La Mutant da el pistoletazo de salida a su nueva temporada

Un momento de la presentación. Foto: Victoria Montoya

La Mutant ha dado el pistoletazo de salida a su nueva temporada, la primera que ha sido diseñada íntegramente por la nueva coordinadora artística Marta Banyuls. Durante el encuentro con los medios que ha tenido lugar en el espacio de la calle Joan Verdaguer, Banyuls ha estado acompañada por la concejala de Acció Cultural Maite Ibáñez, la dramaturga Patricia Pardo, las coreógrafas Meritxell Barberá e Inma García y las bailarinas Inka Romaní y Julia Zac, ha defendido la apuesta firme de La Mutant por las artes vivas y los artistas que desarrollan su labor fuera de los parámetros tradicionales, independientemente de la disciplina que se trate.

En palabras de Banyuls, “Esta programación sitúa a La Mutant como un centro cultural arraigado al territorio, que apuesta por la cultura como motor de cambio social y que trabaja en red con las diferentes entidades y agentes locales y estatales”. Por su parte, Maite Ibáñez ha señalado que “con esta programación, La Mutant establece sus bases fundamentales y se abre a la ciudad para mostrar una imagen coherente del espacio. Además, se pone en marcha la visión polivalente de la sala que estaba en el proyecto de Marta Banyuls: danza, circo, audiovisual, conciertos y relación con asociaciones y colectivos del entorno”.

La danza abre el fuego

De este modo, La Mutant ha elaborado hasta el próximo mes de junio una programación donde tienen cabida desde la danza hasta las actuaciones musicales en directo, pasando por el género documental, el circo o el teatro a contracorriente. Y, como propuesta inaugural, nada menos que el estreno de Tres, el último espectáculo de la compañía valenciana Taiat Dansa (14 y 15 de febrero) inspirado por las posibilidades estéticas y performativas del Ballet Triádico de Oskar Schlemmer.

No será esta, ni mucho menos, la única propuesta de danza que La Mutant ha preparado de cara a los próximos meses. Dentro del marco del certamen Dansa València, la sala municipal acogerá la representación de Mercedes máis eu (3 de abril), una colaboración muy especial entre la artista Janet Novás y la compositora Mercedes Peón para explorar la relación entre la danza y la música y sus múltiples posibilidades. En la misma dirección se mueve Pèls de colom (del 19 al 21 de junio), donde la compañía eLeCeDe apuesta por una interacción entre la dramaturgia lineal y la danza contemporánea. Todo ello sin olvidar la segunda edición del Club Mutante, el proyecto dinamizador de la danza en todas sus expresiones y que, una vez más, hará coincidir su estancia en La Mutant con el Día Internacional de la Danza.

Un teatro a contracorriente y con presencia valenciana

La convivencia del teatro de texto más inconformista con otros ámbitos escénicos será otro de los platos fuertes de la temporada. La primera de estas propuestas llegará de la mano de la compañía Voadora y su espectáculo Hemos venido a darlo todo (del 21 al 23 de febrero), donde la definición de la especie humana a través de la música constituye un elemento determinante. Poco después, llegará el turno para dos montajes autóctonos que optan igualmente por eliminar los límites entre las diferentes disciplinas: José K, torturado (29 de febrero y 1 de marzo), la reflexión de Moma Teatre sobre la justificación de la tortura con un importante componente audiovisual, y Yo, púb(l)ica (5 y 6 de marzo), una analogía entre la figura femenina y el arte circense de la mano de la creadora, directora e intérprete Júlia Martínez. En una línea similar se mueve La vaca que riu (28 y 29 de marzo), el espectáculo de la clown Patricia Pardo que habla de la tortura institucional en clave de humor y que aporta el aliciente de ser accesible para la comunidad sorda.

Estas nuevas dramaturgias con sello valenciano serán, de hecho, una de las apuestas primordiales de La Mutant para estos meses. Propuestas integradoras y alejadas de convencionalismos como Un mundo aparte dentro del mundo (5 de abril), muestra de teatro autorreferencial en el que auténticos reclusos y ex reclusos crean una pieza original a partir de sus propias experiencias. O tan desafiantes como Lázaro (del 14 al 18 de abril), adaptación al formato largo del texto de Roberto Hoyo que pudo verse en Russafa Escènica, y El Muro (5 y 6 de junio), la pieza de La Teta Calva inspirada en Pink Floyd y centrada en una mujer cuya vida se desmorona. Una premisa, la de la mujer herida, que también sirve de base a la directora, dramaturga y cantante catalana Bàrbara Mestanza para su montaje La mujer más fea del mundo (del 8 al 10 de mayo).

Música para mentes inquietas y los mejores festivales

Los directos a cargo de los artistas más inconformistas del panorama musical son otra seña de identidad de La Mutant que tampoco faltará en esta etapa. Actuaciones que, además de traer hasta la sala las propuestas más variadas, tendrán como elemento común su mensaje comprometido: formaciones y músicos cuyas composiciones siempre conllevan una importante carga de preocupación social. Desde el grito de insurrección del alicantino Andreu Valor (20 de febrero) al alegato contra la guerra de Lagartija Nick con Los cielos cabizbajos (28 de febrero, con la colaboración de la Agrupación Santa Cecilia del Grau de València), pasando por el concierto conmemorativo del Día de la Mujer con Tesa, Escarlates y Las Hijas de la Cumbia (7 de marzo), las propuestas musicales de La Mutant ofrecerán concienciación y fiesta a partes iguales. Todo ello sin olvidar el contagioso swing jazz de Le Dancing Pepa (9 de abril) o el grupo puntero del pop rock valenciano Gener (26 de junio), ni tampoco los festivales musicales que, un año más, pasarán por el espacio de Joan Verdaguer, Pops Marítims (15 y 16 de mayo) y Tagomago Fest (del 12 al 14 de junio).

Más allá de los encuentros de carácter musical, La Mutant volverá a ser sede de certámenes artísticos de referencia como Contorsions (26 de abril), 10 Sentidos (23 de mayo) o Cabanyal Íntim (12, 13 y 14 de mayo), este último mediante un apartado especial dedicado a los documentales bajo la denominación Íntim Docs. Una propuesta audiovisual que, dentro de la nueva programación, también estará presente con una nueva entrega del festival LABdeseries (del 22 al 25 de abril), la Mostra del Audiovisual Valenciano a cargo de Redacción Atómica (11 de junio) y la proyección del documental sobre la represión franquista La memoria no olvidada (26 de marzo).

Labor social y actividades paralelas

Además de los espectáculos y eventos programados, La Mutant continuará desarrollando en estos meses una importante función social y formativa, que incluirá una cesión a La Finestra Nou Circ para realizar talleres de circo o la presencia de alumnos de los centros de la zona mediante funciones concertadas de Lázaro o La memoria no olvidada. Del mismo modo, la sala acogerá durante este período las actividades de teatro del CEIP El Grau y el IES Balears.

Por lo que respecta a las actividades paralelas, La Mutant será la sede de las reuniones de la Asociación de Gestores Culturales y programará varios encuentros entre público y artistas tras actuaciones como las de Voadora, Moma Teatre o Patricia Pardo. Además, están previstas clases magistrales a cargo de Ismael Ivo y Rachid Ouramdane, así como diferentes residencias de creación de jóvenes compañías de danza y artes en vivo.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.