Desde el sillón de mi casa… en Mislata

por Rafa Marí


20 de abril de 2022.

“Fregonese me parecía un caso singular y apasionante dentro del séptimo arte”, afirmaba Carlos Aguilar en la entrevista que le hizo el pasado enero Jimmy Entraigües para el periódico valenciano Hortanoticias. Historiador cinematográfico, ensayista y novelista, Carlos Aguilar aborda en Hugo Fregonese. Cine por doquier (Calamar Ediciones, 2021), la biografía profesional –y en buena medida, también personal– de Hugo Fregonese (Argentina, 1908-1987), interesante cineasta con una filmografía poco conocida en España –en realidad, mal conocida en todo el mundo–, pese a haber realizado excelentes películas en los más variados géneros (western, cine negro, aventuras, terror…) rodadas total o parcialmente en diversos países (Estados Unidos, Italia, Inglaterra, Alemania, España, Argentina, China, México, Yugoslavia, Egipto, Francia, Líbano, Malta…).

«Investigué, vi varias veces todas las películas de Fregonese… y me di cuenta, por ejemplo, de que apenas las tiene malas, lo cual puede decirse de muy pocos cineastas. Entonces, escribí un artículo sobre él para la revista Cine-Bis. Pero era forzosamente sintético, y Fregonese justificaba un libro de cierta amplitud. Me ilusioné con la idea e investigué en mayor medida, todo lo posible, tarea nada fácil porque al respecto se había publicado muy poco, injusta y significativamente, y Fregonese tuvo una vida bastante peculiar, con muchas zonas oscuras», decía Carlos Aguilar en la citada entrevista de Entraigües. El libro Hugo Fregonese es verdaderamente atractivo para cualquier cinéfilo, tanto por el extraordinariamente bien documentado texto como por la maravillosa edición, ilustrada con cerca de doscientas imágenes, en color y en blanco y negro (fotos de rodaje, familiares, carteles españoles y extranjeros, fotogramas de todas las películas comentadas).

Hugo Fregonese con su mujer, la actriz Faith Domergue (m. 1947-1958).

Carlos Aguilar tiene una virtud que yo agradezco mucho en medio de tanto pasteleo ideológico: siempre se moja, en él son habituales las opiniones cultural o políticamente incorrectas. Pongo dos ejemplos. Uno, sobre Rey de reyes (Nicholas Ray, 1960): «Sobre un guion firmado por Philip Yordan, su lamentable resultado, impersonal e inocuo, soporífero y por momentos irritante…». Nunca he leído comentarios tan duros sobre una película dirigida por Nicholas Ray («el cineasta amado», le llamó Jean-Luc Godard, grande de verdad pero no siempre acertado al elegir sus proyectos). Dos: «Fregonese declinó, entre otras, una oferta del mismísimo Spencer Tracy, de cara a trasladar al cine la celebérrima novela de Ernest Hemingway, El viejo y el mar, alegando que el guion le parecía tan malo que no permitía correcciones. No le faltaba razón, todo lo contrario, aunque procediera del prestigioso Peter Viertel. Al cabo, y tras despedir Tracy a los dos directores a quienes recurrió tras el rechazo de Fregonese (Henry King, que no llegó a rodar, y Fred Zinnemann, que rodó solo unos días), la película fue realizada por John Sturges, con un resultado tan penoso que casi despierta simpatía». 

Carlos Aguilar, admirablemente desinhibido en sus comentarios, en esta última ocasión sus palos son para, nada menos, Peter Viertel y John Sturges. Y no les cuento, para no enrollarme demasiado, la opinión de Carlos Aguilar sobre la interpretación de Elizabeth Taylor en la Cleopatra (1963) de Joseph L. Mankiewicz. Se agradece mucho la libertad de los críticos, aunque no se compartan sus criterios. 

Dirigió Fregonese 23 largometrajes, dos más con realización compartida (uno de ellos, El monstruo del terror, España, 1970, firmada por Tulio Demicheli: esta rareza, casi un título de culto entre los amantes del cine B, forma parte de la oferta actual de FlixOlé), tres films asesorados por él, en otros 11 fue ayudante de dirección y en dos intervino con pequeños papeles como actor. Numerosas estrellas participaron en sus películas: Gary Cooper, Barbara Stanwyck, Lee Marvin, Joel McCrea, Shelley Winters, Cyd Charisse, Joan Fontaine, Louis Jourdan, Anthony Quinn, Peter Ustinov, Stephen Boyd, Stewart Granger, Robert Taylor... Carlos Aguilar reproduce, al final del libro, unas autocríticas y conmovedoras palabras de Fregonese: «Siempre tratando de conseguir la película que yo quería, pero nunca llegando a la meta». De lo que intentamos hacer a lo que realmente hacemos, suele haber una considerable distancia.


DESDE EL SILLÓN DE MI CASA… EN MISLATA

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DESDE EL SILLÓN DE MI CASA… EN MISLATA (antes llamada DIARIO DE UN CINÉFILO), es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.