La vida iba en Serie… por Rafa Marí

El equipo de Vergüenza durante su presentación en San Sebastián.

15 de junio de 2020.

Vergüenza (Movistar, 2017-2019, tres temporadas, con 23 capítulos de alrededor de 25 minutos cada uno) es una de esas series en las que te lo pasas bien pasándotelo bastante mal. No sé si me explico. Los directores y guionistas (Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero) nos narran pequeños lances cotidianos en los que Jesús (estupendo Javier Gutiérrez), a veces ayudado por su mujer, la dócil Nuria (perfecta Malena Alterio), mete una y otra vez la pata, provocando situaciones insoportables con familiares, vecinos y gente que acaba de conocer. Jesús es un fotógrafo de bodas, comuniones y bautizos, pero él se empeña en ser también un artista. Y de vez en cuando intenta hacer fotografías conceptuales para exponerlas en galerías de prestigio. Cosa que no consigue nunca. Los galeristas pueden ser esnobs, pero no idiotas.

Javier Gutiérrez y Malena Alterio forman la pareja protagonista de Vergüenza.

Jesús es terco, grotesco, inculto y egoísta. Él se cree flexible, hábil, experimentado y solidario. Es el típico «cuñao» que cuando se lanza a deshacer equívocos, lo arruina todo a su paso. Los espectadores asistimos a sus hazañas sintiendo vergüenza ajena. Solo ante el televisor, he llegado a gritarle a este antihéroe moderno: “Jesús, deja ya de hacer el ridículo”. Personaje desubicado y trágico, a veces nos hace reír con sus insistentes y merecidos fracasos. Reímos porque reír es un poco mejor que llorar. Pero nos sentimos inseguros. Es la nuestra una risa destemplada. Y miedosa. Todos hemos sido «Jesús» en alguna ocasión. 

A partir de ahora seguiré con más atención la carrera de Cavestany (Madrid, 1967) y Fernández Armero (Madrid, 1969). La realidad social española de nuestro momento será para ellos una inagotable fuente de inspiración. Si no se ablandan, nos ofrecerán en el futuro muy buenas series y películas. 

DIARIO UN CINÉFILO

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DIARIO DE UN CINÉFILO Es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.