Héctor Catalá: “El Proyecto FER es mucho más que una ayuda económica”

El paratriatleta valenciano con discapacidad visual ganó el Campeonato del Mundo en 2019 y estará en los Juegos de Tokio.

Héctor Catalá, a la derecha de la imagen, junto a su guía Gustavo Rodríguez.

Pocos son lo no que han recibido el 2021 con especial emoción, pero Héctor Catalá (Serra, 1988) está entre quiénes lo abrazan con fuerza más allá de que avistamos el fin de la pandemia de la Covid-19. El paratriatleta valenciano del Proyecto FER (proyecto de capital totalmente privado impulsado por Juan Roig a través de la Fundación Trinidad Alfonso, fundación sin ánimo de lucro que tiene como objetivo irradiar la «Cultura del Esfuerzo» a través del deporte en la Comunitat Valenciana) espera ilusionado los Juegos de Tokio, aplazados a 2021. Allí estará luchando, en la categoría PTV1 de discapacidad visual, por las medallas. Le avala nada menos que el campeonato del mundo conseguido en 2019 en Lausana junto a su guía Gustavo Rodríguez.

Héctor Catalá se crió haciendo deporte. Pero fue la vida la que le dirigió al paratriatlón. “A los 9 años nadaba en el club de Bétera, hasta los veinte y pico años. Era malo y dejé de nadar una vez por los estudios universitarios. Entonces empecé a correr y, respecto a la bicicleta… soy de Serra. Con eso está todo dicho”, explica con una sonrisa. Entonces, Héctor tenía una visión normal  y ya se había enganchando al triatlón gracias a los consejos de un entrenador. “Pero en 2013 sufrí un accidente en la bici debido a la enfermedad de Best, que es degenerativa y te va dejando sin vista. Estaba perdiendo mucha visión y el accidente fue grave”, recuerda.

El punto de inflexión en la vida de Héctor Catalá

Héctor Catalá junto a su guía Gustavo Rodríguez.

La ONCE marcó un punto de inflexión en la vida de Héctor Catalá. “Es muy sencillo lo que me dijeron: ‘Ahora haz paratriatlón y a ver a dónde llegas. Pero a mí no me gustaba depender de un guía. Me vendían un proyecto deportivo que no tenía ningún interés para mí a nivel competitivo. Me costó mucho aceptarlo, hasta que probando con el tándem me fui enganchando. Que de repente alguien te diga cuándo debes frenar, cuesta, pero me cautivó enseguida”, explica con un tono reflexivo. “Ahora es mi vida”, sentencia.

«Yo tengo una frase que suena a broma pero que es verdad: hago triatlón porque soy malo en las tres cosas».

El paratriatleta valenciano explica con precisión las peculiaridades de su deporte y en qué escalón estaba él. “Yo tengo una frase que suena a broma pero que es verdad: hago triatlón porque soy malo en las tres cosas. Si uno fuese muy bueno en algo, sería nadador, ciclista o corredor. Había hecho mis pinitos en los tres, pero no pienso especializarme en ninguno porque me apasionan los tres”, afirma. ‘¿En cuál me siento más cómodo? En los tres. La natación te puede hacer perder, pero no ganar. La bici te dice en qué posiciones vas a estar y la carrera es la que lo decide. Pero aparte están las transiciones. El triatlón, en realidad, son 5 pruebas en una, porque hay dos transiciones”, argumenta.

«Unidos somos invencibles», su mensaje para esta pandemia

El paratriatleta valenciano Héctor Catalá.

Héctor Catalá, licenciado en ingeniería industrial, había sido bronce en los mundiales de Rotterdam (2016) y Australia (2018), y cuarto en Rotterdam (2017). “Mi primer punto de inflexión fue en 2016. En en 2018 cuándo nos dicen que nuestra categoría va a entrar en las paraolimpiadas. Ahí fue cuando cogió forma”, explica. La llamada de Proyecto FER fue la clave, porque es imprescindible entrar en el programa olímpico. “Por eso lo valoro tanto, porque he estado fuera”, explica Catalá, orgulloso de ver hasta a dónde ha llegado. “Fíjate que hace poco estaba en el Metro de Valencia y Elena Tejedor (directora de la Fundación Trinidad Alfonso) me reconoció y vino a hacerse una foto conmigo. Mira hasta que punto se preocupan. No sólo te hacen el ingreso y ya está”, afirma orgulloso.

Héctor Catalá no quiere cerrar la entrevista sin enviar un mensaje de estima general. “Me he hartado de decirlo durante la pandemia: unidos somos invencibles. Los que tenemos la suerte de viajar valoramos mucho lo que valemos como sociedad. Los españoles estamos muy bien considerados”, sentencia.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.