La vida iba en Serie… por Rafa Marí

La gran familia –y el servicio doméstico– de Fanny y Alexander, un film y una serie de rasgos autobiográficos de Ingmar Bergman.

18 de junio de 2020.

En su autobiografía (A propósito de nada, Alianza, 2020), Woody Allen cuenta que mantuvo con su admirado Ingmar Bergman “muchas y extensas conversaciones telefónicas donde no hacíamos más que cotorrear. Él padecía de las mismas inseguridades que padecemos todos; por ejemplo, se presentaba en el plató y de pronto lo sobrecogía el pánico porque no sabía dónde colocar la cámara”. En la escritura esas dudas aparecen con frecuencia cuando hay que elegir un adjetivo. Normalmente queremos acabar pronto el artículo, para relajarnos, y optamos por los adjetivos de siempre: magnífico, excelente, penoso, fenomenal…

Bergman era un cineasta innovador, tanto por la manera atormentada y esencial de contar las cosas como por el formato de sus producciones. Fue de los primeros grandes directores –se le adelantaron sir Alfred con La hora de Alfred Hitchcock, 1955-1965, y Roberto Rossellini en 1959 con sus diez capítulos para India– en explorar las posibilidades narrativas de las series con capítulos de entre 45 minutos y una hora (Secretos de un matrimonio, 1973, seis capítulos; Cara a cara, 1976, cuatro capítulos y una de las grandes obras de Bergman, y los cinco capítulos de Fanny y Alexander, 1982). En España nuestro pionero fue Fernando Fernán Gómez con El pícaro, 1974, con 13 capítulos de media hora.

Malmsjö en el papel del obispo Vergérus.

Curiosidad cinéfila: Jan Malmsjö (1932, Suecia, hombre apacible y estrella musical en su país) es uno de los malos más abominables de la historia de la tele o el cine. Encarna prodigiosamente al integrista y manipulador obispo Edvard Vergérus de Fanny y Alexander. Un personaje detestable. Pues bien, hay algo que saben muy pocos: Malmsjö interpreta en la escena final de Cortina rasgada (Hitchcock, 1966) a un fotógrafo sueco. El papel es tan nimio que su nombre no aparece en los títulos de crédito. Pero nadie puede quitarle a Jan el honor de haber trabajado para Hitchcock y Bergman. Nada menos.

DIARIO UN CINÉFILO

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DIARIO DE UN CINÉFILO Es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.