Los docentes valencianos se rebelan tras los suspensos masivos en las oposiciones

Las oposiciones de Secundaria que se están llevando a cabo en la Comunitat Valenciana han saltado a la actualidad informativa no por el hecho de que, en algunas especialidades, llevaran 12 años sin celebrarse, sino porque el primer examen ha dejado una ristra de «víctimas» sin precedentes.

 

Es decir, en algunos casos, como en matemáticas, han suspendido un 80% de los presentados. Unas calificaciones que han provocado el enfado, la rabia, la desesperación, de gran parte de estos docentes que han hecho un esfuerzo extra durante este año de pandemia no solo para tratar de dar sus clases con cierta normalidad, y con todos los incovenientes que esta les ha supuesto, sino que han tratado de sacar tiempo y fuerzas de donde no las había para preparar estas oposiciones.

 

Valoran recurrir ante la justicia y crean grupos en varias redes sociales

Ahora, en cambio, la gran mayoría de ellos se encuentra con que están fuera a las primeras de cambio y ya están tomando medidas de protesta y de presión. En esta línea, se ha creado un grupo de Telegram llamado «Opositores en pie de guerra” en el que ya hay más de 1.000 personas y en el que se están tratando de organizar para determinar los pasos que deben dar a partir de ahora para que esto no se quede así. No descartan incluso recurrir a los tribunales para conseguirlo. También han creado ya un grupo en Facebook, así como cuentas en Instagram y Twitter.

 

Imagen del grupo de Telegram «opositores en pie de guerra».

Algunos de los opositores consultados por Valencia City expresan que «hemos pasado un año muy duro, adaptándonos a todas las condiciones obligadas por la pandemia, con clases online y con muchas dificultades. Hemos hecho un esfuerzo extra para prepararnos para los oposiciones, y ahora nos encontramos con este método de evaluación injusto que, además, los presidentes del tribunal todavía lo hacen más injusto».

Por ello, en tono de ironía quieren «agradecer a la Conselleria por permitir que esto ocurra y a los compañeros del tribunal, que son compañeros nuestros y que nos han evaluado de esta forma tan injusta».

Por su parte, desde la conselleria de Educación alegan que «el acceso a la función pública docente es un proceso regulado por normativa estatal, totalmente independiente en el que la Conselleria no interviene para nada ni en la confección ni tampoco en la corrección de las pruebas». Y agregan que cada especialidad «cuenta con una comisión de selección formada por personal docente funcionario de dicha materia que es quien diseña la prueba y con ello establece el nivel de dificultad que se debe exigir a las personas que aspiran a la función pública docente». Son, por tanto, como indican los opositores, compañeros ya con plaza los que deciden el futuro de los candidatos. Y, al menos, en esta ocasión, parece que la consigna era suspender a la mayor parte posible, pues así ha sido en diferentes especialidades.

 

Piden sistemas de puntuación y valoración más objetivos

 

Entre las demandas que ya están reclamando los docentes se encuentra que el sistema de evaluación y puntuación sea más objetivo. «El sistema de evaluación no debería de tener una valoración tan subjetiva por parte del tribunal, que depende de muchos factores y muchas veces es una lotería. Se tendría que apostar por un modelo donde primara mas la objetividad», indica un docente que prefiere mantener su anonimato. Muchos de ellos plantean que estos exámenes no consten de largas redacciones, como son en la actualidad, sino que tengan otros métodos que podrían ser incluso tipo test, como ocurre en otras oposiciones.

Otra de las peticiones es que haya “más seriedad en fechas y organización, no más improvisación”, indican y que, en la medida de lo posible, no coincidan en el tiempo las oposiciones en comunidades autónomas diferentes, pues eso les impide presentarse en varias de ellas.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.