PILAR BERNABÉ. Concejala en el Ayuntamiento de Valencia de Formación y Empleo

Pilar Bernabé es concejala en el ayuntamiento de Valencia de tres áreas muy afectadas por esta crisis como son el empleo, las personas mayores y el deporte. Ella destaca y agradece la excelente respuesta de toda la ciudadanía. Recuerda que en materia de empleo y económica, lo primero que hicieron desde el consistorio fue reunirse con todas las partes y establecer unas pautas y líneas de actuación. Y manda todo su apoyo a las personas mayores, cuya concejalía ha puesto en marcha, en tiempo récord, un servicio de atención especial. Sin olvidarse del sector del deporte, ahora paralizado, pero al cual pretenden mantener las ayudas y subvenciones.

Llevamos, prácticamente, un mes de confinamiento, ¿cómo valora la repuesta de los residentes en la ciudad?

Creo que todos los ciudadanos hemos dado un ejemplo de compromiso y responsabilidad. A nivel internacional, España ha sido reconocida por su labor y responsabilidad a la hora de afrontar esta situación. Hemos respondido bien. La gente se ha mantenido en casas, ha cumplido todo lo que le hemos ido diciendo cada semana. Y hemos aguantado. Estamos apoyando todas y todos con acciones como salir a nuestros balcones a aplaudir a las heroínas y héroes que están en los hospitales salvando vidas. A nivel social y como comunidad podemos sentirnos orgullosos. Hemos hecho grandes muestras de solidaridad con las personas que más nos necesitan. Yo soy concejala un área como deportes, he vivido cómo el deporte y los valores del deporte se han unido con la solidaridad. En Valencia tenemos pabellones deportivos que hoy son hogares para personas sin techo o una residencia de deportistas de élite como la Petxina, que se ha transformado en el hogar de personas y familias que no tienen nada. Los clubes de la ciudad también están teniendo muestras de apoyo desde los más importantes a los más pequeños. Por ejemplo, madres y padres de muchos clubes han confeccionado miles de mascarillas para que los trabajadores de la FDM y las personas sin techo las puedan usar.

Una de las áreas que usted gestiona, como es el empleo, es ya de las más afectadas y lo seguirá siendo a corto y medio plazo. ¿Qué están haciendo para minimizar los daños?

Lo primero que quiero decir es que una de las cosas que estamos más orgullosos es que como ciudad hemos actuado de forma muy rápida y ejemplarizante. La primera reunión con todo el sector económico para abordar las consecuencias fue el 13 de marzo. Es decir, incluso antes de que se declarara el estado de alarma. Ahí reunimos a todos los agentes económicos y sociales. Sindicatos, cámara de comercio, patronal para ver cuáles eran las medidas más adecuadas. Y lo que nos dijeron fue que la principal era inyectar liquidez. Por tanto, las primeras ayudas fueron para pymes y autónomos para inyectar liquidez de entre 2.000 a 6.000 euros a los que se habían visto afectados, o habían visto disminuido sus ingresos. Al inicio fue costoso, miles de personas intentaron entrar al sistema y llegó a colapsarse, pero la situación fue mejorando. Queremos decir que estas ayudas se van a mantener. Vamos a ampliar el crédito para ellas, que era de más de 3 millones de euros.

Por otra parte, también nos pidieron moratorias en tributos e impuestos. Hemos parado el pago de las tasas de terrazas y cafeterías, el pago del IBI, también las tasas a los mercados extraordinarios y a los puestos de los mercados municipales que estén cerrados durante el estado de alarma. Y este martes ponemos en marcha la oficina reactiva.

Háblanos más de Reactiva.

Es un servicio que hemos implantado a través de la web de Valencia Activa para reactivar la economía en la ciudad. Contamos con un teléfono para pymes y autónomos. También atendemos, por vía telefónica, mail o chat, a personas en situación de desempleo o a los que se les ha aplicado un Erte. Contamos con orientadores laborales y con todo el equipo de barris per l’ocupació para atenderlos. Esperamos que sea un servicio que preste una gran ayuda.

Ante esta situación se suspendieron las ayudas de Valencia Emprén 2020 para reorientar las subvenciones. ¿Se volverán a poner en marcha?

La primera medida fue reorientar los recursos de los que ya disponíamos para que las ayudas fueran lo más ágiles y rápidas posibles. Pensábamos que, en la situación actual, tenía poco sentido enfocar las ayudas a la contratación o creación de empresas porque parecía evidente que poco dinero se iba a destinar a contratar a nuevas personas. Por tanto, decidimos utilizar ese dinero, con el que ya contábamos, para sacar las ayudas cuanto antes. Se necesitaba liquidez de forma inmediata y esperamos que en  mayo ya pueda empezar a llegar a quienes la necesitan. En el momento en que todo este pase y empiece otra fase de reactivación, habrá una parte también para los nuevos.

Valencia es una ciudad turística, donde los bares, los hoteles, la gastronomía… tienen mucho peso. ¿Cuánto tiempo podrá aguantar sin que esté en funcionamiento un sector como este?

