¿Cómo se instala un subwoofer? ¿A qué hay que prestar atención?

Los amplificadores de sonido se han convertido en un complemento ideal al momento de conducir, ya que puede hacer uso de este para escuchar la música de su preferencia al volumen que desee, siempre y cuando, no se exceda del mismo y pueda generar un molesto ruido que afecte a los demás a su alrededor. El subwoofer es un aparato muy utilizado en los coches en estos tiempos, siendo catalogado por muchos, como una herramienta casi imprescindible, debido a que en un momento de esparcimiento, donde las labores cotidianas hayan sido completadas, escuchar buena música al tono favorito es muy relajante y a la vez divertido.

Para quienes pueden desconocer un poco el tema, se debe mencionar que el subwoofer es un tipo de altavoz, es decir, un parlante diseñado para la reproducción de frecuencias del sonido de tono bajo, conocidas como graves, las cuales, ayudan a un mejor sonido en general, produciendo un audio nítido, que contenga detalles que resulten agradables para el oído humano.

Claramente, esta herramienta ayuda a que el sonido no sea ruidoso, sino que se puedan asimilar, por decirlo de alguna manera, para que tenga un audio mucho más claro y no termine por afectar la capacidad auditiva de las personas y mucho menos se convierta en un ruido molesto e indeseado.

Así mismo, también se debe mencionar que existen subwoofer activos y pasivos. En el caso de los activos, que son mayoría en comparación a los otros, estos toman su propia fuente de energía desde una toma de corriente para alimentar un amplificador incorporado. Entre tanto, los pasivos no requieren una fuente de energía propia, logrando funcionar a través de la que proviene del amplificador del receptor.

¿Cómo funciona?

Para ponerlos en funcionamiento, los subwoofers se deben conectar a un receptor de audio o preamplificador. El receptor es el encargado de mandar las señales de baja frecuencia, en un rango de entre 20 Hz y 100 Hz, referidas en las pistas de sonido como efectos de baja frecuencia, por medio de la corriente eléctrica hasta llegar al subwoofer.

El subwoofer maximiza la corriente y la transforma en sonido a través de la utilización de una bobina magnética, la cual promueve y proyecta una vibración en el cono del conductor. El resultado de la vibración queda reflejado en ondas de sonido de baja frecuencia, mismas que son enviadas por medio de las corrientes de aire.

¿Cómo se instala un subwoofer?

La forma más sencilla y elemental de proceder a la instalación de un subwoofer, es en realidad bastante simple, puesto que solo se debe montar el subwoofer que lo compone en un gabinete adecuado, instalando (conectando) los cables a la copa de la terminal y usando los tornillos de montaje. Seguidamente, se continúa con la conexión del cableado al amplificador más próximo. En este punto, la conexión puede ser en paralelo para garantizar una salida máxima o, igualmente, también puede ser en serie, adecuando todo para una configuración de woofer múltiple que contenga mayor impedancia.

Los subwoofers listos son la manera más práctica y rápida de obtener mejores bajos, ya que el fabricante arma e instala la caja con una bocina adecuada. Algunos espacios pre elaborados poseen hasta tres subs en ellos. Ya queda de parte de cada quien elegir el aparato con las características que prefiera para combinarlo con lo que prosigue; amplificador, área disponible y lo que reste del sistema.

En vehículos como los sedanes, los subwoofers ya listos y no amplificados suelen quedar en la parte de atrás, es decir, el maletero, el espacio adecuado para estos instrumentos. Mientras adquiera la energía apropiada de parte del bajo, no tendrá ningún problema y tendrá la fuerza requerida para ubicarse en la parte de atrás del carro.

Posteriormente, solo corresponde conectar los cables a las bocinas del amplificador y asegurar el gabinete con soportes. En caso de que el subwoofer venga con un amplificador incorporado, no habrá necesidad de conectar los cables de los parlantes, pero, en cambio, sí se deberá instalar un cable de interconexión.

¿A qué hay que prestar atención?

Como en toda conexión que conlleve electricidad, siempre se debe estar atento a que cada enchufe y conector vaya al orificio que le corresponde, puesto que de lo contrario, esto puede ser contraproducente, ya que cada conector viene fabricado para una determinada conexión, y el hecho de no adecuarse a esto, puede suponer un desperfecto en el aparato.

De igual manera, al trabajar con electricidad, se recomienda sujetar los cables por las partes protegidas y, por nada del mundo, quitar la protección que traen estos con la finalidad de lograr un contacto más rápido y directo, ya que a la larga, esto podría ocasionar inconvenientes técnicos en el lugar donde se procede a concertar el equipo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.