SERGI GONZÁLEZ. Alcalde de Tavernes de la Valldigna

Tavernes de la Valldigna es una de las localidades valencianas que ya pasó a la “fase 1” de la desescalada del Covid-19 desde la semana pasada. Su alcalde, Sergi González, valora el buen comportamiento de la ciudadanía y espera que no haya retroceso de fases porque eso supondría “una puñalada prácticamente mortal”. De cara al verano, que se aproxima con muchas incógnitas, explica que van a fomentar el turismo familiar y de proximidad y espera que Tavernes pueda aprovechar circunstancias como el hecho de ser ser una playa de segundas residencias, con muchos turistas de la zona o del interior de España y donde alojamientos como los hoteles no tienen tanta presencia.

En menos de dos meses cumplirá su primer año como alcalde de Tavernes de la Valldigna. Si le hubieran dicho entonces que en este tiempo tendría que haber dirigido a una población confinada en sus casas por un virus, ¿qué hubiera pensado?

Lo medito muchas veces, me ha tocado vivir una etapa histórica de Tavernes y de todo el mundo, no me lo imaginaba porque si nos cuentan a principio de año que estaríamos sin Fallas, sin Semana Santa y todos en casa confinados para evitar que una pandemia tuviera un impacto grande, no lo hubiéramos creído. Hemos tenido que redoblar los esfuerzos y modificar fondos económicos que estaban destinados a unos proyectos para adaptarlos a las nuevas necesidades.

¿Cómo recuerda las primeras semanas de confinamiento y cómo fue la reacción de sus habitantes?

Fue muy impactante. El día que se decretó era un sábado por la tarde y estábamos reunidos el equipo de Gobierno en el Ayuntamiento. No dábamos crédito, pero así estábamos todos. Lo primero fue poner a disposición de la población nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad, para resolver dudas y mantener la calma; se trataba de que todo estuviera en orden. Hemos ido tomando medidas siguiendo siempre los criterios que nos llegaban desde la conselleria de Sanidad y el Ministerio.

El Parc del Llac en la platja de Tavernes de la Valldigna.

Se perdieron temporadas tan importantes como Fallas y Pascua, cuando zonas turísticas como Tavernes de la Valldigna suelen tener gran afluencia de visitantes. ¿Qué han hecho desde el Ayuntamiento para atajar estas pérdidas?

Las Fallas y la Semana Santa, a nivel social y económico, son muy importantes para nosotros. Mueven mucha gente y mucho dinero. Son una fuente de riqueza y crecimiento de la economía a nivel local muy importante. Esto es lo que más miedo y más respeto me da ahora: la cuestión económica, en todos los ámbitos. No vamos a tener el mismo verano que en los últimos años tampoco. Tenemos consolidados algunos festivales que con toda seguidad no van a poder producirse, hay restricciones para la hostelería que impedirán que funcionen a pleno rendimiento, lo mismo que para los locales de ocio…

Como responsables públicos, entiendo que debemos de facilitar, en la medida de lo posible, el ejercicio de estas actividades. Lo que es competencia nuestra, como la modificación de ordenanzas fiscales, la bonificación del uso de la vía pública para mesas y sillas, así como de impuestos como el IBI, actividades económicas… vamos a tratar de hacerlo para favorecer a los comerciantes, siempre dentro de nuestros recursos.

«Vamos a bonificar la tasa por ocupación de la vía pública y permitir la ampliación de terrazas siempre que sea técnicamente posible»

¿Permitirán ampliar terrazas como se ha anunciado en otros consistorios como Gandía?

Sí, vamos a bonificar la tasa por ocupación de vía pública y vamos a permitir la ampliación de las terrazas sin coste siempre que sea técnicamente posible. Hay locales que podrán ampliar, porque hay espacio, pero otros que no. Se deberá cumplir con los informes correspondientes de los técnicos para poder hacerlo.

Háblenos del programa “Tavernes no se para”.

Consideramos que en los próximos meses, y esperamos que no sean años, se va a generar un importante problema de empleo. Por tanto, queremos incentivar políticas activas de empleo. Es competencia de la Generalitat, pero desde los ayuntamientos sí podemos pedir todos los planes de empleo posibles, aportando nosotros el capital que sea necesario para complementarlos y llegar a ocupar al mayor número de personas posibles. La mejor manera de que la sociedad tenga liquidez será generar ocupación y que la gente tenga ingresos por su trabajo. Podremos acceder a unos 100 o 120.000 euros para ocupar a la gente mediante estos planes.

«La mejor manera de que la sociedad tenga liquidez será generar ocupación y que la gente tenga ingresos por su trabajo»

Forman parte de una de las zonas de la Comunitat Valenciana que lleva ya una semana en la “fase 1”. ¿Cómo está siendo esta desescalada y qué consejos o pautas están siguiendo desde el ayuntamiento?

