La vida iba en Serie… por Rafa Marí

23 de diciembre de 2021.

He contado varias veces mi temprana afición a coleccionar, desde la niñez, carteleras de mano, pero creo que no lo he hecho en este Diario de un cinéfilo. Llegué a tener más de 2.000 carteleras, que guardaba en cajas de zapatos. Un mal día mi madre decidió tirar al basurero, sin avisarme antes, las cuatro o cinco cajas rebosantes de imágenes peliculeras (Alba de América, Esa voz es una mina, Con él llegó el escándalo, Venus era mujer, Con la muerte en los talones, La guerra de los mundos, Calabuch, El último cuplé, Vértigo, Muerte de un ciclista…). De mi madre, luchadora tenaz, tengo muy buenos recuerdos, pero este no es precisamente uno de ellos.

Muchos años después, superado el disgusto, empecé a coleccionar de nuevo las evocadoras carteleras de mano, a menudo más atractivas que las propias películas que publicitan. Poco a poco he logrado reunir unos 3.000 ejemplares, ahora guardados bajo llave en cajas metálicas de unos 40×30 centímetros. De vez en cuando me entretengo buscando en mi colección películas olvidadas o raras. Nada de films demasiado famosos. Si en el reverso hay anuncios promocionales (del tipo «Gran estreno, cine tal y cual, en espectacular Cinemascope»…), entonces me emociono. Recupero de esa manera, durante fugaces momentos, todo un mundo perdido. Las carteleras son mi magdalena proustiana. 

Estas son las tres carteleras con las que me he entretenido hoy, día del sorteo de El Gordo de Navidad, mientras intento superar el engorroso constipado que me atenaza desde hace unos días. La disciplina y la cinefilia me sanarán.

Secretaria brasileña (Irving Cummins, 1942). ¡Rodada durante la Segunda Guerra Mundial! Evasión pura y dura. En el reparto, Betty Grable, Carmen Miranda y John Payne. Leo en el reverso: “Cinema Sur de Mislata. En Technicolor. Risa en los labios, música en los sentidos y amor en el corazón. Carmen Miranda, más salada que nunca”.

Viudas del jazz (Archie Mayo, 1942). “Una divertidísima comedia musical compacta de alegría y buen humor”. Otra película de entretenimiento en una época atroz, mucho más peligrosa que la actual, con el bárbaro, racista y demente Adolf Hitler queriendo dominar toda Europa. En el reparto, George Montgomery, Ann Rutherford y Glenn Miller (dos años después, Glenn Miller desaparecería en un vuelo sobre el Canal de la Mancha, como nos cuenta la vital y conmovedora Música y lágrimasAnthony Mann, 1953). 

La hora radiante (Frank Borzage, 1938). Reparto estelar: Joan Crawford, Margaret Sullavan, Robert Young y Melvyn Douglas. Reverso de la cartelera (copio tal cual, respetando la peculiar sintaxis, las faltas de ortografía y el azaroso uso de las mayúsculas): “OLYIMPIA CINEMA. VILLAJOYOSA. Empresa Alfonso Guixot Guixot. HOY de 5 tarde a 10,30 noche. METRO GOLDWYN MAYER presenta el grandioso Estreno La hora radiante. Un bonito complemento. Viernes 12 de octubre de 1945 Extraordinario Estreno en ESPAÑA en Tecnicolor ENAMORADOS.”

A la palabra Tecnicolor se le ha olvidado una hache (Technicolor), pero bien pensado; ¿no es bastante más razonable pasar de esa puñetera hache y escribir sencilla y sensatamente Tecnicolor?

DIARIO UN CINÉFILO

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DIARIO DE UN CINÉFILO Es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.