Sin permisos, sin contratos de trabajo y sin médidas sanitarias. Así eran el restaurante y la quesería cerrados por la Polícia de la Generalitat

La Policía Adscrita a la Generalitat ha localizado, en Albalat dels Sorells, población de la provincia de Valencia, un restaurante asador ilegal abierto al público que carecía de todo tipo de permisos y licencias. Además, junto al local también se encontró una fábrica de quesos y una vaquería clandestinas que ejercían también actividad diaria.

Una imagen de la quesería ilegal incautada y en condiciones de extrema insalubridad. Foto: GVA

El lugar fue detectado por la Policía Adscrita y en colaboración con la Policía Local de Albalat dels Sorells y un equipo de Inspección de Seguridad Alimentaria de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública.

Un restaurante ilegal sin permisos y licencias y sin contratos de trabajo

El restaurante ilegal carecía de permisos y licencias que ya le habían sido denegados con anterioridad. Además, dado al carácter ilegal del bar, ninguna de las personas trabajadoras tenía contrato de trabajo.

Cuando los agentes entraron en el local, se encontraron dentro a 20 personas comiendo así que, además de la tramitación de las correspondientes actas y propuestas de sanción al propietario, se abrieron 17 actas por incumplimiento de las normas sanitarias anti Covid-19.

Sin médidas higiénico-sanitarias

Tras las actuaciones en el restaurante, la Policía Adscrita detectó la existencia, junto a este local, de una vaquería y una fábrica de quesos que resultaron ser clandestinas. En la fábrica, que carecía de cualquier medida higiénico-sanitaria, se elaboraba queso en unas condiciones extremas de insalubridad.

El lugar donde se pesaban los quesos ilegales. Foto: GVA

Los agentes inmovilizaron unos 21.000 kilos de queso y diversos productos lácteos. Asimismo, además de las actas y expediente correspondientes, se dio cuenta a la autoridad judicial por si hubieran incurrido en un presunto delito contra la salud pública.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.