Al final, lo único que hacemos es intentar trasladar las directrices que nos llegan desde Sanidad. Ahora mismo, como se están publicando tantos BOE y directrices, a la ciudadanía le cuesta seguir esta dinámica. Intentamos hacer un esfuerzo para comunicar adecuadamente y que todo el mundo tenga claro qué se recomienda hacer y qué no. Por ejemplo, como indicas, esta semana han abierto los bares, pero algunos no sabían muy bien con qué aforo podían contar, si podían ampliar terrazas o no o cuántas mesas podían tener montadas. Nuestra política está siendo de información para que cumplan la normativa.

La «Muntanya de les Tres Creus», con la Valldigna al fondo.

¿Cómo está respondiendo la población a la “fase 1”?

Creo que bien, siempre hay gente que se excede y que no sigue esas recomendaciones, pero en general en la zona de La Safor, y así lo acreditan los números del área de salud, la gente hemos cumplido desde el principio. El número de infectados y muertes ha sido muy bajo y por eso nos permitieron pasar a fase uno. Como alcalde, estoy satisfecho, siempre teniendo en cuenta que ha habido gente que se ha excedido, se han puesto denuncias… pero en general se han comportado muy bien y han entendido la situación y estoy satisfecho.

«No me imagino volver a la «fase cero» porque sería una puñalada prácticamente mortal»

El presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, nos decía hace unos días que tan importante como pasar las fases es que no haya un retroceso. ¿Cuánto daño haría éste a una ciudad como Tavernes?

El caso es que yo no me imagino volver a “fase cero” porque sería una puñalada prácticamente mortal. Los bares que están ya implementado medidas para ejercer su actividad con las nuevas normas y directrices deberían cerrar, después de todo el esfuerzo que están haciendo; volver atrás la verdad es que no me lo imagino. Si eso pasara, sería una puñalada importante; no quiero pensarlo demasiado, la verdad.

La playa de Tavernes de la Valldigna vista desde el aire.

Toni Gaspar también nos comentaba que la política de la Diputación de Valencia es transferir fondos a los ayuntamientos y que estos los distribuyan como consideren más oportuno, pues son los alcaldes y los políticos locales los que más conocen las necesidades de sus ciudadanos. ¿A qué los van a destinar en Tavernes de la Valldigna?

Tuve la oportunidad de reunirme con él y otros alcaldes telemáticamente y agradecí mucho esta iniciativa, porque es la manera en que él puede escuchar de primera mano los alcaldes y saber qué está pasando. Me pareció muy acertado transferir los fondos porque cada municipio tiene un casuística diferente y quien mejor sabe las necesidades en cada lugar son los alcaldes. Lo que puede necesitar Tavernes puede que no lo necesite Gandía… Transferir los fondos me pareció una idea acertada. Todo el mundo sabrá que hemos tenido gastos adicionales como dar cobertura a familias que están en situación muy vulnerable, también hemos implementado distribución de tabletas electrónicas para que alumnos en situación vulnerable y no cubiertos por la conselleria se les proporcione lo necesario para que acaben el curso en condiciones dignas. Hay tasas que vamos a bonificar… Todo eso se tiene que financiar y entiendo que esta transferencia de fondos nos va a servir para que el presupuesto de los pueblos no se vea especialmente afectado y estas iniciativas puedan seguir adelante.

La playa de Tavernes de la Valldigna no suele estar tan masificada como otras de la provincia.

Ahora llega un verano con grandes incógnitas. ¿Qué medidas se están planteando ya desde el consistorio para afrontarlo con las mayores garantías?

Para nosotros, lo principal es tenerlo todo listo. Que la playa cumpla con todas las condiciones de acceso, la avenida y calles también. Al Covid-19 hay que sumar, además, los problemas de los temporales de invierno como el Gloria. Al declararse el Estado de Alarma los procesos de recuperación del litoral se vieron truncados. Es un cúmulo de cosas, pero hay que intentar tenerlo todo en orden y a partir de ahí se está arrancando la campaña desde la concejalía de turismo que se llama “Tavernes, vine i estaràs com a casa”. Entendemos que no vamos a tener lo que hemos tenido estos años tanto en afluencia como en la procedencia de los turistas. Me he reunido con los locales de ocio y tienen mucha incertidumbre. Será totalmente diferente a veranos anteriores. Queremos darle forma de entorno familiar, para que puedan venir, fomentar la comida a domicilio y otras actividades en ese sentido, porque para las actividades más festivas habrá más problemas.

«Para este verano hemos lanzado la campaña ‘Tavernes, vine i estaràs com a casa’, queremos fomentar un turismo familiar, de disfrute de las pequeñas cosas»

Las playas serán uno de los puntos calientes. Se habla de poner mamparas, de marcar zonas, de restringir horarios… ¿Qué medidas cree que se acabarán instaurando?

