El Museo de Bellas Artes revisa la obra escultórica de José Ginés con la exposición «La matanza de los inocentes»

Un momento de la inauguración de La matanza de los inocentes.

El Museu de Belles Arts de Valencia inaugura la exposición La matanza de los inocentes, del escultor José Ginés (Polop de la Marina [Alicante], 1768 – Madrid, 1823), en la que se representan diferentes escenas del pasaje evangélico de la degollación de niños por orden de Herodes. 

La exposición se compone de 34 piezas (33 esculturas y 1 dibujo), de las que 29 corresponden a esculturas que formaron parte del Belén del príncipe, un excepcional conjunto de seis mil esculturas de barro cocido policromado, realizado entre 1789 y 1794, que fue encargado por Carlos III como regalo para su hijo, el futuro Carlos IV. 

Son esculturas de gran impacto visual para el visitante que muestran las emociones de los personajes llevadas al extremo y en los rostros de las imágenes se visualiza el dolor y la tragedia. 

Las obras seleccionadas para la ocasión proceden del Museo de la Academia de San Fernando, que en el año 2016, inició el proyecto de restauración de la colección de esculturas de José Ginés. Es la primera vez que las esculturas se muestran en una exposición. 

Han participado en la presentación de la exposición el director del Museu de Belles Arts de València, Carlos Reyero; la comisaria la muestra, Amparo Carbonell y el presidente de la Real Academia de San Carlos, Manuel Muñoz. 

El director del Museu, Carlos Reyero, ha incidido en la necesidad de ver estas piezas como «parte de un conjunto, donde tienen lugar distintas escenas, como si se tratara de un cuadro vivo o una película. Somos, pues, espectadores privilegiados de un relato sublime, cuyo desarrollo temporal ha de ser reconstruido mentalmente. Ese relato describe una gran tragedia. Las piezas nos hablan de la capacidad del arte para trasmitir el dolor más extremo e insoportable». 

El escultor José Ginés estudió en València, en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos y después de haber ganado varios premios de dibujo, pintura y escultura en 1783, se trasladó a Madrid con una pensión para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. 

Fue escultor de cámara honorario del rey Carlos IV y primer escultor de cámara de su sucesor, Fernando VII. Entre sus obras destaca el grupo de Venus y Cupido (1807), expuesto en el Museo del Prado; Los cuatro evangelistas, en la capilla del Palacio Real de Madrid y los bustos de Isabel de Braganza y Fernando VII, que también pueden contemplarse en la exposición que se exhibe en el Museu de Belles Arts de València. 

La exposición permanecerá abierta hasta el 3 de mayo de 2020 y esta muestra se incluye en los actos conmemorativos del 250 aniversario de la fundación de la Academia de San Carlos.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.