El 70% de los comerciantes valencianos viven angustiados ante la perspectiva de futuro

La calle Colón de Valencia es una de las grandes arterias comerciales de la ciudad.

El 70% de los comerciantes valencianos se sienten angustiados ante las incertidumbres del futuro. Así se desprende de una encuesta elaborada por la Cámara de Comercio durante el confinamiento provocado por el coronavirus. Así mismo, más del 30% se siente «enfado» por considerar que esta situación podría haberse evitado y un porcentaje similar dice sentirse «resignado» ante lo que pueda suceder. Además, cerca del 20% afronta la situación triste y preocupado ante la posibilidad de contraer la enfermedad. Por el contrario, algo más del 20% considera positivos estos retos porque le han animado a introducir cambios en su negocio.

Uno de los efectos más destacados de esta crisis ha sido el avance de la digitalización de los negocios como opción de futuro. Así más del 45% de los encuestados afirma que está realizando formación online para llevar a cabo esta digitalización.

Para esa adecuación al futuro, algo más del 10% está tratando de mejorar aspectos de gestión. Ligeramente por debajo de este porcentaje se encuentran los que están tratando de buscar nuevos proveedores, quieren reubicar su establecimiento o están planificando una expansión de su negocio. Se da la circunstancia de que más del 60% estaba pendiente de realizar inversiones en su negocio en el momento de decretarse el estado de alarma.

La parte negativa es que casi un 20% está barajando reajustes de plantilla para reducir costes. Y también la existencia de cerca del 30% de los afectados que admite no haber tomado ninguna iniciativa para afrontar el futuro.

La encuesta también preguntaba a los comerciantes sobre cómo se plantean la reapertura de sus establecimientos. En este sentido. más del 50% tiene previsto incorporar medidas de seguridad, como mamparas. Así mismo, más de un 30% está buscando cómo resolver la prueba de productos por sus clientes, especialmente del sector de moda y calzado. Cerca de ese porcentaje están los que quieren promover la venta online.

Sin embargo, existe un 20% que todavía no sabe cómo afrontar la reapertura de su establecimiento y más de un 10% que no tiene previsto introducir ningún cambio en su local. Aunque el aspecto más negativo es un 10% que se plantea cerrar definitivamente su negocio al no poder afrontar más las deudas.

Por último, en cuanto a las medidas adoptadas para garantizar la liquidez y financiación necesarias, más del 70% está solicitando todas las ayudas disponibles y más del 40% tienen previsto acogerse a los préstamos ICO. Además, más del 45% está renegociando los pagos con sus proveedores y casi el 35% quiere revisar las condiciones de su contrato de alquiler. Sin embargo, en torno al 35% han optado por paralizar las inversiones que tenían previstas.

En la encuesta de la Cámara de Comercio han participado unos 350 comerciantes  cuyos puntos de venta han permanecido cerrados durante más de 45 días desde el inicio del estado de alarma. En este sentido, la mayoría pertenecen a los sectores del equipamiento personal, hogar y artículos de regalo y bazar. En el 85% de los casos se correspondía, además, con trabajadores autónomos.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.