Unos 20 restaurantes valencianos se unen en la ruta de «El Paquito», el nuevo bocata de moda

«El Paquito» es mucho más que un bocadillo. Es una forma de rejuvenecer y ampliar la demanda de este tipo de productos y de los populares «esmorzarets» valencianos. Más aún en una época de pandemia donde las limitaciones horarias nos han hecho replantearnos nuestros horarios de ocio. Así, «el esmorzar» ha recuperado sus orígenes y se ha convertido en una forma de socializar para personas de todas las edades.

 

Los ingredientes de la caja de «El Astrónomo», con el bocadillo «El Paquito». Foto: G. Lagardera

En esta línea, hasta 20 restaurantes de la ciudad de Valencia, que podrían ser más en las próximas semanas o meses, se han sumado a una ruta gastronómica llamada «buscando a Paquito«, de la mano de Interovic, la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y el Caprino, para ofrecer en sus locales este «Paquito», en el que el cordero es el gran protagonista, pero en el que los productos de proximidad de la huerta valenciana también cuentan con gran importancia.

Quien les escribe estas líneas tuvo el placer de probar, esta misma semana, uno de estos bocadillos, que me llegó, desde el restaurante «El Astrónomo» en una completa caja, a mi oficina situada en RuzafaStudio.

Allí mismo, en nuestro formidable patio interior, montamos el mantel, que venía en el pack, las aceitunas, cacahuetes y papas, imprescindibles en cualquier «esmorçaret» que se precie a llamarse como tal. Y, cómo no, el vermut y hasta un delicioso cremaet. Y nos dispusimos a degustar, ante la envidia de los compañeros allí presentes, de este «Paquito» con lechuga, rábano, pepino y algunas sorpresas más. Sin duda, una experiencia muy recomendable para degustar en buena compañía.

 

Ofrecer una ayuda al sector hostelero

 

Como decíamos, «El Paquito» y esta iniciativa en concreto es mucho más porque pretende, además de rejuvenecer la oferta, ofrecer una ayuda a un sector hostelero que ha sufrido, y sufre todavía, una fuerte crisis. Y también pretende apoyar a los productores locales de carne, verduras, bebidas clásicas, panaderías…

Tal como explica el director de la Interprofesional, Tomás Rodríguez, “ambos conceptos comparten muchos valores como es la preservación de la agricultura y la ganadería, dos de las profesiones más antiguas del mundo; el apoyo a los pequeños y medianos comercios o la búsqueda de esos grandes momentos de ocio en torno a una mesa”.

 

El esmorzaret: una tendencia en alza tras la pandemia

 

La vuelta a las raíces, al origen, a la tradición. Durante los últimos años, hemos sido testigos de cómo el orgullo hacia lo local ha ido en crecimiento. Los más jóvenes han comenzado a interesarse por los platos y recetas de sus antepasados, por conocer los bares de toda la vida… Un cambio de mentalidad que ha popularizado más que nunca la hora del almuerzo popular.

Joan Ruiz, creador del proyecto Esmorzaret (@esmorzaret), así lo piensa: “la desaparición del ocio nocturno ha hecho que la gente busque alternativas como las actividades diurnas y en este caso el almuerzo es perfecto. Es un ritual que, seguro que se va a mantener porque una vez conectas con él, es difícil volver a desconectar. Tiene algo mágico que gusta mucho. Te levantas por la mañana y te hace ilusión juntarte con los amigos y amigas, descubrir sitios nuevos, recetas populares que te recuerdan a tu familia, a tus abuelos…”.

Una experiencia social y gastronómica para conectar y disfrutar en torno a una mesa con el cordero como hilo conductor. “El almuerzo es pura tradición gastronómica y el cordero es uno de los ingredientes básicos de la cocina casera. Con lo cual, tenemos el combo perfecto”, añade Ruiz. Comboi y germanor como se diría en la terreta y cuya combinación de tapas y picaeta dependerá de los gustos del propio comensal.

 

Descubre todas las recetas de «El Paquito» en Valencia

 

A partir de este mes de junio los valencianos y valencianas podrán conocer hasta un total de 20 versiones diferentes de «El Paquito», una cifra que irá en aumento hasta llegar a un centenar de establecimientos aproximadamente.

Tabernas y gastrobares que vuelven un año más como Bar Tonyina de Román Navarro,
creador de la primera receta de este singular bocadillo; Mercatbar de Quique Dacosta o Taberna Valear; y nuevas incorporaciones como Bodega Anyora o La Sangu.

 

Una gran variedad de recetas de este bocadillo de cordero que no tiene otra pretensión que hacerte un poquito más feliz. Desde las combinaciones más clásicas como la del Bar Ricardo con patatas, pimiento de piquillo y pierna de cordero deshuesada, y que lleva en su carta desde el año pasado, hasta las más exóticas como la de Mundua, en la que el cordero se combina con naranja, canela, achiote y cuatro tipos diferentes de chile.

Una nueva edición que coincide con una de las mejores épocas del año para consumir carne de cordero, ya que el pastoreo de estos animales se realiza durante la primavera, cuando los pastos, bosques y dehesas se encuentran más verdes y con mejores condiciones alimenticias que se complementan con el consumo de cereales.

Además, “durante el verano el precio es mucho más asequible por la gran producción que hay durante la primavera”, añade Tomás Rodríguez, director de INTEROVIC.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.