¿Qué es el renting empresarial?

CONTENIDO PATROCINADO

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan todos los empresarios es la adquisición de nueva maquinaria. Si bien las máquinas son esenciales para un funcionamiento óptimo de cualquier negocio, el precio de compra es muy alto y es difícil hacer frente a ese valor. En este artículo, hablaremos de alternativas a la compra de maquinaria, que son el renting y el leasing de maquinaria industrial.

 

Antes de pensar en la compra de maquinaria, es necesario evaluar muchos factores: el capital del que dispone la empresa, las diferentes formas de sufragar el gasto (préstamo, financiación, etc.) y el nivel de riesgo que el empresario está dispuesto a correr. Si después de analizar estos factores, la compra no resulta ser una opción viable, hay que buscar soluciones como el renting empresarial.

 

¿Qué es el renting?

El renting consiste en un contrato de arrendamiento de cualquier tipo de maquinaria o vehículo industrial. Puede tratarse de contratos a medio o largo plazo. Tanto la duración como el valor de las cuotas son flexibles, es decir, el cliente podrá elegir la mejor opción según su presupuesto.

 

¿Qué ventajas te aporta el renting empresarial?

La más grande de todas las ventajas recae en el precio. La maquinaria industrial tiene un coste elevado. En casos en los que la compra no es posible, el renting surge para satisfacer las necesidades de maquinarias de las empresas. Es una forma de ahorro, ya que solo se pagan unas cuotas y no el precio completo de compra de la máquina. Además, los gastos adicionales, como seguro, averías y mantenimiento, corren a cargo de la empresa que concede el renting. Por lo tanto, el arrendatario solo tiene que abonar las cuotas, sin ninguna sorpresa desagradable.

El renting también es una forma de luchar contra la obsolescencia de las máquinas industriales. La tecnología avanza muy rápidamente y en poco tiempo la maquinaria se queda obsoleta. Infelizmente, no todos los empresarios tienen condiciones de renovar con la debida frecuencia sus activos.

trae algunas consecuencias, como una ralentización del tiempo de producción, disminuyendo la rentabilidad del negocio. Como el renting es un contrato de alquiler, al finalizar ese contrato es posible solicitar un nuevo renting de una máquina más moderna. Es una forma de conseguir que tu empresa esté siempre a la vanguardia de la tecnología y, al mismo tiempo, ahorrar.

 

El renting se puede deducir fiscalmente, al ser un gasto

Otro beneficio es que se contempla como gasto, de forma que se puede deducir fiscalmente. Además, no consta en el CIRBE del Banco de España. Eso quiere decir que, si el empresario necesita un préstamo o una financiación mientras dura el contrato de renting, no tendrá problemas.

Por último, es necesario destacar la diversificación de activos que se puede conseguir gracias al renting. Existe una gran diversidad de maquinaria industrial, como robótica, torres de refrigeración y vehículos industriales. Con el renting, es más fácil conseguir un conjunto completo de maquinarias para que a la empresa no le falte ningún activo esencial.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.