Treinta menores ucranianos vuelven a Valencia por Navidad con Juntos por la Vida

Un total de 30 niños y niñas ucranianos  han llegado  a Valencia para pasar de nuevo las navidades con sus  familias de acogida dentro del programa que  desarrolla la Fundación Juntos por la Vida de la Comunitat Valenciana. La crisis del coronavirus impidió que pudieran venir a España el pasado año para convivir con sus “familias valencianas”. Proceden de la zona de Chernobil, afectada por la catástrofe nuclear, y de la zona de  la guerra de Donbass.

 

Tienen entre 7 y 17 años. Muchos de ellos vienen a reencontarse con las mismas familias  de acogida de otras ocasiones, que les estaban esperando después de dos años de ausencia,  y para otros es su primera experiencia, y llegan para conocer a su nueva familia.

Esta ocasión es  más especial aún para los los menores de la zona en guerra de Donbass donde  se han recrudecido las tensiones en el frente, situado en zonas  de donde proceden algunos de ellos,  en  Krasnahorivka. Los pequeños necesitan un tiempo de descanso  para alejarse de la guerra, porque  cada noche  escuchan disparos después del toque de queda.

 

Los  niños y niñas de Chernobil vienen de las aldeas de la región  Ivankiv cercanas a la central nuclear que sufrió el accidente, que después de tantos años sigue siendo una zona de riesgo porque continúa  contaminada, además de la precariedad que sufre.

Llegaban la noche de este miércoles al aeropuerto de Manises, donde fueron recibidos por sus familias, en medio de abrazos, sonrisas, alegría y mucha emoción. Todos los menores vienen con la pauta de vacunación  completa,  y para tener doble seguridad se les ha realizado una prueba de covid, con resultados negativos para no poner en riesgo su salud ni la de sus familias acogedoras, con las que estarán hasta el 22 de enero.

 

Los acogimientos familiares que realiza la Fundación Juntos por la Vida desde hace 27 años en verano y navidad, se traducen en beneficios para los pequeños en su salud, además de su nivel emocional y educativo.

Muchos de ellos que comenzaron viniendo a la Comunitat hace años, ahora  ya son adultos y han mejorado  su futuro en su país. Han transformado no sólo su vida, sino la de su entorno familiar,  tras haber conocido otras realidades y formas de vida en nuestro país.

Para todos los niños y niñas que acaban de llegar a Valencia, van a ser estas unas navidades muy especiales,  deseadas y emotivas con sus familias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.