Desde el área de Desarrollo Económico trabajamos estrechamente con la concejalía de Turismo y con la de Comercio. Desde el portal (www.visitvalencia.com) están trabajando desde el primer día en nuevas propuestas. Hay que tener claro que las políticas turísticas este año no tendrán nada que ver con las planteadas a principios de año. La movilidad en el turismo va a ser prácticamente mínima. Hay que reorientar la promoción de la ciudad, no hacia fuera, sino hacia dentro. Ya estamos trabajando con el sector, reactivar nuestra ciudad, primero con quienes serán nuestros primeros clientes y usuarios que seremos nosotros mismos, los vecinos y vecinas. Tendremos que reencontrarnos con la ciudad y disfrutarla. Y hay que dirigir nuestra políticas en este sentido. Luego, cuando empiece a moverse el turismo volveremos a nuestra línea de externacionalización e internacionalización que estábamos consolidando desde hace cuatro años. Son otros tiempos y las crisis no obligan a reinventarnos.

La frase ser turista en tu ciudad cobrará un nuevo sentido…

Hacia ahí van a ir las medidas. Pero no va a hacer mucha falta incidir en ello porque tendremos muchas ganas de salir y, prácticamente, solo lo podremos hacer en nuestra ciudad o cerca de ella. Contamos con la suerte de tener una ciudad maravillosa y seguro que vamos a descubrir cosas de ella que no conocíamos.

¿En qué porcentaje se han incrementado ya los usuarios de Valencia Activa?

Desde que empezó este estado de alarma, hemos puesto en marcha muchas iniciativas como webinars, que consisten en conferencias de expertos que nos hablan de distintos temas y que han tenido una gran aceptación. Ya se han realizado 14 y cuentan con unas 4.000 visualizaciones en Youtube. También se han incrementado las formaciones online que son, todas ellas, abiertas y gratuitas.  Contamos con 4 MOOCS (cursos masivos abiertos en línea) de entre 30 y 40 horas y 35 píldoras formativas de entre 4 y 5 horas sobre competencias digitales. De momento, 5.111 personas de la ciudad se han inscrito en las píldoras y los MOOCs programados. Las inscripciones están abiertas desde enero, pero el 29% de las mismas se han llevado a cabo durante el estado de alarma.

Hablemos de las personas mayores. ¿Qué medidas están tomando desde el ayuntamiento para ellas en estos tiempos?

El Ayuntamiento de Valencia, con su política de envejecimiento activo se dedicaba sobre todo a ayudarlas a envejecer de una forma digna, con actividades lúdicas, culturales, deportivas… para que vivieran de una forma saludable. Ante esta situación, se han convertido en el colectivo más vulnerable. Les hemos pedido que se queden en casa, que tengan el menor contacto social posible. Y sabíamos que iba a ser un sector de la población muy necesitado de ayuda. En Valencia viven 200.000 personas mayores de 60 años. Es una población enorme a la que teníamos la obligación de atender. En este sentido, en solo tres días transformamos un servicio que se dedicaba, principalmente, a organizar talleres y actividades lúdicas, en otro de asistencia directa. Hemos puesto en marcha el teléfono 900 525 798 para dar servicio a todas las personas mayores que estén en una situación de aislamiento sobrevenido. Pedimos también a toda la población que conozca situaciones así que nos llamen porque el ayuntamiento está dedicando gran parte de sus recursos para ellos. Podemos llevarles comida a domicilio así como todo tipo de ayuda. Hay convenios con entidades como Cruz Roja para que les lleven una cesta semanal de comida. También les ofrecemos un servicio de acompañamiento telefónico. Esa llamada al día, para preguntarles cómo están, para hablar con ellos, les resulta de gran ayuda. En solo dos semanas hemos atendido con este servicio a más de 1.700 personas mayores.

¿Qué mensajes les llegan desde las asociaciones de la tercera edad o desde aquellas que trabajan con ellos?

Mucha gente nos contacta, entidades como Casa Caridad, Amics de la Gent Major, entidades de personas que trabajan con personas mayores que nos pasan casos que están solas o que están en una situación preocupante y le estamos atendiendo también sin problemas. Me gustaría poner un especial interés en la diferencia de abordar los problemas y tratar de anticiparnos a ellos. Sabíamos que la primera semana tal vez no iban a tener esta situación o sensación de soledad, pero al pasar los días sí. Baja su movilidad, se aíslan más y teníamos que tener preparado el operativo para ello.

“Ha llegado el momento de devolver a las personas mayores los esfuerzos que han hecho por nosotros”

Al inicio de las crisis se incidía mucho en que las personas fallecidas eran de edad avanzada, dando a entender, en cierta medida, que la situación no era tan grave. ¿Qué le parecían ese tipo de mensajes?

