La hostelería, en pie de guerra, ante las nuevas restricciones

Las nuevas medidas de restricción de sectores como la hostelería, aprobadas por el gobierno valenciano y también las que se están llevando a cabo en las diferentes autonomías y desde el gobierno de España han puesto en pie de guerra, como cabía esperar, a este sector tan importante para la economía y del que dependen tantas familias de forma directa e indirecta. Además, todo aquello que afecta a la hostelería cobra una especial relevancia por su carácter de servicio público y por el arraigo que la restauración, las terrazas y los restaurantes en general tienen entre los españoles y también para aquellos que nos visitan cada año.

Diversas asociaciones hosteleras se han concentrado esta mañana, día 9 de septiembre, en Madrid.

Acto de protesta interprovincial en la plaza de Cibeles de Madrid

Por todo ello, diversas asociaciones y federaciones de hostelería como Hostelería de España, junto con la Plataforma por el Ocio, España de Noche y más de 50 organizaciones provinciales de las 17 Comunidades Autónomas, entre ellas la valenciana, organizaron en la mañana de este miércoles, día 9 de septiembre, en la plaza de Cibeles de Madrid, «un acto público de reivindicación ante la excesiva culpabilización del sector, que se materializa en continuas restricciones, sin ningún tipo de medidas compensatorias». De este modo, y bajo el lema «Salvemos la Hostelería y los locales de ocio nocturno», esta concentración tiene como objetivo «reclamar un futuro para el sector hostelero». Y entre las principales demandas estaban fomentar medidas de apoyo al empleo, medidas de apoyo a la estructura empresarial sectorial.
Y Propuestas para estimular la demanda.

Los hosteleros valencianos sospechan que se les está usando como tapadera ante los rebrotes

Entre los presentes en la concentración de Madrid había integrantes de asociaciones de hostelería valencianas como la la Coordinadora de hostelería de barrios de Valencia, compuesta por Ruzafa, Ciutat Vella, la zona Xúquer, Juan llorens y El Cabañal. Desde ella indicaban a Valenciacity.es que «esta decisión —la de ampliar por, al menos, 21 días más las restricciones a la hostelería— nos lleva de nuevo a denunciar y a sospechar que se nos está utilizando de tapadera para eludir la responsabilidad política ante los rebrotes».

Un momento de la concentración de la hostelería en la plaza de Cibeles de Madrid.

«Aunque se les acaban los argumentos creíbles para tomar estas decisiones y a las pymes del sector del ocio y la hostelería los recursos económicos para hacer frente a esta situación», lamentan. De hecho —agregan— «desde Sanidad admiten que las medidas restrictivas adoptadas no han solucionado el problema y han paralizado la extensión del virus, ya que los casos han ido en aumento».

«Si se prolonga esta situación puede provocar la ruina de más de 6.000 empresas y de 35.000 trabajadores del sector del ocio y la hostelería», auguran.

«Respecto a las restricciones que afectan a bares y restaurantes, la reducción de horario y aforos está suponiendo una merma de ingresos importantes. Sabemos que estamos ante una situación complicada y somos los primeros en mantener todos los protocolos de higiene y seguridad. Pero la facturación en estos últimos meses, tras la reapertura, está por debajo del 50%, por la caída de clientes y el consumo por persona».

Por todo ello, Por ello, piden a la administración «que sea más flexible a la hora de facilitar que podamos ejercer nuestra actividad sin trabas y con ayudas que lleguen a todo el sector en tiempo y forma y de manera equitativa. Esperamos que la maquinaria burocrática esté a la altura del actual contexto y no vuelva a ser un escollo. No obstante, hemos retomado nuestra agenda con diferentes delegaciones del Cap i Casal para trasladarles nuestras necesidades, preocupaciones y mantener la vía del diálogo».

El ocio valenciano dice que «no somos «ratones de laboratorio» ni se nos puede ningunear de esta manera tan injusta»

Algunos representantes valencianos de la hostelería en la concentración de esta mañana en Madrid.

