Pepe Martorell, Presidente de la Junta Mayor de la Semana Santa Marinera de Valencia

Pepe Martorell junto a la vicealcaldesa de Valencia, Sandra Gómez

Tras la cancelación obligada de las Fallas por el Covid-19, la otra gran festividad durante estas fechas que va a ser anulada es la Semana Santa, al menos en lo que a actos en la calle y en los templos se refiere. Sí, porque como nos indica el presidente de la Junta Mayor de la Semana Santa Marinera, Pepe Martorell, esta festividad, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, sigue muy viva, a pesar del confinamiento. Él nos explica cómo están viviendo las cofradías, los feligreses y la ciudadanía en general estos días tan especiales.

¿Cómo afrontan esta Semana Santa tan particular?

Cuando vimos la que se avecinaba tuvimos una reunión los presidentes y hermanos mayores de las cofradías y tomamos la decisión de anular todos los actos incluso antes de que el gobierno los prohibiera expresamente. Era un ejercicio de responsabilidad y lo asumimos. Pero el confinamiento y la respuesta ante el mismo nos está sorprendiendo. No pensábamos que se iba a afrontar esta Semana Santa con tanta emoción y mensajes de apoyo. A través de los móviles y las redes sociales comprobamos que la fiesta continúa muy viva en el Marítimo y que tiene mucha fuerza. 

Ya van dos años sin procesiones en el Marítimo…

Sí, el año pasado fue especialmente duro porque, debido a la meteorología, se suspendieron más procesiones que nunca, no salió ninguna a partir del Jueves Santo. Y ahora, por motivos diferentes, tampoco saldrá ninguna. Es complicado seguir dando visibilidad y difusión a una fiesta que durante dos años no ha estado en las calles.

¿Qué están haciendo para lograrlo?

Empezamos generando y difundiendo a través de los móviles y las redes sociales un audio cada día sobre temas de la Semana Santa, hablando de tradiciones, de artículos, cuentos… estamos reviviendo su historia, sus tradiciones. También hemos hecho algunos vídeos. Los curas de las cuatro iglesias envían audios con temas de la liturgia mientras que el prior envía un mensaje de la homilía de cada día.

Por otra parte, hemos pedido que se potencie la tradición que ha habido siempre de adornar balcones y ventanas con cobertores y doseles y la verdad es que la ciudadanía está respondiendo muy bien. Queremos demostrar a todo el mundo que la Semana Santa continúa viva y que aquellos que la llevamos en el corazón la echamos de menos. Es emocionante ver cómo en el Marítimo, aunque no salen las procesiones, se está viviendo la Semana Santa de otra forma, más íntima e incluso entrañable.

Una Semana Santa Marinera que está declarada  Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Efectivamente, muchas veces no somos conscientes de lo que tenemos en nuestra propia tierra. Esta es, posiblemente, la única Semana Santa del mundo que tiene el nombre de Marinera. Es todo un patrimonio. En ella recordamos los cuentos antiguos, las costumbres y el ambiente marinero tradicional de estos barrios. Refleja la fe de los marineros y sus familias. El hecho de llevar el cristo a hombros, de que las imágenes estén en las casas… tiene reminiscencias marineras, es una forma de estar cerca de la fe. Por otra parte, la trilogía del Nazareno, el Cristo y la Dolorosa tiene una gran relación con el mar. Las dolorosas, por ejemplo, representan la agonía de las mujeres que tras un temporal esperan, en la orilla del mar, que los marineros regresen. Todo tiene su relación, incluso se aprecia en la gastronomía tradicional en estas fechas. Unos platos típicos que estoy seguro que la gente seguirá elaborando, también este año, en sus casas. 

“Llevamos dos años sin Semana Santa Marinera, pero sigue muy viva y se vive con pasión”

¿Han planteado alguna iniciativa alternativa más?

Mostrar los platos que se elaboren en las redes sociales, así como los doseles y cobertores en los balcones y ventanas sería una buena opción, aunque a veces no nos atrevimos a pedir a la ciudadanía que haga más de lo que ya está haciendo. Durante estas fechas han salido iniciativas muy interesantes y positivas como la de aplaudir a las ocho de la tarde. Este tiene que ser, cada día, un aplauso muy fuerte por todas las personas que están ahí fuera arriesgando sus vidas. Seguiremos con los audios. Teníamos pensado realizar este año el primer ciclo de música religiosa, pero estamos contribuyendo a difundirla mediante audios. Tratamos, en general, de mantener el fuego sagrado. De mirar hacia el futuro y penar en qué hacer después también. Contribuir a aumentar la visibilidad de la Semana Santa Marinera, no solo en el Marítimo sino en toda la población.

¿Se plantean realizar las procesiones en otra fecha?

No, esta es una fiesta que se corresponde con un calendario litúrgico y es algo que ya pasará al año siguiente. Tal vez se pueda hacer algún acto puntual o simbólico, pero poco más. 

¿Pedirán ayudas extraordinarias?

En este tema todavía no nos hemos puesto a fondo. Cuando pase la Semana Santa y también el confinamiento lo valoraremos.

¿Qué podemos aprender de todo esto?

Pediría que aprendiéramos de esto para prevenir futuras pandemias, espero que tarden muchos años en venir, pero no sería muy extraño que viniera otra pronto. Somos un pueblo mediterráneo, eso supone estar en la calle, la convivencia… pero a veces también genera sensación de superficialidad. Ahora, al estar más tiempo en casa, te das cuenta que hay lazos muy arraigados. Yo siempre he sido crítico con los móviles, pero ahora están ayudando mucho. Antes en una casa vivíamos tres generaciones, ahora suele haber solo una o dos. Y en estos tiempos nos estamos dando cuenta de la importancia de la familia y de los mayores, como un apoyo fundamental de la sociedad. Se ve, en general, la importancia de las relaciones humanas y sociales. 

¿Qué mensaje le mandaría a los cofrades, feligreses y a la ciudadanía?

Les diría que La Semana Santa Marinera, en un ejercicio de responsabilidad y como no podía ser de otra manera, se anuló, pero esto no es un impedimento para que el Marítimo anuncie a toda la ciudad que la Semana Santa Marinera está viva y que el año que viene, si dios quiere, lo podremos mostrar de una manera física o plástica. Desde tiempos inmemoriales se está celebrando y seguirá siendo así. Les pediría que continúen escuchando nuestros audios, que cuelguen las sábanas en los balcones. Estos son también tiempos de recuerdo para los que ya no están y para rememorar los momentos que hemos pasado juntos. Y, sobre todo, que a las ocho salgan a aplaudir por todos los que están trabajando ahí fuera.

Una de las procesiones de la Semana Santa Marinera que este año no se llevarán a cabo

Más información sobre la Semana Santa Marinera de Valencia

Facebook y Twitter: @jmssv

Instragram: jmsemanasantamarinera

www.semanasantamarinera.org

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.