Chema Cardeña y Jerónimo Cornelles recuperan «De Hiroshima a Nagasaki»

Esta sátira sobre el fin del mundo podrá verse en la Sala Ruzafa hasta el próximo 5 de febrero

Yolanda Muñoz, Rafa Alarcón y Jerónimo Cornelles, en una escena.

A veces las casualidades parecen un juego del destino. En febrero de 2011 todavía estaba finalizando la construcción de Sala Russafa, pero el equipo del centro cultural quiso testar las instalaciones del teatro y patio de butacas con lo que llamaron «Pretemporada en obras». Por primera vez, se levantó el telón con el estreno absoluto de De Hiroshima y Nagasaki, una sátira política que, caprichos del calendario, vino a calentar el ambiente preelectoral de unos comicios donde la izquierda, al frente del gobierno nacional, se enfrentaba a una posible pérdida de mandato.

Del 26 de enero al 5 de febrero de 2023, doce años más tarde, el reestreno de este montaje se produce en el mismo espacio que lo vio nacer. Y coincide, casualmente, con un nuevo periodo preelectoral de idénticas circunstancias. Pero el espectador no volverá a ver el mismo espectáculo. 

Chema Cardeña y Jerónimo Cornelles, coautores de esta comedia despiadada, han adaptado las múltiples referencias a la actualidad y otros detalles para traer al 2023 esta farsa sobre la trastienda de la política. «Por ejemplo, el final es diferente. Y hemos tenido que cambiar muchas bromas que se hacían los personajes porque hay temas que, socialmente, ya no se tratan de la misma manera», comenta Cardeña.

«La sociedad ha avanzado muchísimo en cómo referirse a una mujer, su papel social o la diversidad de orientación e identidad sexual, entre otras cosas. Y eso es una grandísima noticia. Lo que ya no sé si es tan bueno es que ahora tenemos la piel mucho más fina. Los propios artistas nos pensamos mil veces qué vamos a decir y cómo, para no ofender a nadie cuando la comedia, el humor, siempre ha sido más espontáneo», añade Cornelles.

De Hiroshima y Nagasaki trascurre un 6 de agosto, fecha en la que se lanzó la primera bomba atómica. Los asesores de los presidentes de dos políticos enfrentados, uno en la oposición y otro en el gobierno, esperan a que termine una reunión decisiva. Les observa una alta funcionaria que optó por el empleo público tras un fugaz y decepcionante paso por la política.

Los tres se conocieron mientras estudiaban Ciencias Políticas y comparten un pasado en común que salta al presente en una jornada frenética, en la que los grandes temas sociales parecen aliarse para hacer saltar por los aires la actualidad, poniendo a prueba los nervios y las conciencias.

Gags físicos y un constante intercambio de diálogos llenos de realismo y malaleche componen el engranaje de esta comedia rápida y certera, que asesta un directo tras otro a los entornos donde se cocinan las grandes decisiones, dando protagonismo a asesores y altos funcionarios, agentes de la trastienda política que suelen quedar en la sombra. El escenario se transforma en un ring donde la trastienda de la política recibe por la izquierda y la derecha, dejando nuevo espacio a las formaciones que en la última década han venido a romper el bipartidismo (que no los bloques ideológicos).

El resultado es un combate que alimenta la carcajada y permite, en palabras de los coautores de la obra, que por primera vez sea el público quien se ría de los políticos, y no al contrario.

Ambos recuerdan que hace 12 años el espectáculo que ahora reestrenan sufrió censura y fue objeto de reticencias a la hora de ser programado en determinados espacios y municipios. «Entonces no había mucha crítica política en la ficción y menos desde la comedia. Ni los políticos ni el séquito que les rodea estaban acostumbrados a verse en un espejo que reflejaba sus actitudes más patéticas. Ahora ya se han hecho libros como Los asquerosos o series como Vota Juan, así que esperamos que estén más acostumbrados y puedan encajar mejor la sátira», señala Cornelles.

Mientras que Cardeña remarca que la obra no es una parodia de nadie ni de ningún suceso en concreto: «a lo largo de los años, por nuestra profesión, hemos tenido contacto con entornos de poder, hemos ido viendo cosas, conociendo qué está detrás de las noticias… y eso es lo que hemos querido recrear en esta obra».

Chema Cardeña dirige la puesta en escena de De Hiroshima y Nagasaki en la que repiten Jerónimo Cornelles y Rafa Alarcón en el elenco, incorporando ahora a Yolanda Muñoz en sustitución de Jéssica Belda.

La formación valenciana Alarcón&Cornelles produce esta pieza que se incluye en el XII Cicle de companyies valencianes de Sala Russafa y que permanecerá en cartel dos semanas, desde el próximo jueves hasta el domingo 5 de febrero, recordando a los espectadores el poder que otorga un voto e invitándoles a no creer todo lo que va a copar la actualidad informativa en los próximos meses de campañas electorales.

Una escena de «De aquí y de allá».

«De aquí y de allá»

Las tradiciones orales han ido conformando un cuerpo de cuentos para niños de distintos puntos del planeta que demuestran que, aunque las culturas y los entornos sean diferentes, los pequeños de cualquier latitud tienen mucho en común. La compañía aragonesa Teatro Che y Moche regresan a Sala Russafa el 28 y 29 de enero para estrenar en la Comunitat De acá y de allá, una divertida propuesta que recoge narraciones populares de diferentes países.

Sus protagonistas son Petunia y Obdulia, dos hermanas aventureras que recorren el mundo. En cada lugar donde plantan su campamento, los niños son los primeros en acercarse, y ellas disfrutan contándoles historias de los lugares que han visitado.

Desde Finlandia les traen El saame bobalicón, la historia de un padre que tendrá que aprender a defender a su hija. Mientras que Gulnara la guerrera, es un cuento sobre una extraordinaria amazona y un soberano mongol. Y en la selva brasileña vive el niño que por las noches oye un misterioso silbido en El monstruo silbador.

Raquel Anadón y Gema Cruz interpretan esta pieza con dramaturgia de Miguel A. Ortiz y Marian Pueo, quien también dirige el espectáculo. Un viaje intercultural a través de historias que acercarán a los pequeños algunas aventuras vividas en entornos con creencias, paisajes y modos de vivir diferentes, pero que demuestran que los sueños, proyectos y temores de quienes los habitan son los mismos.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.