Mascarillas contra el coronavirus: todo lo que debes saber

Hace tan solo unas semanas, la mayor parte delos ciudadanos europeos solo había visto el uso de mascarillas en lugares como hospitales o trabajos de alto riesgo. Tal vez por esta razón, nadie se imaginaba que una pandemia global provocada por el Covid-19, hasta ahora desconocido, iba a provocar el confinamiento de medio planeta e iba a fomentar el uso de esta protección hasta llegar al punto del desabastecimiento.

El estado de alarma decretado en nuestro país el pasado 15 de marzo trajo consigo una serie de medidas extremadamente restrictivas que prohíben la salida a las vías públicas sin una razón de peso —adquisición de productos de primera necesidad, traslado al centro de trabajo o de regreso al domicilio…—. Las pocas personas que salen a la calle lo hacen protegidas con unos guantes y con su rostro oculto bajo una marcarilla. Pero, ¿sabes cuántos tipos de mascarilla hay y cuál es el más adecuado para protegerte de este nuevo virus?

Mascarilla higiénica o de barrera

Son las más comunes. Sin embargo, en el marco de la crisis actual, sí están destinadas, según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, a todas aquellas personas sin síntomas que no sean susceptibles de utilizar mascarillas quirúrgicas ni filtrantes. «El objetivo de su empleo es intentar reducir el riesgo de transmisión del virus desde la boca y la nariz del usuario no enfermo o asintomático», explica el Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCF), aunque siempre como «medida complementaria a otras».

Mascarillas quirúrjicas

Este tipo de mascarillas —de un solo uso— sirve para evitar la transmisión de agentes infecciosos por parte de la persona que la lleva puesta, por lo tanto, se recomienda su uso en personas diagnosticadas con coronavirus, para minimizar que contagien a las personas que puedan acercarse.

Mascarillas de alta eficacia o autofiltrantes

Estas mascarillas sí que se consideran EPIs, y se clasifican en base a su rendimiento. Tal y como indican las autoridades, utilizadas correctamente «proporcionan un nivel aceptable de protección frente a la inhalación de partículas».

  • Mascarillas FFP1: no se recomiendan para uso médico y se suelen utilizar frente a partículas de material inerte.
  • Mascarillas FFP2: estas mascarillas se usan frente a aerosoles de baja o moderada toxicidad. Según Sanidad, la recomendación es que el personal sanitario que atienda «en casos de investigación, probables o confirmados para infección por el SARS-CoV-2 o las personas que entren en las áreas de aislamiento se pongan, como parte de su EPI, una de estas».
  • Mascarillas FFP3: según las recomendaciones de Sanidad, estas son las mascarillas que debería llevar el personal sanitario que atienda en situaciones en las que se generen aerosoles que favorecen el contagio. Tal y como señala el CGCF, serían casos de intubación traqueal, lavado broncoalveolar o ventilación manual. En su defecto, podrían usar una FFP2.

Este tipo de mascarilals se pueden limpiar, siempre y cuando sean de uso reutilizable: de ser así, llevarán una marca con la letra R, que implica que se pueden usar más de un turno de trabajo. Solo se debe limpiar y desinfectar el ajuste con la cara, nunca el material filtrante.

¿Cómo ponerse y quitarse una mascarilla?

Además de la protección que venga asociada al tipo de mascarilla, también hay que saber colocársela y retirársela de manera correcta de la cara. Estas son las recomendaciones de la OMS:

  1. Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  2. Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  3. Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  4. Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso. 
  5. Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.