Más de 16.600 personas pasaron por la XI edición del Human Fest

Humans Fest, el Festival de Cine y Derechos Humanos de València, cierra su XI edición con 16.687 espectadores, el mayor alcance de audiencia entre los festivales de la Comunidad Valenciana y triplicando espectadores respecto a la edición anterior.

En la Fiesta de Clausura de la XI Edición del Festival Internacional de Cine y Derechos Humanos, Humans Fest, festival organizado por Fundación por la Justicia, se hizo entrega del Palmarés. Una gala presentada por Samuel Sebastián, director del festival, y Begoña Machancoses, directora de comunicación y amenizada con un inicio cómico de la mano de Lucrecia Masserani y Martín Doménech con la obra teatral Crtl+Ñ.

La entrega de premios del Palmarés durante la Fiesta de clausura comenzó con la sección competitiva 1 minuto, 1 Derecho realizada por los centros educativos y que nos muestra que en solo un minuto se pueden decir muchas cosas sobre los derechos humanos. El ganador ha sido el corto Felices 18 del director Salvador Martí, que como novedad ha sido elegido este año por los seguidores de las redes sociales donde han votado más de 300 personas, todo un récord.

La gala se clausuró con la entrega del premio de la sección de largometrajes internacionales al documental System crasher de Nora Fingscheidt que ha impactado a los espectadores con la historia de una niña de 9 años abandonada por su madre y por la sociedad. Además, ha sido galardonada con el premio EDAV al mejor guion

Otra de las novedades de esta edición ha sido la nueva Sección HUMANS VLC, una sección competitiva de cortometrajes que nace de la intención de promocionar el talento valenciano y la producción social valenciana. En esta sección se otorga el galardón a Emilio Martí por el corto Makún que también ha obtenido el premio EDAV- HUMANS VLC al mejor guion.

La denuncia es uno de los puntos fuertes del festival, y además este año se ha tratado como tema principal la corrupción. En el mundo audiovisual se ha reflexionado muy poco sobre ella, por esa razón en el Humans Fest tomó una decisión valiente y arriesgada, apostar por el tema de la corrupción como leit motiv de esta edición.

Una imagen de System crasher, de Nora Fingscheidt, premio al mejor largometraje interncional.

Desde el primer momento se ha trabajado para visibilizar situaciones de corrupción,  con el cartel del festival y el Premio Por el Cambio Social a la Asociación de Víctimas del Metro 3 de julio, pasando por los debates del fórum de derechos humanos, la Sección Oficial de Cortometrajes Internacionales y la Sección Oficial de Largometrajes Internacionales. En esta última sección se han proyectado en la Filmoteca, por primera vez, largometrajes de ficción, que habían sido presentados previamente en festivales como Cannes, Venecia, Sundance, Toronto, San Sebastián, Gijón y Karlovy Vary, con la finalidad de poner en valor la calidad artística y la denuncia social.

“Humans Fest saca músculo y muestra cómo puede realizarse un festival de derechos humanos durante todo el año. Y es que nuestra labor no acaba aquí con los eventos y actividades que ya se han realizado, sino que continúa los 365 días del año. Es un hecho que la sociedad valenciana se compromete con los derechos humanos como muestra la gran afluencia de público y demuestra que la labor de visibilizar y luchar por la justicia es de interés general”, declara Samuel Sebastian, Director del Festival.

El Festival cuenta con el apoyo de más de 50 personas voluntarias y los patrocinios de Caixa Popular, Teika, Ayuntamiento de Valencia, Generalitat Valenciana y más de 40 entidades colaboradoras.

La presente Edición del XI Festival Internacional de cine de Derechos Humanos tiene una duración anual que finalizará el próximo 31 de agosto con una previsión global de aproximadamente 20.000 espectadores.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.