Entre pólvora y deporte, por Ángela Pla

Hemos pasado ya lo peor del rudo invierno, las olas siberianas y polares, menguada la pertinaz sequía, sin gobierno catalán ni presupuestos de Estado, pero aquí estamos de nuevo, los valencianos, quemando fallas, armando ruido, consumiendo nuestro cielo, atiborrados de luz y fantasía. Revive nuestra primavera junto a la carpintería de San José y las fritangas de buñuelos. Para los que se quedan bulliciosos o se van buscando el camino más budista de la tranquilidad, las Fallas siempre representan un comienzo, la llegada del buen tiempo, el primer abrigo del sol.

Es el momento decisivo del último tramo antes del veraneo. Hay que apretar los codos para estudiar y sacar el curso, entrenar para culminar una temporada, esforzarse para sacar el negocio en ciernes… A los valencianos nos quedan muchas asignaturas pendientes y carreras por delante. Hemos celebrado las grandes victorias del Valencia Basket el año pasado y su nueva Alquería de futuro, la ciudad se ha convertido en capital del running, y celebra este marzo su primer Mundial pedestre.

Volvemos a tener bancos, siquiera sea de origen foráneo, como Caixabank, el Sabadell o el Mediolanum. Hay proyecto, también, para el Caixa Forum, el nuevo centro privado que lucirá junto a Bombas Gens. Nuevos gestores parece que han puesto orden y saneamiento en el Oceanogràfic, y también en la Ciudad de las Artes y las Ciencias –que cumple veinte años–, y en La Marina, relanzada gracias a Edem, el Veles e Vents y la mejora general de su oferta hostelera, y en donde sueñan con lucir a Sorolla.

Pero perdonen que insista en nuestras justas reclamaciones y que asista, un poco perpleja, a esa idea peregrina de la España despoblada. Nos quieren volver a torear la financiación saltándose la lógica y aduciendo magia. Y no, lo primero es darle sanidad y educación, uno a uno, a todos los españoles que somos, nosotros si se quiere los últimos, que para eso ofrendamos glorias y lo que ha de menester, pero ni un euro de menos, ni una infraestructura de más: queremos el Corredor, lo queremos ya, y queremos que llegue a Denia. No sé si queda claro.

Ángela Pla
Ángela Pla

Directora de Valencia City y Tendencias Moda

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.