Al final siempre digo lo mismo, vamos a esperar las directrices que nos vayan llegando. No me imagino tener una playa con mamparas, pero tampoco me imaginaba que se suspendieran las Fallas. No sé que puede pasar, pero en lo de las mamparas si tengo muchas dudas. Por otra parte, esta es una playa amplia y no está tan masificada como otras. Tenemos cinco kilómetros de playa y está espaciada, por lo que se va a poder cumplir con las distancias sociales.

Hoteles, apartamentos de playa, campings… todos estarán afectados, pero ¿cuáles cree que tendrán más preferencias ahora por la ciudadanía y los turistas?

La de Tavernes es una playa de segundas residencias, no es tan turística como Cullera o Gandía. Aquí es más de gente de Tavernes o de la zona. No tenemos tantas plazas hoteleras, por lo que aquí vamos a enfocarlo de un modo diferente, más familiar, de disfrute de las pequeñas cosas. Fomentar, como decía, ese turismo de proximidad, las comidas a domicilio para consumirlas en los apartamentos turísticos…

¿Ha notado ya que se está impulsando la comida a domicilio?

Sí, tanto en el pueblo como en la playa. Muchos restaurantes que han abierto la terraza, que tienen abierta la cocina, se plantean preparar comidas para llevar o para repartir a domicilio. Es un ingreso extra que puede ser importante para muchos hosteleros.

Tavernes viene apostando cada vez más por los festivales y estos centraron gran parte de la promoción municipal en la última edición de Fitur celebrada en enero. Actualmente cuenta con tres de cierta importancia como el Iboga Summer, el Mediterránea y el Festivern. ¿Cómo les afectará esta crisis a corto y medio plazo? ¿Se plantean medidas para ayudarles?

Son iniciativas privadas, la mayoría de ellas no se han suspendido todavía, pero las ayudas en esta materia exceden a nuestra competencia municipal; tendrán que ver cómo compensarlo en el futuro o celebrarlo en otras fechas. Para eso sí que les facilitamos las cosas, como hemos hecho siempre, porque consideramos que todos ganamos con estas iniciativas. Siempre hemos trabajado de forma colaborativa con ellos y lo seguiremos haciendo. Espero que el Festivern a finales de año sí que se pueda celebrar, entre otras cosas porque sino es así significará que todo esto se ha alargado mucho más de lo previsto.

Tavernes cuenta también con entornos de montaña de gran belleza como el Clot de la Font.

Tavernes y gran parte del litoral valenciano vive mucho del turismo de zonas del interior de España. ¿Cuán importante será que se permitan los desplazamientos nada más empiece la temporada veraniega?

Esas segunda residencias son de personas de zonas cercanas, pero también muchas de gente de fuera de la Comunidad, y cuanto antes puedan venir antes podrán generar actividad económica. Lo importante es el tema sanitario y hasta que no se permitan estos movimientos tendremos que funcionar con lo que tenemos.

También será un buen momento para fomentar el turismo de proximidad. ¿Cómo convencer a los autóctonos para que redescubran sus pueblos, comarcas y provincias?

Yo digo una cosa, y la repito muchas veces, la Valldigna es el mejor lugar del mundo. Tenemos una playa espectacular, montañas preciosas… Invito a todo el mundo a que venga: van a disfrutar del paisaje, de la playa, de todo. Además, todo esto del confinamiento ha venido bien para recuperar el medio ambiente. Todo aquel que quiera explorar nuevas zonas y municipios le invito a que venga a Tavernes y estoy seguro que volverá.

«Nos tenemos que quedar con la lectura de que de situaciones problemáticas pueden surgir soluciones que a veces se convierten en mejores oportunidades»

Se suele decir que de crisis como esta debemos sacar lecciones. ¿Qué ha aprendido Sergi González de esta crisis?

Al final, que ha servido para que mucha gente, empezando por mí, aprenda a saber reaccionar ante situaciones que se producen, que son adversas y que no contemplabas. Implica que te esfuerces mentalmente para buscar soluciones que en una situación de normalidad no se habrían producido. Por ejemplo, el reparto a domicilio en restaurantes. No lo habían hecho antes, pero tal vez han encontrado un nicho de negocio que no se habían planteado y les puede venir bien. De situaciones problemáticas surgen soluciones que igual se convierten en mejores oportunidades. Siempre he tenido la filosofía de que no hay mal que por bien no venga. Esa es la lectura con la que nos tenemos que quedar todos los ciudadanos, que muchas veces de situaciones problemáticas somos capaces de encontrar soluciones y llegar a situaciones mejores que las anteriores.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.