Por otra parte, denuncian que «no somos «ratones de laboratorio» ni se nos puede ningunear de esta manera tan injusta, decretando el cierre del ocio ni tan siquiera sin poner sobre la mesa un plan de rescate y hablar de una compensación económica. Por cada mes en cierre, los locales de ocio nocturno pierden de media entre 5.000 y 25.000 euros y los grandes grupos y salas unos 100.000 euros. Hay que ser consecuentes con los actos y el sector no se va a quedar de brazos cruzados. Eso lo tenemos claro», lamentan.

«Somos el único sector que mantiene su actividad restringida y aquí nadie ha medido las graves consecuencias que ello conlleva. Además de una decisión injusta e injustificable se trata de una decisión tomada a espaldas, insistimos, del sector. Obligarnos a bajar las persianas aboca a la quiebra a decenas de empresas y a la ruina económica a centenares de personas», sentencian.

«Pensamos que no se puede estar en ningún sitio más seguros que en un bar o restaurante que cumpla con las normas covid»

Pepe Miralles. Presidente de la Asociación de Restaurantes de la Playa de la Malvarrosa.

Las críticas a estas nuevas medidas llegan desde muchas asociaciones de hostelería. Por ejemplo, el presidente de la Asociación de Restaurantes de la Playa de la Malvarrosa, Pepe Miralles, asevera a Valenciacity.es que «pensamos que no se puede estar en ningún sitio más seguros que en un bar o restaurante que cumpla con las normas covid».

Él agrega que «los restaurantes a los que yo represento en la Playa de la Malvarrosa cumplimos al 100% con estas normas, es posible que sea por eso la gran afluencia de público hasta que se recortaron los horarios», reflexiona.

«Creo que no se puede señalar y demonizar a la hostelería ya que hemos llamado siempre a la responsabilidad tanto de empresarios como de clientes», asevera. Y añade: «La hostelería a hecho su trabajo desde el primer momento y a acondicionado sus locales para tener la mayor seguridad gastándonos dinero que no teníamos».

Finalmente, indica que «me solidarizo con los locales con licencia pub ya que no se entiende el porqué no pueden abrir con el mismo horario que un restaurante y de esta forma poder facturar para poder intentar sobrevivir».

La concentración en Madrid reunió a hosteleros de toda España.

Desde SOS Hostelería alertan de que «si la Generalitat y el Gobierno central “no mueven ficha, el sector desaparecerá definitivamente antes de final de año”.

El presidente de SOS Hostelería, Fidel Molina, ha advertido que la adopción de medidas restrictivas de la actividad económica debe ir ligada a la aplicación de medidas compensatorias. Si la Generalitat y el Gobierno central “no mueven ficha, el sector desaparecerá definitivamente antes de final de año”, augura.

Molina, muy crítico con la falta de medidas de apoyo al sector, ha reclamado al Botànic que “implemente medidas de apoyo a quien, queriendo trabajar, no se le permite”, de la misma manera que ha pedido ser “inflexible” con quienes se salten las normas.

«El sector hostelero valenciano vive momentos de verdadera desesperación»

Fidel Molina. Presidente de SOS Hostelería

«El sector hostelero valenciano vive momentos de verdadera desesperación», asegura. Los 35.000 establecimientos hosteleros existentes en la Comunidad Valenciana dan empleo a 190.000 personas. Con una facturación de algo más de 12.000 millones de euros, representa el 6,4% de la riqueza regional. «Su recuperación más o menos rápida está sujeta a la evolución de la situación sanitaria y la eliminación o no de las restricciones asociadas, tanto en lo relativo a la movilidad, como en lo referente a las reuniones de personas. El miedo al contagio y el comportamiento de los consumidores suponen también posibles barreras a la recuperación, al menos a corto plazo y con una duración incierta», indica.

«Afrontar el impacto que el COVID-19 tiene en el sector se convierte en un esfuerzo titánico en estas condiciones que requiere de importantes apoyos institucionales». Por ello, Fidel Molina considera que “el apoyo a un sector con tanta relevancia, pero tan alta vulnerabilidad, debería llevar a los gobiernos central, regional y a los ayuntamientos a combinar acciones que faciliten la superación del bache inmediato y más profundo, mediante medidas que faciliten la liquidez y supervivencia de las empresas y la conservación del empleo para contribuir a una recuperación más sólida y una mayor preparación para posibles situaciones similares en el futuro”.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.