La vida iba en Serie… por Rafa Marí

8 de diciembre de 2021.


Excelente el dossier de Dirigido por… dedicado al género musical. La publicación le pidió a 37 críticos (uno de ellos fui yo, como ya conté en la anterior entrada) que eligiesen sus diez musicales preferidos. Resultado en los diez primeros puestos:

1, Cantando bajo la lluvia, con 33 votos

2, West Side Story, con 23 votos

3, Melodías de Broadway 1955, con 20 votos

4, Empieza el espectáculo, con 15 votos

5, El mago de Oz, Un día en nueva York Los paraguas de Cherburgo, las tres con 13 votos

6, My fair lady y El fantasma del paraíso (dirigida por Brian de Palma en 1982), con 12 votos

7, Ha nacido una estrella (versión de 1954, dirigida por George Cukor), con 10 votos

8, Las zapatillas rojas, Cabaret Dinero caído del cielo, con 8 votos

9, La calle 42, Siete novias para siete hermanos Siempre hace buen tiempo, con 7 votos

y 10, Las señoritas de Rochefort, Camelot Pesadilla antes de Navidad, 6 votos.

Sorpresas de la encuesta: nadie se ha acordado de La bella de Moscú (Rouben Mamoulian, 1957); ni siquiera yo, que tantas veces la he disfrutado; la razón de ese rechazo general quizá radique en que se trata de un remake –o sea, una copia más o menos «intervenida»– de Ninotchka (Ernst Lubitsch, 1939); también pesa que la película es una desprejuiciada apología del capitalismo y, confieso por fin el principal motivo de mi descarte, no me creo, de ninguna manera, a la bella y escultural Cyd Charisse loca de amor por Fred Astaire, gran bailarín pero no precisamente un hermoso varón: ¿Cyd y Fred? Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible.

Anoche anoté en mi diario un compromiso personal: elegir los 10 mejores musicales del cine español. Al igual que hice en la encuesta para Dirigido por… en la que tuve el asesoramiento del cultísimo cinéfilo Javier Pitarch, esta vez me asesoré con otro cinéfilo para todas las estaciones, Francisco Javier Ortiz, experto en el cine español y fan de Valencia City y de Dirigido por... «Elijo yo cinco películas bien conocidas», le dije, «y tú completas la lista con cinco rarezas o ‘atrevimientos’ culturales». Francisco Javier aprobó el plan.

Esta es mi lista, que cito por orden cronológico:

1, ¡Bienvenido, Mister Marshall! (Luis García Berlanga, 1953: esta extraordinaria película, cosa que se olvida a menudo, es también un musical pensado para el lucimiento de Lolita Sevilla, aunque los que de verdad se lucen son Berlanga, Manolo Morán José Isbert)

2, El último cuplé (Juan de Orduña, 1957: un hito del cine popular con canciones)

3, Diferente (Alfredo Alaria Luis M. Delgado, insólito manifiesto gay estrenado el año 1962, en pleno franquismo)

4, Casa Flora (Ramón Fernández, 1973: el film tiene algunos de los números musicales más descacharrantes de la historia)

y 5, El otro lado de la cama (Emilio Martínez-Lázaro, 2002).

Estas fueron las elecciones del erudito Francisco Javier Ortiz:

1, Morena Clara (Florián Rey, 1936)

2, Embrujo (Carlos Serrano de Osma, 1947)

3, Parsifal (Daniel Magrané y Carlos Serrano de Osma, 1951)

4, Doña Francisquita (Ladislao Vajda, 1952)

y 5, Aventuras del barbero de Sevilla (Ladislao Vajda, 1954).

Por razones diversas y cruzadas no aparecen en nuestra selección –a punto estuvieron de hacerlo– los musicales de Carlos Saura, la valiosa Los Tarantos, de Francisco Rovira-Beleta (1963), la curiosa y gamberra ¡Bruja, más que  bruja! (Fernando Fernán Gómez, 1977), Las cosas del querer (Jaime Chavarri, 1989), Tacones lejanos (Pedro Almodóvar, 1991) o la reciente La llamada (Javier Ambrossi Javier Calvo, 2017, esta última no la hemos visto ni Francisco Javier ni yo; todo llegará).

En el tema de las listas, aparte del buen criterio cinéfilo, también cuenta el estado de ánimo de cada uno y su capacidad de recuerdo. Algunas veces, cuando volvemos a ver una película que hace 30 o 40 años nos gustó mucho, ahora nos deja indiferentes. Son cosas de la edad y del paso del tiempo, que nos trastocan un poco. 

DIARIO UN CINÉFILO

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DIARIO DE UN CINÉFILO Es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.