Julia Martínez, Gerente Asociación Comercios Valencia Centro: “Esperamos que la ciudadanía se acuerde de que estamos ahí”

Julia Martínez. Gerente Asociación Comercios Valencia Centro

Uno de los sectores fundamentales en cualquier ciudad y barrio son sus pequeños comercios. Contribuyen no solo a su economía, generando puestos de trabajo y riqueza, sino también a crear y mantener una estructura social viva y dinámica. Comprar el pan, ir a la farmacia, adquirir productos de higiene personal, buscar un buen libro… son acciones cotidianas que, tal vez ahora, cuando no podemos llevarlas a cabo con normalidad, las valoramos más que nunca. Muchos de estos comercios, como tantos otros negocios, se han visto obligados a cerrar por el estado de alerta, otros siguen abierto y los hay que venden solo por Internet. Pero, a todos ellos, les está pasando factura ya esta situación y temen, sobre todo, las consecuencias a medio y largo plazo. Una de las asociaciones que aglutina al pequeño comercio en Valencia es la Asociación Comercios Valencia Centro. Su gerente, Julia Martínez, nos atiende en estos complicados momentos, cuando se encuentra, precisamente, tratando de gestionar y facilitar la información a sus asociados sobre las ayudas a las que pueden acogerse, los créditos que pueden solicitar…

¿Cómo está viviendo el pequeño comercio del centro de Valencia este estado de alerta?

Lo primero que hicimos fue cumplir con lo que se nos pedía. Era necesario cerrar y así estamos actuando. Aquellos que contaban con venta online, siguen vendiendo, algunos incluso han notado cierto repunte en esta parte, pero la mayor parte han tenido que llevar a cabo un Erte, sino de toda la plantilla de una parte de ella. Algunos están teletrabajando como pueden, pero hay mucho miedo.

¿Qué comercios han incrementado su venta online?

No es que haya crecido de una forma considerable, la verdad, pero entre los que lo ha hecho se encuentran aquellos que suministran productos de higiene, las farmacias o las tiendas de electrónica. Por ejemplo, se ha visto un incremento en la venta online en las farmacias de pañales para bebés y para personas mayores. En general, aquellos que ya disponían de venta online se están centrando más en ella y los que no se empiezan a plantear aplicarla.

¿Cuáles son las sensaciones generales en estos momentos?

La gente está muy asustada, viven de vender,  tienen que pagar las nóminas, a proveedores, impuestos… ha sido muy doloroso que no se perdonara el tema de autónomos, se podía perfectamente haber resuelto y no haber sacado la poca liquidez que tenían las empresas. A inicios de mes han tenido que pagar los seguros sociales, las cuotas y la nóminas. Los ertes no se han resuelto todavía. La primera ayuda que tendría que haber sido muy ágil no ha sido así, se ha actuado con improvisación y se van cambiando las condiciones continuamente. 

Una de las primeras ayudas ha sido la del ayuntamiento de Valencia. ¿Cómo la valora?

Algo es algo. Hubo problemas al principio porque la gente estaba ansiosa, se bloqueó la plataforma, pero se solucionó. Medio centenar de nuestros asociados ya ha presentado la solicitud. Al ser una asociación, trabajamos de forma estrecha con ello, hay muy buena comunicación y eso nos ha permitido ser ágiles y tenerlo todo preparado para presentar la documentación pronto. Ahora falta ver si la administración es ágil y puede responder pronto. Me sorprende que el alcalde anuncie un Erte en el ayuntamiento. Pensamos que si bien hay concejalías o puestos donde puede haber bajado el trabajo, en otros lugares se ha incrementado, como en este tipo de ayudas, y debería haber mayor agilidad entre el funcionariado para poder ayudar en servicios que estén colapsados. Aunque tus competencias sean X deberías poder ayudar en otros servicios necesitados. 

También se han anunciado créditos ICO.

