La vida iba en Serie… por Rafa Marí

28 de junio de 2021.

“En unas buenas vacaciones no tienes nada que hacer y dispones de todo el día para hacerlo”, dice Robert Orben (Estados Unidos, 1927, escritor y mago). No tener nada que hacer suele ser el inicio perfecto para concebir fabulosos proyectos: libre de compromisos inmediatos, nuestra creativa mente imagina empresas soberbias y empieza a dar cierta consistencia a ideas tal vez menos imposibles de lo que sentencia el sentido común. 

Estamos a las puertas de las vacaciones de verano. Julio y agosto, al alcance de la mano. Quienes no somos reacios al optimismo de la voluntad, queremos creer que la pandemia es cosa del pasado. Todos los viajes terminan siempre en el mismo lugar: en casa. Pero hasta que llega el apagado momento del regreso, viajar nos recompone y mejora. Anoto en este diario cinco estupendas películas sobre “días de vacaciones”. Tres de ellas son vitales y alegres. Las otras dos, melancólicas y tristes. Las cinco son cronológicamente “antiguas”: la más veterana es de finales de los años 40 y la más “joven”, de los años 60. Tres de ellas en colores, y dos en blanco y negro.

Un día en Nueva York (Stanley Donen-Gene Kelly, Estados Unidos, 1949). Un clásico que desprende alegría de vivir. Tres marineros pasan un día de vacaciones en la ciudad más espectacular del mundo. Allí tienen durante 24 horas, en el gran escenario urbano de Nueva York, experiencias de todo tipo. Extraordinarios números musicales (música de Leonard Bernstein) y un gran reparto: Gene Kelly, Frank Sinatra, Betty Garrett, Ann Miller, Vera Ellen

Vacaciones en Roma (William Wyler, 1953). Delicioso cuento de hadas. En realidad, el cuento es sobre una princesa y un periodista, alianza más bien improbable, aunque medie el amor. Wyler se movía muy bien en las películas del Oeste, en los dramas, en el cine épico o en la comedia romántica, como es el caso. Este film, tan popular en su época, convirtió a Audrey Hepburn en una estrella. Gregory Peck tuvo aquí uno de los mejores papeles de su carrera.

Novio a la vista (Luis García Berlanga, 1954, España). Ambientada en 1918, la tercera película del gran cineasta valenciano, rodada en el hotel Voramar de la playa de Benicàssim, describe con divertido tono irónico “los pequeños ritos cotidianos de las diferentes familias que acuden a un balneario a pasar sus vacaciones” (Juan Carlos Vizcaíno en El universo de Luis García Berlanga, Notorious, 2021). Impresionante la nómina de actores y actrices de carácter que nos regala Novio a la vistaAntonio Riquelme (sublime, como siempre), José María Rodero, Irene Caba Alba, Mercedes Muñoz Sampedro, Julia Caba Alba, José Luis López Vázquez, Julia Lajos, Juana Ginzo

Locuras de verano (David Lean, 1955, Reino Unido). No es una de las películas más celebradas de su director, pese a ser una obra maestra en su género. ¿De qué género? El género del que estamos hablando: crónicas sobre personas que pasan unas jornadas lejos de su casa y cuya disponibilidad psicológica acoge con ganas diversos tipos de aventuras, incluida la del enamoramiento. Esta es una de las mejores interpretaciones de Katharine Hepburn en su etapa de madurez, tan empalagosa a menudo (no la soporto en De repente, el último verano, 1959, tampoco en El león en invierno, 1968 o En el estanque dorado, 1981).

Dos en la carretera (Stanley Donen, 1967). Excelente road movie que discurre en París, Normandía, Chantilly, Niza, Saint-Tropez… Montaje paralelo de diferentes momentos en la vida de una pareja: la felicidad inicial, con sentimientos de plenitud, y la rutina de la convivencia, una década después. Pese a la inspirada, sentimental y envolvente música de Henry Mancini y la elegante realización de Donen, esta es la dura historia de un creciente desamor. Audrey Hepburn y Albert Finney, insuperables.

DIARIO UN CINÉFILO

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DIARIO DE UN CINÉFILO Es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.