Tako, la perdiz que adivina los resultados de la selección española

La perdiz «Tako», criada en Barxeta, ya ha adivinado tres resultados de España en la Eurocopa y ya se prepara para su próximo vaticinio, el del viernes en cuartos ante Suiza.

 

La perdiz «Tako» junto a su propietario, Salvador Sánchez, en Barxeta.

En cada campeonato de Europa de fútbol hay una estrella que brilla por encima de las demás. Normalmente, suele ser un jugador de alguna de las selecciones en competición. Pero en esta ocasión la estrella se llama «Tako» y no da patadas a ningún balón, sino que lo que mejor hace es cantar y, también, adivinar los resultados de España.

Lo primero podría considerarse, más o menos, normal, porque Tako es una perdiz de reclamo macho criada por el propietario de la Granja La Nostra Perdiu, de Barxeta, Salvador Sánchez. Pero lo segundo ya es otro cantar. Todo empezó cuando su dueño, que por cierto crió a Tako en su casa durante el confinamiento del año pasado y lo ha convertido en su mascota, decidió animar a los jugadores de la selección y a la afición, tras el primer empate del torneo y las críticas recibidas.

 

La perdiz roja adivina «Tako».

Para ello, inspirado en el pulpo «Paul», que se hizo famoso por sus predicciones en el mundial de Sudáfrica que acabó ganando España, colocó, ante las banderas de Polonia y España, un poco de comida y soltó allí a Tako para ver en cuál de ellas comía. Pero la perdiz no se acababa de decidir, empate, vaticinaba. Y así fue. Empezaba la leyenda…

Inspirado por este acierto y por los ánimos y comentarios recibidos en las redes sociales, Salvador Sánchez preparó a Tako y a su escenario para el siguiente partido. Eslovaquía era el rival y en este caso Tako no tuvo dudas, comió y comió del montón de España augurando una victoria cómoda para «la Roja», como así certificó el cinco a cero final.

 

Tako pronosticó que España ganaría a Croacia en la prórroga

 

Para entonces, Tako ya era todo un fenómeno, pero su fama se hizo aún mayor cuando, con las cámaras de Antena 3 como testigos, volvió a dudar ante las banderas de España y Croacia, por lo que el vaticinio era que España ganaría, pero en la prórroga.

Dicho y hecho o, mejor dicho, cantando y hecho. Con el 3 a 1 a favor de España parecía que esta vez el vaticino no sería tan certero, pero Croacia empató y se forzó una prórroga que mandó a todo un país a sufrir. Bueno, a todo no, porque Tako tenía claro que el partido se ganaba y seguía comiendo y canturreando como si nada mientras la prórroga se decidía.

 

Tako durante su vaticinio del partido entre España y Croacia de octavos de final.

El 3 a 5 final para España no hacía más que confirmar que Tako tiene un don como ya tenía el pulpo Paul. No en vano, y para más inri, «Tako» significa «pulpo» en japonés. ¿Estaremos ante la reencarnación del pulpo que nos llevó a ganar nuestro primer mundial? Faltan tres partidos para saberlo.

A estas alturas, Tako descansa junto a su dueño y se prepara ya para su próximo vaticinio, el del partido de este viernes, a las 18 horas, en cuartos de final contra Suiza. No se lo pierdan porque, como ya se dice por ahí, «Tako es el canto de un pájaro, la voz de un país».

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.