Los hosteleros valencianos afrontan la Semana Santa con caídas de facturación del 72,2%

La CEOH reclama la ampliación del horario de cierre hasta el toque de queda el próximo 12 de abril para salir del calvario y sufrimiento que arrastran desde que arrancó la pandemia.

Los hosteleros de la Comunidad Valenciana afrontan una Semana Santa llena de incertidumbre con una previsión de caída de facturación del 72,2% respecto a 2019, ante las restricciones de movilidad como consecuencia de la prohibición de los viajes turísticos y de confinamiento entre comunidades autónomas, así como por las limitaciones de horario y actividad en el interior de los bares y restaurantes. Así lo reflejan los resultados del barómetro realizado por la Coordinadora de Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH) entre los diferentes locales de hostelería de las tres provincias y por diferentes tipos de destinos turísticos ( interior, costa, ciudad, zonas rurales).

 

hostelería, protesta, restaurantes
Una de las protestas de la hostelería en Valencia.

Con estas desastrosas cifras, que para muchos marcan un punto de inflexión de cara a decidir su futuro más inmediato, ante la escasa o nula capacidad de resistencia económica, desde la CEOH piden al Consell que el calvario de la Semana Santa de la hostelería valenciana sea el último sacrificio para los hosteleros y la flexibilización de las medidas a partir del día 12 de abril.

En este sentido, y a tenor de los buenos datos de la evolución epidemiológica, con los datos más bajos de España, de los principales países de Europa y equiparándonos con los mejores datos de Japón y Corea de Sur, reclaman más margen y alargar el horario de actividad hasta el toque de queda.

Las pymes hosteleras aseguran que llevan más de un año arrastrando pérdidas de hasta más de 80.000 euros de media por establecimiento, lo que ha llevado a la desaparición de un 30% de las empresas del sector y que puede ser mayor en el próximo mes.

Por ello, piden, además, poner fecha la próxima semana para el seguimiento de la Mesa de Desescalada de la Hostelería y el Ocio con las organizaciones del sector, antes de próxima Comisión Interdepartamental del próximo 8 de abril.

 

Datos por provincias y destinos

La hostelería valenciana lleva un año encajando duros golpes y afronta su particular Vía Crucis en unos días claves para el sector, ya que gran parte de su facturación anual depende de la Semana Santa y el Puente de San Vicente.

 

hostelería, protesta, restaurantes
Una de las caravanas de protesta por la situación de la hostelería en Valencia.

Según datos del citado estudio de la CEOH, las previsiones de facturación a nivel de Comunidad Valenciana son de un 27,8% respecto a 2019, es decir, estiman una caída del 72,2%, y las reservas a día de hoy se sitúan en torno al 12% de la capacidad permitida de los establecimientos. Otro de los datos que arroja el barómetro es que un 20% de locales de hostelería no abrirán sus puertas esta Semana Santa con las actuales restricciones de horario y aforo.

Por provincias, los datos de Alicante están por debajo de la media, teniendo en cuenta el mayor peso del turismo nacional e internacional en sus destinos. Las previsiones de facturación son de un 25,9%, es decir un 74,1% menos que en 2019, dos puntos por debajo de la media autonómica, y las aperturas están 5 puntos por debajo; es decir, un 25,4% de establecimientos no abrirá.

En Castellón, el excursionismo y el turismo local favorecerán más la actividad hostelera, pero las cifras siguen siendo negativas, ya que un 11% no levantará las persianas estos días y los hosteleros estiman facturar un 28,7%, un 71,3% menos que en 2019.

En Valencia, la mayor densidad de población sostiene la actividad mejor que el resto de provincias, con una previsión de facturación del 29,9% y caída del 70,1% con respecto a 2019. Aun así, un 16.67% de locales no abrirán durante estos días.

Por tipología de destinos, las reservas en los establecimientos de zonas de playa ronda el 12%, las estimaciones de facturación son de un 65,85% menos que en 2019 ( 34,15%). En zonas rurales o pueblos de interior, prevén facturar un 35,6%, un 64,5% menos que en la campaña de hace dos años,y a día de hoy las reservas rondan el 14%. En las principales ciudades, los pronósticos en cuanto a facturación tampoco son nada halagüeños, con una caída del 76,36% (el 23,64%) y las reservas están entorno al 8%.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.