Entreculturas insta al Gobierno a redoblar la cooperación española en educación

Estudiantes en una escuela de África del Este. Foto: Paula Casado.

El cierre de escuelas por la pandemia afectó a más de 1.500 millones de niños, niñas y jóvenes en todo el mundo.

No todos los niños y niñas afrontan las dificultades de la misma forma: el que vive en zonas pobres o rurales, las niñas, las personas refugiadas, aquellas con discapacidad o las que se han visto obligadas a desplazarse de manera forzosa son las que tendrán más dificultades para continuar su aprendizaje.

El informe de Entreculturas “Recuperar la ayuda a la educación. Una llamada de emergencia. Tendencias de la cooperación española en educación”, analiza cómo la cooperación internacional es clave en la búsqueda de soluciones, y cómo España puede llegar a jugar un papel relevante en el escenario internacional si da un giro a la política de cooperación.

 

Unos 24 millones de estudiantes en el mundo siguen sin educación por la pandemia

 

En el mes de mayo, los cierres de escuelas afectaron a más del 90% de la población estudiantil de todo el mundo, lo que supuso que más de 1.500 millones de niños, niñas y jóvenes no pudiesen acudir a sus centros educativos. A día de hoy, se estima que alrededor de 24 millones de estudiantes (desde la educación preprimaria hasta la terciaria) no habrían regresado a las instituciones educativas en 2020, incluidas escuelas, universidades u otras instituciones de formación, de los cuales 10,9 millones se encuentran en los niveles primario y secundario.

“Es evidente que el riesgo de no regresar a las instituciones educativas y de que, incluso, muchos estudiantes abandonen eventualmente la escuela en los próximos años, va a aumentar de manera preocupante”, ha explicado Lucía Rodríguez, responsable de Incidencia en Entreculturas durante la presentación del informe “Recuperar la ayuda a la educación. Una llamada de emergencia. Tendencias de la cooperación española en educación”, un documento que analiza la cooperación de España en educación.

 

La cooperación internacional española no deja de caer

 

La comunidad internacional no ha dejado de incrementar su inversión en cooperación internacional hasta 2018 a pesar de la crisis económica, aumentando sus fondos en un 55% de 2007 a 2018. Sin embargo, en España ha ocurrido todo lo contrario y desde 2009 la cooperación española no ha dejado de caer, siendo una de las políticas públicas que más recortes ha sufrido reduciéndose casi a la mitad entre 2008 (4.760 millones de euros) y 2018 (con 2.449 millones de euros).

Estos recortes afectaron sobremanera a la AOD bilateral, instrumento principal y esencial de las políticas de cooperación de un país. Si el compromiso es destinar el 0,7% del PIB a AOD, España ha pasado de invertir el 0.37% del PIB en 2007 al 0,20 en 2018, atravesando una profunda caída durante esa década llegando incluso a destinar sólo el 0,12 en 2015. Hemos pasado de estar en el puesto 7 en 2007-2009 de los países del CAD respecto a aportaciones de AOD a ocupar el puesto 16 en 2018.

 

La AOD en educación, pieza clave para el logro de los ODS

 

Tras “una década en la que la cooperación internacional ha perdido de manera dramática significación y por otra lado el actual contexto de crisis generado por la COVID muestra, hoy más que nunca, el papel primordial que desempeña la cooperación internacional como instrumento para no dejar a nadie atrás. La solidaridad entre países, regiones y continentes ya no es opcional, sino más bien la única vía de construir sociedades equitativas solidarias y sostenibles”, ha explicado Ramón Almansa Director Ejecutivo de Entreculturas.

Ramón Almansa concluía la rueda de prensa indicando que “el momento es ahora. El momento decisivo es este. Y cuando decimos que este es momento decisivo lo que queremos decir y reclamar a la sociedad y a nuestros políticos es que es el momento de tomar decisiones a favor de la educación; tomar decisiones en el aumento de la contribución pública a la solidaridad internacional”. La educación en el mundo está haciendo una llamada de emergencia. No lo podemos dejar pasar, de ello depende el futuro de millones de niños y niñas, de ello depende a fin de cuentas, el futuro de la humanidad, nuestro futuro.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.