Más allá de eso, pienso que esta crisis nos ha ayudado mucho a conectar más con las personas mayores. Me emociona mucho escuchar a muchos vecinos de fincas que nos llaman diciendo que se ayudan entre ellos, que han puesto carteles en la finca para que las personas mayores se sientan ayudadas y protegidas por sus vecinos. Hay personas que han conocido a los vecinos en esta crisis y ahora les suben la compra. Las personas  mayores, durante los peores años de la crisis han sostenido a las familias con pensiones, han mantenido el estado de bienestar. Ahora todos somos conscientes de que ha llegado el momento de devolverles su esfuerzo. No dejan de ser nuestras madres, padres y seres más queridos. Nos hemos dado cuenta de la falta que nos hacía, cuidar de nietos, niñeras, urgencias y es una lección de vida para  todos del valor que tienen en la sociedad. 

¿Qué piensa al conocer noticias como la de los militares entrando en residencias de mayores y encontrando allí a personas fallecidas conviviendo con otras vivas?

Creo que es algo que no ha pasado en nuestra comunidad, por eso cuando hablaba antes y decía que no son tiempos de hacer valoraciones políticas y le diría a la oposición que se comporte. Es verdad que al final los modelos son los que son, y se ven reflejados en la gestión de las comunidades autónomas. Atender a la población de riesgo como prioridad ante cualquier cosa ayuda a la hora de abordar los problemas. En esta comunidad y en esta ciudad no ha pasado, en gran medida porque hemos intentado anticiparnos a las situaciones de riesgo absoluto en los centros de personas mayores. Sabemos que son un foco de infección y, de hecho, todas los cargamentos con material sanitario que están llegando de China van para hospitales y residencias.

Usted trabaja de cerca con las personas mayores. ¿Qué siente al verlas ahora tan vulnerables por el covid-19?

Sobre todo, siento lo que decía antes, que es el momento de devolverles todo lo que ellos han hecho por nosotros. Lo estábamos devolviendo con actividades que creíamos clave para sobrellevar su vejez, con envejecimiento activo, con calidad de vida buena, cultura, ocio, actividades para ayudarles a crecer, pero ahora es el momento de arrimar el hombro, de ayudarles de otro modo porque están en situación de vulnerabilidad. De demostrarles que les estamos agradecidos y actuar. En lo personal, estoy orgullosa y feliz de poder estar liderando una acción que sirva para ayudarles. Les diría que no están solos y que no lo van a estar.

“En estos días he vivido cómo el deporte y los valores del deporte se han unido con la solidaridad”

Hablemos de deporte. Además de las grandes competiciones, que son las más visibles, ¿qué impacto va a tener esta crisis en deportes minoritarios y en pequeños clubes?

La situación de los clubes de la ciudad va a ser muy complicada. Nosotros esperamos que en todos los sectores cuando empecemos a salir de esta situación volvamos a la normalidad y acabe siendo todo un mal sueño o momento para olvidar. Recuperar esos meses perdidos para nuestros niños y niñas que están disfrutando del deporte y que seguirán haciéndolo. Cuando esto pase, los clubes seguirán en pleno rendimiento y en marcha. Desde el área de Deportes trabajaremos para que se mantengan las subvenciones a los clubes, para que cuenten con esa ayuda intacta. Hay que pensar que las ayudas son por proyectos y muchos no se van a poder hacer, pero veremos cómo replanteamos la situación para mantenerlas. Pensar en el después y ver cómo les ayudamos a reactivar esta situación. Es una prioridad y en ello nos vamos a centrar.

Se dice que con estas crisis nos estamos volviendo cocinillas, pero el deporte en casa y en familia también está teniendo un gran tirón. ¿Es, al menos, una buena forma de reconectar con los tuyos y de cuidarte?

Efectivamente, hemos puesto en marcha también iniciativas en este sentido. Se pueden encontrar en  la web de la Fundación Deportiva Municipal, de ocho de la mañana a diez de la noche hay actividades para hacer deporte en familia con los niños. Contamos con un webchat en Youtube para interactuar con los monitores. También contamos con el apoyo y la complicidad de muchos deportistas valencianos y valencianas que se están grabando videos… Deportistas que están haciendo deporte y animan a los ciudadanos y ciudadanas para hacerlo. Hemos lanzado el hastag#valencientrenaencasa. Animo a toda la ciudadanía a mantenerse en forma y a participar en estas iniciativas.

¿Usted practica algún tipo de deporte o actividad física ahora mismo?

He descubierto el “pasilling”, es divertido, quedo con  mis amigas, que también les gusta correr, nos hacemos una video llamada conjunta y hacemos una hora corriendo en nuestras casas. Si tienes escaleras, puedes subirlas y bajarlas también. Hacemos entre siete y nueve kilómetros. 

¿Cree que se debería permitir salir a correr en solitario?

Es una decisión que deben tomar las autoridades sanitarias. Si ellos entienden que se puede correr, encantados. En Valencia, si antes ya éramos muy aficionados al running, después de esto lo seremos más, todo el mundo se lanzará a correr. Tal vez será el momento de pedirles que se apunten al circuito municipal de carreras populares. No obstante, pienso que en casa también se puede entrenar muy bien y de maneras muy diferentes. Ahora, el mensaje debe ser que la ciudadanía se quede en casa y busque ahí el modo de mantenerse en forma.

Valencia City

El pulso de la ciudad

1 Comment

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.