Sí, pero los bancos no saben todavía con qué importe contarán. Las condiciones de los préstamos van cambiando. Además, los bancos están apretando y abusando con cuestiones como exigir seguros de vida de forma abusiva y esto no ayuda a salir del paso. En general, pensamos que se está confundiendo mucho porque se anuncian muchas ayudas, pero luego hasta que se conocen las condiciones o se abren los plazos pasa demasiado tiempo. Por ejemplo, las ayudas de la Generalitat Valenciana no sabemos ni a quién se van a destinar ni dónde presentarlas o qué papeles habrá que entregar.

Por otra parte, se nos propone aplazar las cuotas de autónomos, pero no se habla de bonificarlas. No sabemos en junio qué va a pasar y si se aplazan entonces tendremos que pagar el doble. Estamos seguros de que el consumo no se va a reactivar de la misma manera, habrá muchas medidas de control sanitario, la gente andará temerosa… nosotros somos conscientes de ello, pero no sabemos si lo son los que están tomando las decisiones lo son también. En general, vemos mucho humo.

Te lo llevamos a casa: Campaña para fomentar la venta online de los comercios del centro histórico de Valencia.

¿Se habla de recesión mayor incluso que la de 2008, cómo podremos superarla?

No es una situación comparable a la de entonces. Tenemos que ver cómo se va a reactivar el consumo, en qué sectores y de qué manera. Ahora se ha producido una paralización casi total de la economía. Habrá que ver qué sectores van a empezar a trabajar y cómo se va a comportar la economía y la ciudadanía.

¿Cree que la ciudadanía está concienciada en apoyar al pequeño comercio y tradicional?

Esperemos que esté concienciada y sea consciente de lo que nos jugamos en esto. Se van a producir cierres y no pocos, todo dependerá de cómo ellos sean responsables para que las calles sigan vivas. Las circunstancias no son muy halagüeñas. Les pediría que no compren online a las empresas internacionales, que lo hagan a las de aquí, que salgan al comercio físico cercano, siempre con normas de seguridad, las cuales vamos a cumplir a rajatabla. 

¿Qué medidas se plantean para mantener la visibilidad de sus comercios en estos tiempos?

Una de las primeras cosas que hicimos fue mandar una comunicación de todos los comercios que estaban abiertos o que contaban con venta online para que la gente lo supiera. Ponerlo en redes sociales, mandamos mensajes, hicimos un video para concienciar a la ciudadanía. Posteriormente, nos hemos centrado en informar al máximo a nuestros asociados, lograr que cuenten con información veraz y contrastada, evitando los bulos.

Ahora estamos ayudando a presentar expedientes, a informar sobre los préstamos, a recoger información, a hablar con gerentes de otras organizaciones empresariales, todo para que nuestros asociados cuenten con la mejor información posible para tomar sus decisiones. 

¿Y después?

No lo sabemos. Se irá viendo en función de cómo se permita la movilidad, primará la seguridad porque lo que no se quiere es que haya un repunte en otoño. Pero si todo sigue colapsado y cerrado se hunde el país. Habrá que tomar medidas equilibradas, pero sabemos que es muy complicado. Muchos comercios dependen también del turismo y también es una gran incógnita cómo se reactivará. Nos tenemos que va a ser un año muy duro. Con poco o nulo turismo, con restricciones de movilidad y aperturas, la respuesta de la ciudadanía será más importante que nunca. Ellos saben dónde están nuestras tiendas. Esperamos que sean conscientes de la importancia de apoyar el comercio pequeño y de no dárselo todo al grande.

¿Qué mensaje le mandarías a la ciudadanía?

Les pediría que se acuerden que estamos ahí, que la vida de la ciudad depende de su vida comercial, de la vida en sus calles. La ciudad somos todos y entre todos tenemos que apoyarnos. El pequeño comercio da vida, limpieza, aporta seguridad y genera mucho empleo. Las pymes comerciales son una parte fundamental del equilibrio social y económico de la ciudad.

Pueden seguir a la asociación de comercios del centro histórico en sus redes sociales

Instagram y Facebook: @comercioscentrovalencia

En su teléfono: 963 510 130

Mail: info@centrohistorico.com

web: http://www.shoppinginvalencia.com

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.