El IVAM aspira a confirmarse como referente internacional con una ambiciosa programación en 2020

Odalisque étendue (ca. 1924), de Matisse, podrá verse en el IVAM.

El IVAM ha presentado sus propuestas para 2020, una ambiciosa programación con la que el museo de arte moderno valenciano aspira a consolidarse como un referente internacional. Para ello, el centro profundiza su política de colaboración con los principales museos internacionales con un acuerdo con el MAXXI que permitirá mostrar en Valencia la colección de este prestigioso espacio de Roma. Acuerdos con museos internacionales que permitirán además dos grandes citas en los próximos meses: las exposiciones: Orientalismos y Des/orden moral.

La primera de ellas nos ofrecerá una aproximación a la mirada orientalista a través de la obra de artistas como Matisse, Klee , Picasso, Sorolla, Man Ray o Goya. La segunda, traerá hasta el IVAM fondos procedentes de espacios tan reconocidos coo el Museo de Arte Moderno de la Ville, el Centro Pompidou de París, el National Portrait Gallery de Londres, la Berlinische Galerie de Berlín o el Museo Reina Sofía de Madrid.

El director del museo, José Miguel G. Cortés, ha subrayado esta apuesta por consolidar la proyección del IVAM. «Valencia vuelve a estar en el circuito cultural y artístico de las grandes ciudades europeas. Las revistas especializadas internacionales se hacen eco de lo que hacemos en el IVAM. Prensa generalista de referencia como ‘Forbes’ o el ‘Wall Street Journal’ hablan de Valencia y marcan el IVAM como visita obligada. Esto es fruto de un trabajo bien hecho, pero también supone un reto: el de mantener el nivel de las exposiciones y de las actividades que programa el museo, el de continuar construyendo la identidad propia del museo», ha comentado.

Otra línea de trabajo para mantener esta reputación será profundizar en la mirada al Mediterráneo que el museo viene proyectando en los últimos tiempos. En esta ocasión lo hará con la primera gran retrospectiva en España de la artista libanesa Mona Hatoum, galardonada con el premio Julio González 2020. Así mismo, el IVAM. Así mismo, también tiene previsto presentar el próximo verano una aproximación a la obra de Gülsun Karamustafa, una artista turca que desde los años 60 trabaja temas vinculados a la política social y cultural y con la problemática de la inmigración de su país.

Hot Spot (2013), de la libanesa Mona Hatoum.

El IVAM tiene previsto complementar esta mirada exterior con otra dirigida al arte valenciano. Para ello tiene previsto presentar el próximo año dos importantes propuestas: una exposición de Miquel Navarro y una gran muestra dedicada a Josep Renau. La exposición de Renau, que podrá verse en octubre, tratará de reconstruir los diversos contextos históricos y creativos a los que tuvo que adaptarse el cartelista, fotomontador, muralista y escritor durante su fascinante trayecto vital. La muestra toma como objeto principal de investigación dos de los periodos históricos menos conocidos dentro de su producción artística: el México del exilio y el Berlín comunista.

También en esta línea, el próximo febrero se presentará la exposición Los años de la contracultura en Valencia, una muestra que recupera y reivindica la contracultura valenciana que comenzó a despuntar a finales de los años 60, irrumpió con el tardofranquismo y el inicio de la democracia, y finalizó en los años 80, devorada por la oficialidad.

Los responsables del IVAM presentaron también dos importantes iniciativas para el próximo año en su sede de Alcoy: una muestra dedicada al diseño industrial en la Comunidad Valenciana, que se inaugurará en abril, y una exposición sobre escultura española del siglo XX en colaboración con el Museo Reina Sofía de Madrid, que abrirá sus puertas en septiembre.

Por último el IVAM presentará en la Galería 3 una selección de las 620 imágenes que Robert Rauschenberg utilizó en el escenario del Minneapolis Children ‘s Theater donde la coreógrafa y bailarina estadounidense Trisha Brown estrenó en mayo de 1979 Glacial Decoy.

Durante este adelanto de la próxima temporada, la secretaria autonómica de Cultura, Raquel Tamarit, destacó la apuesta de su departamento para que «el IVAM sea referente expositivo internacional y a la vez que se abra el barrio que la rodea». En este sentido, ha señalado que «para nosotros es prioritario que la sede de Valencia se integre en el entorno del barrio que lo acoge, con la apertura del Patio de las Esculturas, y de esta manera acercar el museo en el barrio, consolidarlo aún más en la ciudad y que sea foco de atracción de visitantes del barrio, de la ciudad, de nuestro país y del turismo cultural internacional que aterriza en Valencia». Tamarit destacó al respecto el esfuerzo económico que desde la Generalitat se está haciendo en este museo al que este próximo año destinará 9,7 millones de euros, un 10% más que el ejercicio que ahora se acaba.

José Miguel G. Cortés y Raquel Tamarit durante la presentación de la programación del IVAM.
Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.