpe de Estado encabezado por el general Miláns del Bosch y el coronel Tejero (estos días se cumple el 40 aniversario de aquella siniestra intentona). En épocas anteriores este local estuvo ocupado durante décadas por el histórico Teatro Eslava, dirigido hasta 1979 por Luis Escobar Kirkpatrick, el inolvidable marqués de Leguineche de La escopeta nacional, Patrimonio Nacional y Nacional III. El Joy Eslava fue escenario ocasional del programa de TVE Aplauso, en el que actuaron estrellas de aquellos años como Tino Casal, Alaska y los Pegamoides o Mecano. En 1998 un incendio en la discoteca destruyó dos de las cuatro plantas del local y obligó a desalojar a 1.200 personas.

DIARIO UN CINÉFILO

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DIARIO DE UN CINÉFILO Es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.