Sale de Valencia ayuda para aldeas bombardeadas e incomunicadas de Ucrania

Un  autobús cargado con ayuda humanitaria  recogida por  la fundación Juntos Por la Vida ha salido de Valencia con destino a Ucrania para llevarla a las aldeas y pueblos pequeños de zonas bombardeadas por la invasión rusa, zonas que han estado incomunicadas, donde la población tiene necesidad de todo, y donde no llega nada.

Autobús cargado con ayuda humanitaria hacia Ucrania. Foto: Juntos por la Vida.

La ayuda, procedente de donaciones particulares, la han cargado los voluntarios de la ong   en el vehículo que partía desde la sede en Paterna de la Fundación Ayuda una Familia, que colabora  de forma solidaria.

El autobús fletado por Juntos Por la Vida, procedía de la frontera de Polonia  con 50 refugiados  que han sido trasladados  a  Barcelona, Valencia y  Alicante por la ong, que trabaja en ese punto fronterizo con Ucrania.

Ayuda para las zonas más necesitadas de Ucrania

La ayuda humanitaria y medicinas que lleva el autobús que viaja de vuelta,  la distribuirá la ong valenciana la próxima semana en algunas de las zonas mas necesitadas y afectadas de Ucrania donde Juntos por la Vida tiene vínculos desde hace años por sus programas de acogimiento humanitario.

También  distribuirá la ayuda que ha enviado esta semana en un camión con 16 palets la ong Mensajeros de la Paz, que también colabora.

Hace ya varias semanas que Juntos por la Vida  está llevando ayuda humanitaria que les llega  a la frontera de donaciones particulares, a localidades al sur de Lviv, como Sukachi, donde hay mucha concentración de personas desplazadas desde las regiones de Irpin  y Bucha, y donde  ya se habían desplazado hace tiempo  por la guerra de Donbas.

«Pero  desde que se abrieron  las comunicaciones hace unos días con la región de Ivankiv, y nos  llegaron llamamientos de que muchas casas en las aldeas pequeñas cercanas a Chernobil  habían  sido quemadas y destruidas por los misiles rusos, estamos haciendo llegar  comida,  ropa,  productos de higiene, ropa de casa, y medicinas, porque no tienen nada», según afirma la presidenta de Juntos Por la Vida desde la frontera.

Más de 35 días incomunicadas

«Estas aldeas estuvieron sin comunicación durante mas de 35 días, totalmente ocupadas por los rusos, y la población tienen necesidad de todo. Son los propios vecinos los  que se están organizando para salir en coches de los pueblos, porque las carreteras estás destruidas y han  tenido  que habilitar puentes con maderas, para llegar hasta cerca de la frontera en Lviv y  recoger la ayuda humanitaria que nosotros les proporcionamos.

Por lo tanto ni camiones ni autobuses pueden llegar hasta esas zonas. Nosotros les ayudamos a pagar la gasolina de los trayectos, y son ellos los propios conductores, gente de las aldeas, los que  llevan la ayuda y la reparten en las familias» asegura Clara Arnal que dirige el operativo junto con el equipo de voluntarios.

Los grandes convoyes de ayuda humanitaria se suelen quedar en las ciudades grandes como Kiev  y son distribuidos allí. «Sin embargo las pequeñas poblaciones , sobre todo las zonas rurales, son las olvidadas, y es donde  llegamos las organizaciones  pequeñas que tenemos el contacto con ellos, y  les llevamos lo que necesitan porque de otra manera no lo van a poder conseguir «.  La ayuda humanitaria  que ha salido en el autobús de Valencia, llegará a esas zonas muy necesitadas.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.