El Centre del Carme reabre sus puertas con arte en vivo

El Centre del Carme Cultura Contemporània, que ha reabierto hoy sus puertas en su horario habitual, invita a la ciudadanía a celebrar la vuelta del arte en vivo. Con todas sus salas y claustros a pleno rendimiento, el centro de arte ha celebrado su reapertura en el Día Internacional de los Museos. Simultáneamente a su apertura, esta mañana las redes sociales del centro de arte han ofrecido la actuación Filant Empremtes, una propuesta de los bailarines Hort-Art, junto al conjunto Krama y la voz de Elia Casanova.

El concierto celebrado a puerta cerrada en la Sala Ferreres simboliza la vuelta a la agitación cultural del Centre del Carme, la fusión entre tradición y modernidad, entre arquitectura, música y cultura contemporánea.

El director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont ha avanzado que “la coordinación entre la actividad presencial y la acción virtual va a ser fundamental en esta nueva etapa. El programa #CCCCenCasa va a continuar ofreciendo propuestas específicas para su disfrute online, como una extensión de nuestro proyecto cultural y al mismo tiempo la visita en persona al Centre del Carme estará vinculada a estos contenidos de forma que lo virtual y lo presencial se fusionan para permitir a los públicos seguir disfrutando del arte en vivo de forma plena, con seguridad y pensando en sus necesidades”.

Previamente al comienzo del concierto, las redes sociales del Centre del Carme han recordado que a lo largo de estas últimas semanas, el centro de arte ha estado junto a la ciudadanía llevando la acción cultural hasta sus hogares.

En este sentido Pérez Pont ha explicado que “a través de propuestas como la convocatoria CMCVaCasa Cultura Online buscamos reactivar la cultura, apoyando al sector artístico en nuestra Comunitat”.

Un momento de Filant Empremtes.

 Filant Empremtes, es una ocupación coreográfica/concierto, una interacción no sólo formal y explicativa sino también física. El museo deja de ser un lugar expositivo y se vuelve un lugar habitado por los cuerpos que danzan buscando nuevas reverberaciones, nuevos partners. Un “paso a cuatro” entre las obras de arte de Maribel Domènech, la música de Krama (Spyros Kaniaris y Xuso Barberá), el espacio arquitectónico de la sala Ferreres-Goerlich del Centre del Carme y la dramaturgia y el movimiento de Hort-Art (Pere Bodí y Álex Guerra) acompañados por la voz de Elia Casanova.


Según los creadores de Hort-Art “la intervención busca vivir el espacio y en el espacio, habitar cada cual de los centímetros de las salas del centro de arte. Con esta, buscamos crear varios mecanismos de relación, una composición instantánea en el momento presente que parte de una célula compositiva y se desarrolla en la relación con los otros elementos que componen el ambiente, que lo habitan. En este sentido nos apropiamos íntegramente de la palabra habitar” y han añadido que “la voz de Elia Casanova, traspasa los muros y se expande como la luz que entra por las claraboyas cenitales de la sala”.

Sobre la obra de Maribel Domènech han señalado que “comparte con nosotros su trayectoria, un grito de feminismo de género, pero sobre todo de raíz. En “‘Filant Empremtes’” tejemos el entramado de las diferentes identidades artísticas que colaboramos, para crear un traje hecho a medida. Un traje tejido en hilo de hierro, de feminidad y fuerza. Una amazona que desnuda un cuerpo masculino. La coraza de hierro cae” han explicado los artistas.

Museos por la igualdad: diversidad e inclusión

Sobre el lema del Día de los Museos, propuesto por el ICOM en este 2020, ‘Museos por la igualdad: diversidad e inclusión’, el director del Centre del Carme ha señalado que “la igualdad es uno de los pilares de nuestro trabajo de la misma forma que la lucha contra la violencia de género, la diversidad cultural o la emergencia climática, temáticas sobre las que reflexionan las exposiciones con las que reabrimos el Centre del Carme y que van a poder disfrutarse hasta finales de agosto”.

El Centre del Carme reabre sus puertas, con la misma programación expositiva con la que cerró, ya que acababa de inaugurar temporada. Estas son (Escif). Qué pasa con los insectos después de la guerra, Viatge a Corfú. Carlos Pérez. L’home-museu, Between debris and things, Art al Quadrat. De coros, danzas y desmemoria, Falles experimentals. Història d’una dissidència, y las instalaciones de los claustros gótico Efluenow de Raquel Rodrigo y renacentista Les jouets voyeurs de Milimbo.

Visitantes en la exposición Viatge a Corfú. Carlos Pérez. L’home-museu.

Un inversión de 110.000 euros para garantizar la seguridad

El Centre del Carme ha abierto de nuevo al público con las medidas de seguridad, distancia e higiene recomendadas por las autoridades sanitarias.

El centro dispone de dispensadores de gel hidroalcohólico, mascarillas y guantes para los públicos que no los lleven ya que su uso es obligatorio durante su visita. Se han dispuesto papeleras para su desecho.

Entre otras medidas se han desarrollado diferentes elementos que permitan a los públicos disfrutar de su visita de forma segura y recuperar la experiencia presencial de una obra de arte, de forma libre. En este sentido se ha reorganizado su señalética para sustituir los habituales folletos y hojas de sala por códigos QR que se encuentran de forma visible a la entrada de cada exposición y que ofrecen información audiovisual de la muestra con entrevistas a artistas y comisarias y comisarios, además de la posibilidad de descargar la hoja de sala.

La entrada y salida a las salas de exposiciones se ha organizado de manera que permita la distancia de seguridad reglamentaria de dos metros.  Hay indicadores tanto en castellano, como valenciano e inglés, de las medidas de seguridad para acceso a las salas, así como todas las indicaciones necesarias en los tótems que el CCCC dispone para ello.

Asimismo, previamente a su reapertura, el Centre del Carme ha realizado tratamientos de desinfección tanto de sus espacios como de las obras de arte expuestas en sus salas, a cargo de empresas especializadas, para garantizar la seguridad de trabajadores y visitantes.

Todas estas medidas suponen una inversión al mes de alrededor de 110.000 euros para garantizar la seguridad y limpieza del centro.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.