Adaptación y solidaridad empresarial por el Covid-19

Las crisis, sean del tipo que sean, suelen ser momentos para reinventarse e incluso, en ciertos, casos para crecer. A veces se trata de una adaptación puntual, de una modificación de rutinas y formas de actuar que, pasado el temporal, regresan a sus cauces habituales. Pero en otras, el cambio se prolonga durante más tiempo o se vuelve permanente. El estado de alarma, causado por el Covid-19, ha cambiado nuestras vidas en lo personal, social y económico. Y ha transformado también el día a día en la mayoría de las empresas. De este modo, varias empresas valencianas han modificado ya sus líneas de producción para hacer frente a esta pandemia, otras han visto cómo se incrementaba, considerablemente su trabajo, mientras que las hay también que no han tenido más remedio que aplicar ERTES parciales o totales. Ninguna de ellas será ya la misma cuando esto pase, pero de varios factores depende que salgan reforzadas, debilitadas o que tengan que cerrar. Pero, sin lugar a dudas, mostrar ahora su lado más solidario e implicado con la sociedad es una buena forma de tratar de salir adelante, de sentirse útiles y de ayudar a conseguir que la situación mejore cuanto antes.

Fabricación y donación de elementos de protección y salud

La necesidad de guantes, mascarillas, pantallas de protección… ha llevado a varias empresas valencianas a modificar su producción habitual para centrarla en este tipo de productos. De este modo, Mipesa, experta en mecanizados de precisión para dispositivos médicos, puso a toda su plantilla a trabajar de forma intensiva, en varios turnos, para disponer de más de 100 piezas que resultaban imprescindibles para fabricar respiradores médicos homologados para las UCI.

Por su parte, el equipo de Gráficas Benifayó, con sede en Valencia,ha elaborado ya más de 1.500 unidades de pantallas protectoras que se han donado gratuitamente en el Hospital de Xàtiva, en el Arnau de Vilanova y en la Cruz Roja. Y ya trabaja para tener disponible, cuanto antes, una segunda remesa.

Otra empresa, en este caso ubicada Náquera, como es Clear group, ha modificado su producto habitual, envases y embalajes, para fabricar algo tan necesario en estos días como son las máscaras faciales que, además, donan a varios hospitales o instituciones públicas. En la misma línea trabajan desde Adapta Ortopedia, en L’Alcudia. Ellos se están centrando en la fabricación de visores de protección para repartirlos en centros de salud, residencias y hospitales. Lo mismo que hacen también desde Talleres Xúquer de Carcaixent, que han pasado de producir todo tipo de artículos de fibra de vidrio a centrarse en las máscaras faciales para personal sanitario. Mientras tanto, desde la empresa de confección de moda de ropa joven, THE-ARE, ubicada en Manises, pararon desde los primeros días del estado de alarma su confección habitual para ponerse a coser mascarillas para repartirlas en los hospitales.

La solidaridad también parte en grandes dosis desde una de las empresas valencianas referentes en su sector como es Dormitienda, con sede en Alginet. Ellos han donado ya 1.000 colchones, 1.000 protectores de colchón y 1.000 pantallas de protección sanitaria 3D a la Conselleria de Sanidad de la Generalitat Valenciana. Unos colchones flexibles y hergonómicos para las camas de los hospitales que fabricaron expresamente en pocos días.

La empresa con sede en Alginet ha fabricado y donado ya 1.000 colchones a hospitales valencianos

Cesiones de vehículos

Una manera de ayudar en estos tiempos desde el mundo empresarial es poniendo a disposición los medios y recursos con los que se cuenta. Un buen ejemplo es el que han llevado a cabo desde el grupo Montalt, al ceder una cincuentena de vehículos a diversas entidades locales así como a delegaciones de Cruz Roja, para apoyar su campaña “Cruz Roja RESPONDE frente al Covid-19”. Estos vehículos se usan para tareas de desplazamiento del personal sanitario, para repartir alimentos entre personas mayores y en riesgo de exclusión o también para transportar a las personas sin hogar a los diferentes albergues.

Alimentación solidaria 

La alimentación es siempre una necesidad básica y ahora, cuando gran parte de la población está confinada en sus casas, aumentan las necesidades de aquellos que disponen de menos recursos. Para tratar de paliar esta situación, Mercadona ha incrementado las donaciones de alimentos a entidades con las que ya colaboraba habitualmente como el Banco de Alimentos de Valencia, el centro Domus Pacis-Casal de la Pau o el Comedor Sant Joan de Déu de Valencia. Así, hace unos días entregó 9.200 kilos de productos de primera necesidad, y ya prepara nuevas entregas.

Otra gran empresa valenciana como es Grefusa, con sede en Alzira, también está mostrando su lado más solidario. Desde su centro logístico ya han donado más de 150.000 unidades de snacks, frutos secos y semillas de girasol, entre otros productos, a más de 3.800 familias residentes en Valencia capital y otras poblaciones de la provincia a través de un acuerdo con Cruz Roja.

Un momento del reparto de Grefusa a Cruz Roja

Recursos para estudiar

Los más pequeños llevan ya un mes sin ir al colegio y todos los recursos que se puedan poner a su disposición resultan bienvenidos. De este modo, otra empresa valenciana, RUBIO, ha liberado todo el material de su app Icuadernos, que se puede descargar gratuitamente en Android e IOD. Una app que cuenta con la página web (www.icuadernos.com).

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.