Reaprende a cocinar y comer en la Escuela de Cocina Macrobiótica

Volver a la comida de nuestros antepasados, recuperar los sabores, los productos autóctonos, de proximidad y de temporada y las recetas tradicionales es la base del comedor vegano del Instituto Macrobiótico de España, que acaba de abrir sus puertas en Ruzafa y detrás del cual está la experta en macrobiótica y yoga Patricia Restrepo.

Mucho tiempo ha pasado desde que, a inicios de los años 90, Patricia Restrepo empezará a impartir cenas macrobióticas en su propia casa en Benimaclet. Desde entonces ha regentado varios locales en un proceso de aprendizaje que la ha devuelto, de nuevo, a sus orígenes. Ella busca “recuperar la comida de verdad”, los cereales, las verduras, el arroz, y hace una crítica a esa tendencia vegetariana que “cae demasiado en hacer platos que se parezcan a la carne sin que se sepa muy bien qué hay detrás de ellos”.

Para recuperar esa esencia Restrepo tumba todo tipo de barreras y planta la cocina en el centro de su local. Aquí no hay mesas para dos, ni para cuatro, sino varias barras y un restaurante interior donde se ubican dos mesas largas y también unos fogones. Sí, porque no hay que olvidar que el fundamento de este espacio es su carácter de escuela y estudio de cocina. Por lo que también se imparten cursos de alimentación macrobiótica, pero más allá de ellos, se aprende cada día, cada vez que se entra por sus puertas. Por ejemplo, aquí podemos reaprender cuáles son los productos de temporada en cada momento algo que “desconocemos porque podemos encontrar de todo casi todo el tiempo”, reflexiona Restrepo. Ella confiesa que sus distribuidores son la asociación de agricultores locales de la Comunitat Valenciana, Punt de Sabor, quienes “trabajan y nos traen los productos que están recolectando en cada momento del año”. Pues, añade: “Nuestros antepasados no pensaron nunca en hacer una paella con judías verdes en diciembre porque no había”. Por ello reivindica volver a lo ecológico, a cocinar a fuego lento, respetando los tiempos de cocina.

Este comedor vegano del instituto Macrobiótico de España abre de lunes a viernes a mediodía y ofrece menús diarios a 11,50 euros (12,50 con postre). También da la posibilidad de comprar diez bonos, siendo el último de ellos gratuito. Pero también podemos pedir la comida a domicilio. Todo ello con el objetivo de “volver a conectar con los alimentos” porque “nos hemos desconectado de las cosas esenciales del ser humano”, concluye Restrepo.

Patricia Restrepo
Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.