La vida iba en Serie… por Rafa Marí

28 de octubre de 2021.


Numerosas referencias a famosas películas en los Diarios. A ratos perdidos 1 y 2 (2021) de Rafael Chirbes (Tavernes de Valldigna, 1949-2015). La editorial Anagrama ha publicado todos los libros de Chirbes. Entre otros, La buena letra (1992), La caída de Madrid (2000), Crematorio (2007, su novela más famosa, con una adaptación televisiva de éxito), En la orilla(2013, premio Nacional de Narrativa), la confesional París-Austerlitz (2016) o El año que nevó en Valencia (2017). 

Chirbes era un lector voraz. La literatura es «una criada que te ordena la casa», decía. Aunque en el fondo –y a menudo también en la  superficie– desconfiaba de su formación autodidacta, con sus lecturas podía mostrarse tan apasionado y tenaz en la admiración (CervantesTeresa de Jesús, Balzac, Flaubert, Karl Marx, Dostoievski, Proust, Henry James, Melville, Galdós, Broch, Musil…) como virulento en el rechazo: a Arturo Pérez-Reverte lo destroza, con  placer y cierto regodeo, a propósito de Cabo Trafalgar (2004). De la muy famosa y celebrada Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, afirma que hoy «soporta mal una lectura.» Y de El jardinero fiel que no es «de los mejores libros de John Le Carré. Se le ve demasiado la mampostería».

Pero vayamos al cine, tema central de estos Diarios que gentilmente me publica Valencia City. «La versión cinematográfica de la novela de Jack London El lobo de mar es una extraña película y una gran obra de arte, con un equipo de esos que se llaman de lujo: guión de Robert Rossen; Edward G. Robinson, John Garfield e Ida Lupino en el reparto (…) La dirige un Michael Curtiz en estado de gracia».

Anotación rápida en un café parisino: «Una americana viste y peina como María Schneider en El último tango en París. Lo que fue moderno en su día, choca hoy por su anacronismo. Ya nadie viste y peina así. Hay gente que echa el ancla en un momento de su biografía y se queda a vivir para siempre en ese punto de amarre».

Sobre las películas de su infancia: «Recuerdo los años en que era un niño loco por el cine y para quien aún no existían las películas de Bertolucci, sino las de Totó Fabrizi, las de James Stewart Kim Novak. O las de Toni Curtis y Janet Leigh Coraza negra, El gran Houdini!)» (me llama la atención que Chirbes, siempre tan escrupuloso y exacto en sus apuntes, llame Toni Curtis a Tony Curtis). 

«El miércoles me fui a ver Los sobornados, de Fritz Lang. Un peliculón». «Candilejas, de Charles Chaplin. Gran folletín, A algunos les parecerán excesivos los diálogos entre el payaso y la bailarina. Funcionan. Nos enseñan. Nos conmueven. Pero ¿por qué digo ‘nos enseñan, nos conmueven’? Hablo de mí, me conmueven a mí». «El Chaplin de Monsieur Verdoux. Cómo olvidar la secuencia en que encuentra a la mendiga que acaba de salir de la cárcel. Es una de las mejores secuencias que he visto nunca. Excesiva, como siempre en Charlot, pero magnífica».

«West Side Story. Cuando la estrenaron en Denia, entré en el cine a las cuatro de la tarde y salí de madrugada, tras haberla visto dos veces de un tirón. Al día siguiente repetí la sesión contínua. Volví a verla dos veces. Ahora, tantos años después, la película me devuelve algunos de los sentimientos de entonces: el adolescente que la contemplaba embobado una tarde de verano».

«Veo Comandante, la película de Oliver Stone sobre Fidel. No me interesa. La cámara se mueve como loca en un montaje acelerado. Un mareo. A Fidel no se le entiende la mitad de lo que dice y lo que se le entiende a ratos roza la demencia senil».

«Ponen en la televisión El vals del emperador, una película de Billy Wilder que no recordaba haber visto. Se trata de una caricatura –a veces demoledora– de toda la repostería tópica vienesa –Viena, el Tirol y sus alegres leñadores, el tirolito, el vals, la corte con su Emperador, etc–. Me fijo en la fecha, 1948, y me admira la fortaleza, el vigor de esa generación de exiliados riéndose de sí mismos mientras contemplaban los escombros a los que había quedado reducido su mundo». Estupendo  comentario de Chirbes sobre una película considerada ‘menor’ en la filmografía de Wilder. De ‘menor’ nada. En alguna ocasión he querido elegir lo peor de Billy Wilder y decidí optar, basándome en lejanos recuerdos de cinéfilo a medio cocer, por El vals del emperador. Pero hará un par de años quise verla de nuevo, busqué el DVD y me llevé una sorpresa: se trata de un delicioso e irónico juguete cómico sobre un universo social desaparecido. El vals del emperador está llena de un humor socarrón y de divertidos disparates argumentales. Al final, ya metido en esa selección negativa en la que estaba empeñado, me incliné por la aburrida El héroe solitario (1957) como la peor película de un director que en realidad nunca hizo un film detestable.

DIARIO UN CINÉFILO

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DIARIO DE UN CINÉFILO Es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.