Pamen Pereira propone un viaje espiritual por siglos de sueños en el Dormitori del Centre del Carme

A partir del 28 de enero, el público puede disfrutar de «Pamen Pereira. El final del sueño», que inicia la programación expositiva del CCCC de 2022

 

La exposición recrea una atmósfera cargada de simbolismo, misterio y poesía con obras creadas ex profeso

La Sala Dormitori del Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC) realiza un viaje espiritual a su pasado como dormitorio de los frailes carmelitas en la Edad Media. La artista Pamen Pereira recrea una atmósfera única cargada de simbología, misterio y poesía en la nueva exposición del CCCC, cuyas principales obras se han realizado expresamente para este espacio.

 

José Luis Pérez Pont, Pamen Pereira y Víctor Segrelles en la inauguración de la exposición.

José Luis Pérez Pont, director del CCCC y del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV), ha presentado esta exposición, bajo el título «Pamen Pereira. El final del sueño». «Iniciamos la programación expositiva de 2022 con una muestra que nos abre una puerta a la inspiración, que nos permite conectar con la naturaleza y con otras culturas y, en definitiva, con el proceso creativo de Pamen Pereira. Una artista que nos ofrece obras cargadas de su propia experiencia vital, como refleja en las instalaciones creadas ex profeso para el CCCC, que han sido producidas por el Consorci de Museus», asegura.

Víctor Segrelles, comisario de la exposición, ha destacado el valor de esta exposición: «Hace unos meses, Pereira volvió a exponer en València, pero hacía 20 años que no ofrecía al público una gran intervención ex profeso como esta en la capital. Es una de las grandes artistas que mezclan arte y vida como si fuesen la misma cosa y, por ello, no deja indiferente a nadie. Es una artista con duende».

En este sentido, Segrelles añade que «Pereira traslada sus viajes a su obra y el público puede encontrar en ella una fuerte carga espiritual». «Se enamoró del Dormitori del Centre del Carme y, a partir de ahí, creó las obras principales de la muestra, que conviven con otras creaciones recientes, para mostrar siglos de sueños de los carmelitas que habitaron el convento con una gran capacidad de sugerencia poética», explica.

 

Simbología, misterio y poesía

 

Antiguo dormitorio -durante siglos- de los frailes carmelitas que habitaron el convento, el propio espacio expositivo está en el origen de la creación de las obras centrales de la muestra. Realizadas expresamente para este proyecto, dichas obras están inspiradas en la mística espanñola del Siglo de Oro, tomando como referencia principal el pensamiento y la poesía de san Juan de la Cruz.

Como elemento renovador, el fuego protagoniza la instalación ‘La sospecha del fuego’ y ‘El fuego y el reposo’, un par de zapatos y un camastro antiguo, respectivamente, de los que surgen llamas generadas con vapor seco y una iluminación especial. Ambas están inspiradas en algunos de los poemas de san Juan de la Cruz, como ocurre con ‘Por aquí no hay camino’, una escalera de caracol con la que se hace referencia a la ‘Subida del Monte Carmelo’ y a la necesidad de desprenderse.

Complementan la exposicioón esculturas, objetos y dibujos recientes que remiten al imaginario artiístico sobre el que Pamen Pereira viene trabajando durante toda su trayectoria: las relaciones arte-vida-naturaleza, el binomio ciencia-magia, la búsqueda de fundamentos que armonicen conceptos duales en eterno conflicto (permanente/efímero, inmutable/mudable, pesado/ingrávido) y la fusión de la experiencia vital con el proceso creativo. El conjunto de obras expuestas, dada la interrelación y fusión de unas con otras y su disposición en el espacio de la sala, deviene una «obra nueva», una envolvente instalacioón plena de misterio y poesía.

Todas las obras que conforman «Pamen Pereira. El final del sueño», bajo el comisariado de Víctor Segrelles, podrán visitarse en la Sala Dormitori del Centre del Carme desde el 28 de enero hasta finales de abril.

 

Proceso creativo y experiencia vital

 

Dibujo, pintura, escultura, instalación, en ocasiones fotografía y video, o cualquier otro medio son válidos para que Pamen Pereira materialice una idea y concrete el acto creativo. Un acto que, en su proceso, se funde con la experiencia vital de la artista y esta? fuertemente vinculado a la naturaleza, de donde extrae gran parte de sus imágenes. Un planteamiento artístico que es, en el fondo, la elección radical de un modo de vida. Una exigente fidelidad a esta como vía de conocimiento y lugar de transformación. La vida como principal gabinete de trabajo.

Estudia Bellas Artes en Valencia y a mediados de los años ochenta inicia su trayectoria artiística. Desde entonces, no ha cesado de viajar, realizar proyectos y exponer sus obras, tanto individualmente como en muestras colectivas y temáticas, en galerías de arte, museos y espacios culturales de todo el Estado español y de distintas ciudades europeas, asiáticas y americanas, pues ha residido largas temporadas en países lejanos como Japón y Tanzania o en lugares extremos como la Antártida y el Sáhara.

 

En concreto, ha expuesto en espacios como el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC), el Museo de la Cultura de Galicia en Santiago de Compostela, el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC), el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), el Museo de Lugo, el Museo Esteban Vicente de Segovia, el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA), el Museum Zu Allerheiligen de Schaffhausen en Suiza, el Palacio de la Ópera de El Cairo, la Bibliotheca Alexandrina Arts Center en Alejandría (Egipto), el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, el Museo Nacional de Artes Visuales de Montevideo y el Museo de la Ciudad en Querétaro (México), Recent Gallery (Sapporo, Japón), Barg Gallery (Teheran, Irán), Galerie d’art du Conseil Général des Bouches-du-Rhône (Aix-en-Provence, Marsella), Palazzo Pinucci y Galleria Via Larga de Florencia, el Palacio del Senado (Madrid), el Museo de Bellas Artes de Caracas en Venezuela, la Fundación Juan March o el Palacio de Velázquez (Madrid).

Sin abandonar la soledad del taller como templo de reflexión y estudio del que surgen obras con caraácter más íntimo, en los últimos años su trabajo se ha centrado en las instalaciones e intervenciones ‘site-specific’, para espacios tanto públicos como privados, algunas de las cuales son permanentes.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.