Cruz Roja reactiva su plan de emergencia ante el aumento de los brotes de Covid-19

Cruz Roja impulsa un programa especial desde el inicio de la pandemia.

Los rebrotes por la COVID-19 que se están produciendo en distintas regiones del país han obligado a Cruz Roja a volver a poner en marcha medidas de emergencia humanitaria propias de los primeros meses de la pandemia, como la apertura de recursos residenciales para personas positivas o en cuarentena, la creación de espacios para la realización de pruebas PCR, el reparto de alimentos preparados a domicilio o el lanzamiento de campañas de concienciación, tanto cara a cara como a través de las Redes Sociales, sobre la importancia de las medidas de prevención frente al virus: distancia de seguridad, correcta higiene de manos o el uso de la mascarilla.

En una de las zonas más afectadas, Lleida, Cruz Roja ha puesto en marcha un dispositivo de alojamiento de emergencia para personas sin hogar y familias en exclusión residencial con sintomatología por COVID-19. Este recurso tiene una capacidad de 80 personas. Para atender las necesidades de las personas alojadas allí, Cruz Roja cuenta con un equipo de 25 personas.

Similar respuesta la ofrece, por ejemplo, la Cruz Roja de Albacete, que trabaja en dos recursos de alojamiento de emergencia, uno en el Instituto Ferial y otro en el IES Tomás Navarro Tomas. En estos recursos, uno de ellos para personas que han dado positivo en COVID y, en ambos casos, que proceden de asentamientos, Cruz Roja ha ofrecido tanto elementos logísticos como camas, mantas, productos de aseo o mascarillas, además de facilitar los traslados en transporte adaptado. También se brinda a las personas alojadas atención social y apoyo jurídico.

Otra ciudad bajo rebrotes, Zaragoza. Allí, Cruz Roja se encargará de la gestión de las instalaciones del espacio Multiusos habilitado por el ayuntamiento para alojar a pacientes asintomáticos o con síntomas leves.

En otras localidades, caso de las ciudades vascas de Tolosa, Zarautz, Vitoria, Valdegovía o Bilbao, Cruz Roja está llevando a cabo distintas acciones como el reparto de comida a domicilio a personas confinadas o el montaje de dispositivos para la realización de pruebas PCR a la población.

Además de estas medidas de acción humanitaria de emergencia, Cruz Roja también ha puesto en marcha distintas iniciativas de sensibilización sobre las medidas de prevención de la COVID-19, fundamentalmente dirigidas a público joven, como la campaña #NoTeDesfases, lanzada junto a la Dirección General de Protección Civil.

En Cataluña, además de la concienciación vía RRSS, Cruz Roja también busca específicamente trabajar con jóvenes a través de una campaña de concienciación cara a cara, informándoles sobre el buen uso de las mascarillas. Así, personas voluntarias de su misma generación les alertarán de las conductas de riesgo y el peligro que implica para la sociedad la irresponsabilidad.

La campaña se pondrá en marcha esta semana en todo el territorio catalán, especialmente en los municipios costeros donde haya una mayor afluencia de grupos de jóvenes y donde se encuentren espacios o conductas de mayor riesgo vinculadas al ocio nocturno.

Atendidas 2.400.000 personas a través del Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID-19

El Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID-19 es una respuesta integral que cubre ámbitos transversales que van desde la emergencia o el socorro, la atención sanitaria, la educación, la inclusión social, el apoyo psicosocial, el Medio Ambiente o la mejora del acceso al empleo, entre otras intervenciones. 

Actualmente, la Organización humanitaria ha atendido ya a más de 2.370.000 personas a través de este plan, lanzado el pasado mes de marzo, tras la declaración del estado de alarma. Para llevar a cabo esta intervención, Cruz Roja cuenta con más de 56.800 personas voluntarias que lo hacen posible.

El Plan RESPONDE se prolongará hasta el próximo mes de diciembre, pero siempre adaptándose y respondiendo a las necesidades de la población. Muchas de las demandas que atiende Cruz Roja es la solicitud de ayuda para cubrir necesidades básicas, por lo que la Organización está incrementando su respuesta a través de medidas como el pago de suministros, alquileres o hipotecas.

La mejora del acceso al empleo es una de las prioridades en esta fase de la respuesta de Cruz Roja ya que se están incrementando las necesidades vinculadas con la pérdida de empleo. Por ello, Cruz Roja se está volcando también en acciones de información, orientación y capacitación, además de mantener las ayudas básicas como el reparto de alimentos.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.